Barra de vídeo 1

Loading...

viernes, 11 de junio de 2010

La economia mundial, 2010

En el último tramo del segundo trimestre de 2010, el mundo crece a buen ritmo, aunque aumenta la aversión al riesgo. Son los países emergentes quienes en los últimos doce meses hacen que la economía mundial avance. China, India y Brasil lucen exultantes, EE.UU. y Japón acompañan la performance. La economía internacional crece a una velocidad anualizada de 3.5% desde el segundo trimestre de 2009, duplicada por los países emergentes que lo hacen a un ritmo de crecimiento de 7.5%. También el comercio mundial crece a una tasa de 12% interanual. China en el primer trimestre creció alrededor de 13% anualizado. El dinamismo de la demanda interna es la novedad del nuevo milagro chino.

En los EE.UU., la recuperación está en marcha, mejoran la producción industrial, las ventas minoristas, la confianza del consumidor, la venta de viviendas, las órdenes de compra de bienes durables, y los analistas revisaron al alza sus proyecciones para el segundo y tercer trimestre.
He visto informes de bancos de inversión que esperan un ritmo de crecimiento trimestral anualizado de 4% para el segundo y tercer trimestre, tras la suba de 3% en el primer trimestre de 2010.
Así las cosas, EE.UU. tendría un crecimiento del orden de 3/3.5% en 2010, traccionado por el consumo (70% del PBI)

“El Comité de regocijo y buenas noticias del pueblo de Springfield”, funciona muy bien en los EE. UU., pero yo tengo serias dudas acerca de una elaborada y falsa sensación que todo lo que se ha hecho esta rindiendo sus frutos y ya se esta saliendo.
Japón crece a un ritmo anualizado de 3.2% y podría cerrar el año con un crecimiento en torno a 3.3% impulsado por sus exportaciones netas, básicamente en la zona de Asia, luego de caer 0.7% en 2008 y 5.2% en 2009. Pero Japón tiene una deuda pública de alrededor del 200% de su PIB, la peor proporción de los países industrializados. Para cubrir su presupuesto 2009-2010 tuvo que emitir obligaciones por un monto superior al de sus ingresos fiscales, por primera vez desde 1946, no obstante la mayor parte de sus acreedores son bancos, empresas y particulares japoneses, lo que en parte disminuye el riesgo país.
La OECD (Organisation for Economic Co-operation and Development) reviso sus proyecciones de crecimiento del año 2010 para el conjunto de países desarrollados y, del 1.9% que predecía en Noviembre de 2009 paso a 2.5%. Es curioso, pero no sólo subió las proyecciones de crecimiento de EE.UU. y Japón, sino también aumento las proyecciones de crecimiento de la Eurozona de 0.9% a 1.2%.
De todos modos, ha aumentado de manera significativa la aversión al riesgo y se ha intensificado la volatilidad financiera en las últimas semanas. El indicador que mide la volatilidad de los Mercados (VIX), se disparó por la crisis griega superando los 30 puntos.
El aviso del Gobierno de Hungría, acerca que su economía está "muy grave" y que el anterior gobierno "mintió" (como Grecia) sobre sus estadísticas, avivo el fuego de los temores de una crisis de deuda en Europa, y ha hecho caer a la Bolsa española a los niveles de Mayo de 2009. La alarma ha vuelto a la bolsa de Madrid que bajo de 9.000 puntos por primera vez desde Abril de 2009. Y, aunque Hungría no forma parte de la Eurozona, y apenas representa el 0,8% del PBI de la UE, o Japón le deba casi todo a los bancos, empresas y particulares suyos; la hipersensibilidad de los mercados hace que cada mala noticia sea recibida con reacciones más y más peligrosas.

No hay comentarios: