Barra de vídeo 1

Loading...

martes, 22 de junio de 2010

Boca Juniors y Argentina

El canje de los bonos se acerca al 70% de adhesión, aseguraron mis amigos-argentinos boquenses-, que me llamaron para regocijarnos juntos con el golazo de Martin Palermo. El ultimo sortilegio de los agoreros decia que la oferta a los bonistas por el default no alcanzaría ni siquiera al 60% de adhesión que se planteaba el Ministerio de Economía. El total de títulos ingresados al canje es de alrededor de 12.700 millones de dólares, lo que representa a ojo 70% del total. Obviamente, como en cualquier acuerdo de acreedores, la mayoría de ellos se presenta a la oferta sobre la fecha limite del cierre. Los bonos argentinos ganaron 10% en 2 semanas y, ya preanunciaban un final feliz, aun en medio de la crisis de la deuda de Europa.
Los “pesimistas full time” prevenían a los temerosos, acerca de la posibilidad de una extensión del cierre del canje, como consecuencia del rotundo fracaso; aunque ahora, con casi 70% del tramite consolidado, un regodeo retorcido de los “mala honda” se desvanece. Me refiero a la alegría que pude percibir, por las posibilidades de un eventual fracaso. Lo que sí se dispondrá seguramente, es dar mayores plazos a los pequeños bonistas rezagados que pueden quedarse afuera por distintas razones. Tal vez haya unos pocos días más, no seria mala idea extender el plazo, en medio del exito.
Junto a esta buena noticia, recuerde que el BCRA hace solo 2 semanas lanzó una línea de redescuentos por $10,000 millones para fomentar el crédito al sector productivo. Sin duda, se van creando las condiciones para retomar el rumbo al financiamiento de la actividad productiva.
Como Mercedes Marcó del Pont constituye un “horror” para quienes festejaron la Reforma Financiera de 1977, se habian lanzado rumores hacia la city porteña donde aparentemente Marcó del Pont podría ser reemplazada, afirmando que la Presidente del BCRA no estaría dispuesta a convalidar la “brutal emisión monetaria” que sería necesaria para financiar al fisco en el segundo semestre del año. En ese contexto maldiciente, el BCRA tuvo que salir a vender divisas, pese a que el mes de Mayo fue un mes récord en términos de ventas de toneladas de granos al exterior. Esto era descabellado, pero si existía alguna posibilidad cierta, luego de un canje exitoso, habrá que buscar nuevas herejías económicas para desanimar a los mercados.
En el plano fiscal, el gobierno planea subir sueldos públicos, aumentar la asignación universal por hijo, y las asignaciones familiares. A su vez, la obra pública podría cobrar mayor impulso, al igual que las transferencias a provincias, que a principios de año, en medio de las negociaciones para reestructurar la deuda provincial, fueron muy moderadas.
Examinando los aumentos de gasto que están en estudio, el segundo semestre podría mostrar un aumento del gasto consistente con el aumento de la recaudación verificada en Mayo (44%), y proyectada para los meses siguientes.
Antes del canje, se estimaba que la emisión del segundo semestre iba a ser mayor, mientras que en el primero prácticamente no hubo que emitir para asistir al Tesoro. En lo que va del año, a tal fin, se emitió muy poco, algo menos de 2.000 millones de pesos.
El gobierno corrió el riesgo de que se acentuaran las presiones inflacionarias, pero estaba claro que no le temía excesivamente a ese peligro, porque su principal objetivo apunta siempre a mantener la producción y el empleo.
Si el mercado cambiario ahora está relajado por la enorme oferta de divisas, y el BCRA compra dólares en cantidad; en los próximos días podría acrecentarse el volumen acumulado.
La tasa de inflación, -según la opinión del consenso de economistas privados mas refractarios al modelo-, en el segundo trimestre resulta bastante inferior a la del primer trimestre.
Es alentador ver, que con vistas a una transición política de 17 meses, la oferta de divisas se mantenga superior a la demanda. El tipo de cambio que está estable y sin tensiones, viene logrando financiar el fuerte salto importador, y aun pudo proporcionar billetes para quienes venían realizando una dolarización de portafolios del orden de los u$s 1.000 millones mensuales, que seguramente ha de detenerse.
Contra todo lo dicho acerca del peligro que corrían las reservas, no se ha tocado el stock de las reservas del BCRA, aun sin haberse resuelto el canje de bonos.
Ahora sumando la primera oferta del canje 2005, la Argentina ha reestructurado más del 90% de la deuda caída en default en el 2001. Si a estas noticias le sumamos que Argentina le gano a Grecia con un gol de Martin y clasificamos para los octavos de final, los "padres economistas argentinos y boquenses", tenemos motivos mas que suficientes para festejar.

No hay comentarios: