Barra de vídeo 1

Loading...

miércoles, 23 de junio de 2010

Milton Friedman, sus alumnos

La inflación, los elevados impuestos, la ineficiencia patente, la burocracia, y la regulación excesiva se derivan de un estado macrocéfalo. Esa cantinela "miltonmaniaca" ha hecho que los mercados vivan un estado permanente de desconfianza por las cuentas fiscales de los paises emergentes, que hoy por la bienandanza de una recaudación que ha crecido de un modo fenomenal, disminuye. Los mayores ingresos despejan el horizonte y aportan estabilidad, mejorando la alternativa 100 de emisión monetaria. En la contabilidad oficial (la única representativa), se exhibe un superávit auxiliado por las utilidades transferidas por el BCRA y las rentas de la Anses por tenencia de títulos públicos, en una economía que muchos desconocen, por tantos años de conceptos exclusivamente monetaristas. En Mayo, la recaudación alcanzó $ 39.454 millones de pesos, 44% más que en igual mes de 2009, unos $ 12.000 millones mas de ingresos fiscales. Esta es la razón del “trade off” que comenzó meses atrás con una fuerte aceleración del gasto, con el objeto de dinamizar la demanda agregada. Todo dentro de lo esperado por el gobierno, no así por los consultores privados que por varios meses estuvieron encendiendo luces rojas en cuanto tablero se presentara. La causa obvia de la aceleración del gasto público, era la expectativa proyectada por los balances de las empresas, y su consecuencia sobre el impuesto a las ganancias, que registró una suba de 76% anual. A las empresas les va muy bien, en general. Los ingresos ligados al nivel de actividad y al empleo también están subiendo por encima del PBI nominal, además como sucede en todas las recuperaciones, todo esto era previsible. Los ingresos ligados al comercio exterior están creciendo al ritmo de los volúmenes comerciados que son mucho mas altos que en 2009, ayudados por los precios internacionales y las correcciones del tipo de cambio. La explicación de los errores de pronostico de las consultoras privadas acerca del aumento de la recaudación, se justifican a través de una aparente sorpresiva explosión del impuesto a las ganancias que tendría que ver con que las empresas pagaron menos anticipos a lo largo del año pasado previendo que iban a obtener menores ganancias en 2009 que las que finalmente tuvieron. Poco serio, los anticipos se pagan en función de la ganancia del año anterior (que fue muy bueno) El monto de ingresos adicionales por el salto de ganancias fue de $ 5.000 millones en Mayo, y de este modo todos corrigen sus pronósticos de ingresos de más bajo a más alto en la recaudación del resto del año. Calculamos un error de estimación del total de ingresos por parte del conjunto de las consultoras friedmaniacas para el año 2010, que podría oscilar entre $ 16.000 y $ 18.000 millones de pesos.
En conclusión, la recaudación demuestra que nunca existió la posibilidad que en el segundo trimestre estallara un supuesto agujero negro fiscal y una emisión monetaria descontrolada, todas estas cuestiones, más que conjeturas han constituido falacias. La recaudación prevista por el gobierno hará que la dependencia del BCRA sea menos importante, aunque debo reconocer, que los vencimientos de 2011 son más elevados que en 2010. A lo mejor volvemos a escuchar el cuarto pronóstico de default abortado.

No hay comentarios: