Loading...

Barra de vídeo 1

Loading...

Barra de vídeo 3

Loading...

lunes, 23 de febrero de 2015

Anecdota de José Luis Sampedro

No se porque lo relacione con algunas cuestiones que hacen al acontecer nacional, pero no se pierdan esta divertida anécdota que comentó Rafael Martíñez Cortiña en la Universidad Complutense de Madrid, en el marco de unas jornadas en torno a José Luis Sampedro. En esta cita de su conferencia:
 
"Hay una anécdota que a mí me gusta recordar, la leí en el libro de Gloria Palacios, José Luis Sampedro: la escritura necesaria, una anécdota que pertenece a los años 50, cuando José Luis Sampedro viajaba por los pueblos próximos al río Tajo para buscar datos para su novela "El río que nos lleva". Duerme una noche en una posada, a la mañana siguiente quiere lavarse y hacer sus necesidades, y le pregunta a la señora que dónde puede hacer sus necesidades.
 
La señora le dice algo que él ya presumía por la España de la época: tenía que ir al corral a buscar fuera, en un patio, dónde hacer sus necesidades. Pero, además, la señora le dice: “Allí tiene usted papel y sable”, y eso verdaderamente le sorprendió. ¿Para qué servía el sable? Se lo pregunta a la señora y la señora contesta:
 
 “Es que tenemos un cerdo que acomete”; por eso".
 
Mientras el viajero estaba haciendo sus necesidades, tenía que defenderse del cerdo que acometía con un sable...

sábado, 14 de febrero de 2015

CHINA reemplaza al FMI, la banca privada y las grandes corporaciones en Latinoamerica


¡“No debemos actuar como mujeres con los pies atados! Si queremos que el socialismo derrote al capitalismo, no debemos dudar en aprovechar los logros de todas las culturas. Debemos aprender de todos los países, también de los países capitalistas desarrollados”. (Deng Xiaoping, 1992)

La estrategia financiera de China, ha sido funcional para la Argentina, nos ha ayudado a estabilizar las reservas, el tipo de cambio y la brecha con el “dólar blue”. Cuando en julio se negoció el swap con China por 11.000 millones de dólares, el escepticismo permanente de una buena parte del elenco estable de “pesimistas full time”, no daba credito, a su entrada en vigencia. En el cuarto trimestre de 2014, con alrededor de 2.300 millones de dólares, aquella noticia se convirtió en realidad. Aquella especulación “a la baja de divisas”, proyectaba un final para 2014, con reservas internacionales brutas por debajo de los 25 mil millones de dólares, cuando en realidad, luego de tres años de caída consecutiva, al final los saldos terminaron creciendo.
Como dejaba entrever Deng Xiaoping (1992),  el pensaba que en algún momento, la globalización se les facilitaría un trabajo con el propio enfoque capitalista, en términos de inversión y financiamiento. Lo cierto es que acabamos de asistir no solo a un swap de monedas o "asiento contable", también se aprobaron proyectos de inversión en infraestructura con financiamiento incorporado por el gobierno chino entre los que se encuentra 4.700 millones de dólares para la construcción de dos represas hidroeléctricas y contratos por 21.000 millones de dólares de obra pública.
China y el mundo entero ha comenzado hace un tiempo, no solo a reemplazar al dólar en las transacciones internacionales, sino que China viene a disputarle la asistencia financiera en los países de la región, abordando el espacio que preliminarmente ocupaban los organismos multilaterales de crédito (Banco Mundial, FMI). Sobre llovido, mojado; hoy sucede con el viento de cola de EE.UU. que viene revaluando el dólar frente a otras monedas. Desde 2005 a 2013 la región recibió casi 100 mil millones de dólares en créditos procedentes de China, alrededor de 60% del financiamiento otorgado por el Banco Mundial mas el BID, en el mismo periodo.
Actualmente, las reservas internacionales de China alcanzan los 4.3 billones de dólares, lo que revela una capacidad prestable preeminente. Ya vemos claramente como la relación entre China y Argentina no se circunscribe a una solicitud de cooperación financiera desesperada-como se dijo por allí-, sino a una estrategia económica capitalista de ambos países que apuntan al largo plazo. -¿Con quien le conviene mas hacer estos negocios a la Argentina? – ¿Con el circuito anterior del FMI, la banca privada occidental, las grandes corporaciones, o con China? - Pues entonces, pensemos en crecer sin restricciones externas, pagando menos costo financiero y alargando la “maturity[1]”, por un lado y, que los chinos aumenten su “market share[2]” por el otro.
Leyó bien “capitalistas argentinos y chinos”. Tengamos presente aquella  célebre respuesta que le dio Deng Xiaoping a una periodista que lo interpelaba sobre si las reformas en China no deformaban la Revolución Cultural impulsada por el autor del Libro Rojo (Mao); la respuesta fue: "No importa que el gato sea blanco o negro; mientras pueda cazar ratones, es un buen gato”. 
Recuerde que en la última reunión de la CELAC, (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), el presidente chino afirmó que en la próxima década las inversiones destinadas a la región alcanzarían los 250.000 millones de dólares y el comercio exterior alcanzaría 500.000 millones de dólares anuales (+100% de crecimiento). Tenga en cuenta que los convenios entre China y la Argentina son mucho mas flexibles que los entablados otrora con el FMI, que las inversiones chinas vienen acompañadas con transferencia de tecnología, aumento en el comercio bilateral, y desarrollo de proyectos de infraestructura. Compárela ahora con préstamos a cambio de privatizaciones, austeridad, condicionalidades, y auditorias de Anoop Singh para los desembolsos, mas tasa de interés mucho más altas.
En suma, el progresivo entrelazamiento entre China y Argentina-como con muchos otros países de la región y del mundo-, estaba previsto por China, por lo menos explícitamente hace 23 años. El tiempo ha llegado, el cambio de los actores ya es un hecho, a pesar de los nostálgicos.



[1] Vencimiento de la deuda (con el objeto de obtener promedios mas largos)
[2] Participación en el Mercado (con el objeto de tomar una porción mayor de los mercados)

viernes, 30 de enero de 2015

Economia condicionada por el contexto externo

..."Habermas insiste en que la propuesta kantiana de una federación de Estados hoy en día no sólo no es porque los Estados “no quieran”, sino porque afortunadamente la república mundial no sólo no es posible, sino tampoco es necesaria, ya que una constitucionalización del derecho de gentes no requiere de un déspota mundial, que además es peligroso..." (DIVERSIDAD POLITICA, Pag.21, Susana Villavicencio, coordinadora, CLACSO). 


El contexto económico internacional luce más negativo que hace un año, a comienzos de 2014. Seguramente el contenido de las políticas va a cargar la influencia del contexto externo de 2015; con el agravante de Grecia iniciando el año en amenaza de interrupción de pagos, tal vez sea este el año más virulento para el mundo post 2008, y uno de los periodos más complejos que le toca enfrentar a la Argentina, que además tiene elecciones nacionales.
- ¿Podría llegar a parecerse 2015 a 2009? - No lo sabemos, nadie puede afirmarlo con certeza, 2009 cargaba con “el semestre trágico” encima (así se denomino el periodo comprendido entre el 4to.trimestre de 2008 y el primer trimestre de 2009)
Es posible que el crecimiento mundial vuelva a ser escaso, y tal vez sea mas bajo que en 2014, dado que la locomotora China se desaceleró y probablemente crezca en torno a 6.8% este año-según el consenso de pronosticadores: entidades internacionales publicas y privadas(recuerde que China llego a crecer 13% anualizado solo unos años atrás y en promedio no bajaba de 10/11%), con una caída semejante la próxima tasa de crecimiento seria entonces la más baja en más de una década.
Para el mundo y Europa, Grecia abre un interrogante que puede resultar “descarrilamiento de tren en cámara lenta”. Japón se la pasa dando estímulos a la demanda agregada, pero no logra salir de su situación de estancamiento, luego de un breve veranito que le diera la “Abenomics” (políticas expansivas que implementara el primer ministro japonés, Shinzō Abe).
Latinoamérica proyecta tasas de crecimiento bajas, creciendo como en 2014, mientras Brasil -nuestro gran socio- apunta a otro año de estancamiento, o tal vez recesión.
Las perspectivas de suba de la tasa de interés en EE.UU. y el relativo oxigeno del espoleado crecimiento de la economía norteamericana, hizo que el dólar se fortaleciera frente al “euro” (sumado al riesgo Grecia) y la mayoría de las monedas de los países emergentes, corroyendo el poder de compra en dólares de nuestros principales socios comerciales.
Los precios de las commodities cayeron fuerte y tal vez sigan estabilizados en estos niveles bajos durante 2015, pero no lo sabemos científicamente. Usted estará al corriente, en solo unos meses “la mano invisible del mercado” redujo el precio del petróleo a menos de la mitad de su cotización. Paradójicamente, el menor precio del crudo es un insólito favor que nos hace este acoplamiento planetario.
Hoy resulta que haberse convertido en importador de combustibles y gas, viene a compensar en gran parte la caída de los precios de la soja.
Empezamos 2015 con dólar fuerte en el mundo, menores precios para las commodities, Brasil en recesión, China desacelerada, Japón estancado, Europa devaluada y con riesgo de “tragedia griega”.
De esta manera, aunque los colegas no quieran hablar del “contexto económico internacional”, tenemos que decir que Argentina no es inmune a un shock exógeno negativo que podría profundizar y limitar el desarrollo de la macroeconomía en 2015, haciendo ineludible abordar el debate de una situación que se negaba unos meses atrás.