Barra de vídeo 1

Loading...

domingo, 11 de octubre de 2009

Deuda soberana, liquidez y tasas de interés bajas


En lo que va del año, los países emergentes llevan emitidos 140 mil millones de dólares de deuda. La cifra es 55% mayor que en todo 2008 en los mercados internacionales, mas de un 35% le atañe a deuda soberana, aunque reconociendo otras emisiones en las que estuvo comprendido el sector público, el ratio asciende a 85%. A ocho trimestres del inicio de la más profunda crisis financiera y económica internacional, con epicentro en EE.UU., la economía global estaría encontrando importantes indicios de estabilización. El flujo de capitales está retornando a los mercados emergentes y, Argentina es una evidencia de ello. Existe liquidez y tasas de interés bajas, los capitales que buscan mayores rendimientos miran hacia los que mayor potencial de crecimiento exhiben. Se reduce la volatilidad en el precio de los activos, aumenta el precio de las acciones que cotizan en bolsa, cae el riesgo emergente y bajan las tasas para las empresas, se aprecian las monedas y crecen las reservas en Latinoamérica. Aumenta el “efecto riqueza” de las familias trayendo impacto positivo en el consumo y la inversión privada, mejoran las chancees de colocar deuda pública y privada, en condiciones favorables. Se redujo el susto relacionado con una gran depresión, merced a la decisión de aplicar políticas públicas expansivas, se redujo el pánico-no el riesgo- de un quiebre generalizado del sistema financiero internacional, gracias a los salvatajes y la extracción de activos tóxicos. A partir de allí, mejoró la confianza y apuntaló el clima de negocios, existiendo insipientes indicios de recuperación de los niveles de actividad económica internacional, después del descalabro 2008/2009. Las tasas de interés parecería que van a seguir muy bajas por bastante tiempo, inducidas por los Bancos Centrales y los bajos rendimientos de mediano plazo de los activos seguros, combinadas con un resurgimiento del apetito por el riesgo y mayores rendimientos.

No hay comentarios: