Barra de vídeo 1

Loading...

domingo, 27 de junio de 2010

Enseñanzas de la crisis

Antes del default, el FMI despilfarro miles de millones de dólares con Machinea y Cavallo, y no logro salvar la economía argentina.
El paquete de 750 mil millones de Euros que anuncio el Comité Europeo para el rescate, corre serios riesgos de ser infructuosamente invertido.
Los economistas argentinos ortodoxos argumentaron en 2001 que el FMI fue demasiado indulgente, decían que era una especie de “Caritas” de Argentina. Los heterodoxos creen que el FMI fue demasiado severo y que su visión para arribar a las soluciones fue siempre estrafalaria. Recuerdo que ambos enfoques coincidían-en privado-, en reconocer que en la Argentina había un gasto exagerado; para unos era un “gasto derrochador”, para otros era lisa y llanamente un “gasto corrupto”
Será importante estudiar la experiencia Argentina-entre 2000 y 2001-para recoger las lecciones, en un mundo que se viene pareciendo demasiado al que nosotros vivimos domésticamente.
El FMI no desalentó el sistema de Convertibilidad, ni tampoco la Eurozona, mas bien hubo guiños y elogios. Mas tarde (2001) sus funcionarios no lucirían tan entusiastas, cuando le soltaron la mano a Cavallo, porque veían llegar el desarrollo de los acontecimientos.
Parangonando ambos casos, Argentina y los PIIGS son los damnificados de la permisividad del FMI, adjudicada a errores de cálculo o engaño de los gobiernos a sus funcionarios.
Que esperanza!
En Argentina,-antes que los majestuosos bancos forasteros se negaran a responder por los depósitos-, recuerdo como se celebraba que la mayoría del sistema financiero fuera extranjero. En Europa fueron más cuidadosos con los bancos, aunque no tanto con los prestamos “intra zona”, fondos de inversión y títulos “extra zona”, que compraron como consecuencia de la internacionalización financiera. Aquel noventista aparentemente mas estable sistema bancario argentino, no le prestaba a la PYMES locales, el sistema europeo en cambio, invertía demasiado en titulizaciones de hipotecas estadounidenses y deuda de países europeos periféricos que se iban integrando a la zona, creando burbujas de todo tipo. Recuerdo una empresa que construia casas exoticas en las montanias de Bulgaria a la vera de corrientes de rios naturales (en 2007).
Luego de la crisis de Asia y el default ruso, se vino el cimbronazo para Argentina.
El valor del dólar en el mundo, al igual que ahora, se incremento fuertemente; los salarios y los precios cayeron en Argentina, pero no lo suficiente para permitir que compitiera en forma efectiva. Luego de la recesión que comenzó el tercer trimestre de 1998 y no se detuvo, completámos el cocktail del desastre-de Marzo a Noviembre de 2001-con los depósitos en caída libre hasta "el corralito"
El FMI,-al igual que en estos días en España-, apoyo una política fiscal contractiva, cometiendo el mismo error que ya había cometido en Asia, con las previsibles y desastrosas consecuencias que vendrían. Cualquier economista puede asegurar que las políticas contractivas alientan la recesión y que al final, los objetivos presupuestarios no se logran. Rara vez se recupera la confianza cuando una economía cae en recesión y el desempleo es de dos dígitos.
Quizá Suharto, Pinochet o Videla podrían acallar los disturbios sociales y políticos, pero en la democracia Argentina no se pudo hacer, y previsiblemente en Europa tampoco se podrá.

De todo lo anterior resumo 7 conclusiones/recomendaciones que serán claves para el acontecer de Europa:

1. Si Grecia en 2009 mintió su déficit-10 puntos del PBI-, es que hace rato que lo viene haciendo, en alguna medida; por lo cual ya hace tiempo debería haber salido del Euro, por voluntad propia, o por incumplimiento del acuerdo fiscal comunitario.
2. Debemos entender que la globalización expone a los sistemas monetarios locales a enormes sacudones, y los ajustes del tipo de cambio son una parte "del todo" lo que puede detonar colapsos.
3. Para ignorar los contextos sociales y políticos, habrá que asumir que tendrán otros muertos, como ya los hubo en Grecia. El desempleo no funciona como variable de ajuste en democracia.
4. Enfocarse solamente en la inflación, sin atender el desempleo y el crecimiento es cruel, o ridículamente inconsciente.
5. Raramente se restablece la confianza con políticas recesivas.
6. Tras haber reconocido sus errores del pasado, el FMI vuelve a ser copartícipe del Comité Europeo en la recomendación de políticas contractivas.
7. Hacen falta métodos perfectamente audaces para salir de la crisis de la deuda europea, y la restructuración de las mismas no es una opción, sino un “must”.
La crisis Argentina le debería haber aprovechado para aprender a los economistas y las burocracias que vuelven a insistir con las recetas equivocadas. Las mismas politicas que fueron responsables del colapso 2001, en aquel Diciembre sangriento, que ademas; constituye hasta el día de hoy, el default mas grande la historia mundial.

No hay comentarios: