Barra de vídeo 1

Loading...

miércoles, 7 de octubre de 2009

El FMI

El ministro Boudou, se reunió con el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn (ex ministro de economía francés y miembro del Partido Socialista). El encuentro servirá para continuar avanzando en una revisión técnica de la economía Argentina, que permita destrabar la negociación de la deuda con el Club de París. Como me presento anticipando desde hace un año, ya estamos transitando el proverbial giro al pragmatismo peronista (ver notas en este blog).
Argentina volverá a los mercados internacionales de colocación de títulos. Ya cortejan al ministro Boudou varios bancos para la emisión y colocación de deuda en los mercados voluntarios. Ahora y no antes, están dadas las condiciones para un acuerdo estrictamente técnico.
Esta noche escuché decir al ex presidente de BCRA y Ministro de Economía de Menem,-espoleado por un periodista muy mal predispuesto -que fue un error haber cancelado la deuda con el FMI en 2005. Esta aseveración me merece dos comentarios. Me hubiese gustado escuchar un observación más humilde de un ex funcionario a la decisión de un colega-pero no es la característica de esta línea-. Por ejemplo: un “desde mi punto de vista" o, "en mi opinión”, pero no. Surgió, como suele suceder, la arrogancia e intolerancia de quienes representaron por 35 años, una suerte de totalitarismo económico en América del Sur: “Fue un error pagarle al FMI”.
La segunda cuestión sí,-aunque su glosa estuvo cargada de resarcimiento personal- no se puede ignorar, porque es el ABC de un economista. Debió aclarar que su análisis era un análisis “ex post”, lo cual, aunque su apunte fue filosófico, no le hubiese invalidadó la intencional estocada. Los análisis en economía son “ex ante” y “ex post”. Recuerde el contexto interno y externo de 2005. Tanto Argentina como Brasil, cancelaron la deuda con el FMI. Argentina poseía record de: reservas en el BCRA, recaudación y, superávits gemelos. El mundo vivía una fiesta de crecimiento, el más alto de la historia, desde que se toma registro (2003-2007).
La decisión del policy maker "K", obviamente no coincidiría con la debilitada posición y visión de un monetarista dogmático. Además, en ese momento la conducción del FMI estaba en manos de Horst Köhler y Anne Krueger, quienes al tiempo fueron despedidos de la entidad, cuando ya eran indefendibles. El aporte de esta dupla al naufragio argentino fue reconocido por el propio FMI, por escrito.
No escuché decir a Roque Fernández que Brasil, a quien a menudo suele elogiar, también canceló la deuda. -¿Cometió un error Brasil?, porque actualmente le presta dinero al FMI
Si Argentina no cancelaba la deuda en 2005, jamás hubiese crecido con heterodoxia 25% en los 3 años posteriores al pago. Todo lo contrario, justamente las condicionalidades tradicionales del FMI para tiempos de bonanza son ortodoxia a raja tabla. Recuerde que el FMI no estimulaba el gasto como hoy, sino que lo restringía como requisito previo para otorgar asistencia crediticia y dar luz verde.
Esta vez, no habrá consejos sobre política económica, ni auditorías; aunque el socialista Strauss-Kahn, no piense ni siquiera parecido a la dupla Anne Krueger-Köhl. El FMI sabe que cualquier visita al país se ajustará al Artículo IV. Argentina por su lado, comprende que es un requisito del club de Paris que el FMI haga una revisión técnica de la economía local, antes de cerrar un acuerdo. CFK había anunciado en 2008 arreglar con el Club de Paris, justo unos díaas antes que estalle la crisis bancaria-luego el escenario cambió y la política economica es "situacional"-. Hoy si están dadas las condiciones para que la Argentina avance, el contexto es válido para hacerlo (es mi análisis "ex ante").
Después de tanto tiempo ausente, una misión del FMI volverá a pisar Buenos Aires, con límites. Eso si, esta vez no estarán presentes los besamanos del Sheraton Hotel.

No hay comentarios: