Barra de vídeo 1

Loading...

martes, 20 de septiembre de 2016

Macri, Malvinas, Naciones Unidas, Gran Bretaña

   
Por supuesto que hablar en público es imprescindible para un ejecutivo, pero ese no es el tema. Hay una diferencia entre la lengua o “language” (el lenguaje adecuado) y el habla o “speech” (lo que podemos producir al hablar)...veamos: "En el almuerzo nos cruzamos con la primer ministro británica. Le dije que estoy listo para comenzar un dialogo abierto, que incluya por supuesto el tema de la soberanía"."Ella dijo que si, que habría que empezar a dialogar. Estas cosas llevarán años pero es importante que comencemos. Ella se acercó a saludar a mi mesa. Estaba en la mesa de al lado",  Macri 
FUENTE: AMBITO FINANCIERO 21 se septiembre de 2016

lunes, 12 de septiembre de 2016

ALERTA: “MINI DAVOS” DEL SUB DESARROLLO


En la Argentina nos damos todos los gustos, hacemos el “Mini- Davos” -aludiendo al Foro que se realiza en Suiza, pero es una “fiestita” de “los nenes ricos”-, que proponen desesperadamente se les de auxilio con inversiones extranjeras en la Argentina, ya que esta sigue sin dar señales ni indicios de llegada. No existe la confianza, enorme déficit fiscal, caída de las exportaciones de 8% en julio, la incertidumbre que generan las movilizaciones masivas y parciales permanentes tiran por la borda cualquier intento por demostrar que somos Australia. Como si fuera un favor, JP Morgan que concurre al acontecimiento “Davitos”, se animará a dejar de calificarnos como mercado de “frontera”, para deslizarnos al grado de “emergente” (escala eufemística de los países no desarrollados). El actual competidor de Moreno y Walt Disney, presentara allí la inflación de agosto cercana a 0%. Otra vez empezamos a desnaturalizar cifras (que ya vienen siendo sospechosas desde que volvieron a publicarse) a JP Morgan y compañía. Mientras tanto la caída de la producción industrial de julio llega al 7.2% bien medida, y la del consumo de agosto, se desploma 8%. El recurso dialéctico “Duranbarbistico” es siempre prometer felicidad hacia adelante, la novedad creativa ahora es: “brotes verdes”, en realidad son datos rebuscados que anticipan una inminente reactivación del consumo y el empleo, altamente improbable.
Casi todo el sindicalismo argentino y los movimientos sociales comenzarán sus planes de lucha, con marchas contra los aumentos. No faltaran presentaciones judiciales para invalidar las audiencias de incremento de tarifas. Eso de, si las audiencias son o no son vinculantes, obligatorias para el gobierno,  es lo de menos; lo cierto es que tienen el poder para limitarlo en su aspiración de hacer lo que se le da la gana. Cada vez menos, Macri puede hacer “caprichito” y, sus ejecutivos mal educados se matan y acusan de cosas terribles, sin que aun haya entrado Carrió a la cancha. Paulatinamente el gobierno comienza a perder el control de la situación en la Argentina, el fracaso internacional de Macri se mide por la carencia de respaldo de la comunidad de negocios, que ni a través del blanqueo supera al “marxista de Kicillof”, en el primer mes. La protesta social es creciente, la calle comienza a marcar el pulso, y aunque la inflación haya descendido, a un individuo que perdió el trabajo o esta suspendido le importa “un pepino”.
Las concesiones que Cambiemos se verá obligado a hacer con los “peronistas amigables”, serán crecientes porque todos ellos pasan facturas con pendiente ascendente. “Mas me necesitas, mas me tienes que dar”.

Para Macri evitar el paro que se viene es imprescindible, a la luz de lo que sucediera con la caída de la imagen de Raúl Alfonsín y Fernando De la Rúa, pero la CGT unificada ya selló un acuerdo con los movimientos sociales, para coordinar acciones (Movimientos Barrios en Pie, Libres del Sur, Corriente Combativa Clasista, Movimiento Evita, CTEP cercana al corazón del Papa Francisco). La CTA ya ratifico que pedirá a la CGT realice un paro general no más allá de octubre, puede que el 23 de septiembre el Comité Central Confederal de la CGT convoque a un paro general, caso contrario perderá la posibilidad de participar en la lucha de quienes sostienen sus liderazgos. Los líderes sin las bases no existen, algunos lo saben y se corrieron a un costado. A los sectores pseudo peronistas les piden “tirarla para adelante”,  que traten de proponer convocar el paro sin ponerle fecha ni reabrir las paritarias. Algunos dirigentes podrían alinearse a ese pedido porque ya “hicieron caja” y ya no tienen nada que perder, no representan a sus afiliados, yacen pretéritos y traspasados a la vista de cualquier distraído. Yasky refiriéndose al paro general hablo de “tiempo de descuento”. Sin el apoyo popular que tenia Alfonsín, mas parecido a De la Rua, aunque mucho menos político, la cuenta regresiva para Macri ya comenzó.

viernes, 12 de agosto de 2016

A los Jubilados quita, al especulador 34% en dolares

El populismo de derecha pone de relieve tanto los problemas de funcionamiento democrático como los de índole económica. Nada bueno procede de la espontaneidad popular que responde al canto de la sirena, al final la gente quiere proseguir con su bienestar y mejorar su realidad. Lamentablemente, una vez que comienza un enfoque político y económico con las actuales características, es muy difícil dejar de retroceder. Otra vez el recurso dialéctico: “estamos mal, pero vamos bien”. La periodista que lo entrevista le dice que hay 1.5 millones de pobres nuevos, el presidente evade la respuesta y dice que vamos a salir adelante, le repregunta: -¿Cómo va a hacer?- Y, esta bien, porque un ingeniero o un economista tiene que hablar con fundamento y respaldar con evidencias empíricas.
Sin una muestra no se puede calcular la esperanza matemática, ni el promedio, ni el desvío estándar, ingeniero. Y, como la única muestra que tengo es la actual o del pasado, no existe forma de sostener lo que el usted afirma. Al no poder tener una distribución de probabilidades futura, solo puedo extrapolar el acontecer histórico y con parámetros que supuestamente serán similares en el futuro. ¡No se la deje picando al enemigo!  Los empresarios e inversores calculan futuro y, si lo hacen bajo los términos habituales, las inversiones no pueden llegar nunca. ¡Tiene que convencerlos!
La brecha de déficit fiscal se amplió, la deuda externa en dólares aumento alrededor de 24.000 millones de dólares.
Si además no prospera el aumento tarifario, el déficit fiscal primario se va a potenciar. A ese déficit primario debemos sumarle los intereses que han de generar los 24.000 millones de dólares de deuda nueva-unos 1.900 millones de dólares anuales-, mas los 900 millones de dólares mensuales de intereses que paga o devenga el BCRA por las LEBACS- Letras del Banco Central  (una bicicleta infernal que ya vivimos con Martínez de Hoz). A la vez, con un PBI en caída (-2%) es lógico esperar menos recaudación y peor relación deuda/PBI. Todo esto sucede sin un plan de estabilización del FMI (cuya delegación llega el mes próximo, luego de 11 años de ausencia) para intentar salir de la inflación que se duplicó en solo ocho meses de la gestión del presidente Macri. Si la intención auténtica es bajar la inflación a 20% en 2017, sería necesario aplicar un plan que incluya una política monetaria mas contractiva, una política fiscal más ahorrativa y eso es imposible sin un acuerdo con toda la sociedad. Tener en cuenta la espontaneidad popular ha sido puro oportunismo político, desde ahora el Gobierno tendrá que lidiar con el capricho del instante. El panorama es complejo, ley de reparación histórica a jubilados que en realidad implica una “quita  de magnitud”, pero requiere de un aumento del gasto previsional de $ 67.000 millones, entre aumento de haberes y pago de deuda retroactiva. No conforme con un discurso demagógico que los viejitos compraron, el Gobierno quiere ganarse a los “nuevos gordos”, y decidió devolverles $ 30.000 millones de las obras sociales. Con el objeto de congraciarse también con los gobernadores y así devolver los apoyos prestados en el Senado, recurre a la devolución de los recursos de la Anses a las provincias, que implica traspasarles $ 37.600 millones en 2016 y $ 28.400 en 2017. Todo esto sin contar que la elección de medio tiempo tendrá su impacto sobre las cuentas públicas el año próximo. Van a tener que bombear mucho el gasto porque la popularidad de Macri se esta esfumando.
El alto déficit fiscal que supieron conseguir, mientras aplicaron  menor emisión monetaria del BCRA para financiarlo-pero manteniendo en parte la dominancia fiscal-, conlleva un aumento del endeudamiento del sector público creciente. Concretamente, para lograr gobernabilidad-arregla con sindicalistas-gobernadores-oposición-medios, para eso el gobierno se endeuda.
En cuanto a la política monetaria-, el BCRA aplica “metas de inflación”, y utiliza la tasa de interés de las LEBAC a 35 días como instrumento moderador. En estos esquemas, para bajar la tasa de inflación, el BCRA debería aplicar una tasa de interés real positiva y alta, para reducir la demanda agregada y disminuir la expectativa de inflación. El inconveniente es que tiene compromisos de emisión de base monetaria y debe emitir para financiar al sector público y pagar los intereses de la deuda en LEBAC. Para que el esquema sea coherente, la demanda de pesos debería concordar con lo que el BCRA debe emitir. Dado que los mercados no desean tantos pesos como los que el BCRA tiene que emitir, tratará de aplicar esos pesos a más LEBAC. En ese contexto, el endeudamiento violento que ya muestra el stock de LEBAC (mas de 70% en 8 meses), tendería a aumentar más, empeorando la situación por la necesidad del BCRA de mantener tasas de interés reales positivas para reducir la inflación. En este escenario el stock de LEBAC comienza a ser explosivo porque la demanda de pesos es inferior a los compromisos de emisión del BCRA y mucho peor, porque el costo real de la deuda en LEBAC seria fuertemente positivo, si es que se quiere mantener tasas reales positivas para bajar la inflación.
En conclusión, el BCRA ya emitió $193.700 millones para comprar dólares y financiar al Tesoro; aunque los mercados sólo demandaron $ 49.500 millones. El exceso de pesos remanente, unos $ 144.200 millones se fueron a comprar de LEBAC, que al mantenerse el mismo tipo de cambio nominal, rinde la extravagante tasa de interés en dólares de alrededor de 32% efectiva anual. Otra vez la bicicleta financiera, a través de las LEBAC que ya asciende a casi $ 600.000 millones, de los cuales el 34%, unos $204.000 millones ya constituyen un déficit cuasi fiscal, de alrededor de 2.5% del PBI.
En síntesis, las economías de este enfoque quieren acumular, no apetecen consumir, son economías monetarias/financieras, no economías reales. Ahora es el corto plazo el que condiciona al mediano y largo plazo. Recuerde que en estos programas económicos, ni el consumo ni el gasto público son protagonistas, sino las inversiones y el crecimiento de las exportaciones se consideran llaves de un crecimiento sustentable.
Aunque como dije al principio, es muy difícil predecir con modelos econométricos, porque han demostrado que solo sirven para analizar el pasado; JP Morgan y toda la banca de inversión los utilizan. Las expansiones monetarias remuneradas o no remuneradas ya se crearon y el tiempo no vuelve atrás, por eso la incertidumbre crece y no llega la inversión extranjera directa (IED),  es que paradójicamente, el enfoque de pensamiento económico que expresan los teóricos del gobierno y los mercados, lo que se está aplicando (praxis) no es la forma en que se corrigen los desequilibrios macroeconómicos (mala praxis), para atraer inversiones que no sean golondrinas.

Pronto se caerá en cuenta que esta elite, en realidad hizo vivir de ilusiones a la gente, no hay competencias en sus saberes para llegar a “pobreza cero”, solo repeticiones, doctrinas y dogmas, pero el pueblo lo ignoraba y por eso desertó. Quería más bienestar material, salvaguardando lo obtenido una vez liberado del desempleo y los salarios bajos. Ahora según las encuestas se desaniman, toman conciencia que nunca existió la generosidad solidaria, sino una vulgar e hipócrita demagogia que se sigue sosteniendo solo con cinismo, pero que comienza a desmoronarse.