Barra de vídeo 1

Loading...

miércoles, 14 de octubre de 2009

El dólar en el mundo

El dólar viene cayendo por 16 semanas consecutivas frente al resto de las monedas del mundo, y el oro. La mayoría de los artículos que uno puede leer en los periódicos de Argentina tienen algún grado de confusión, cuando no, errores garrafales. En un "extremo", como una de las variables, el tipo de cambio puede ser la ruina o parte de la solución de los problemas de un país. En la Argentina el tipo de cambio alto fue uno de los pilares de la recuperación económica y, antes, (una de las claves) del default, la devaluación y la pesificación asimétrica que sobrevino; pero hablamos de un país centrípeto con su propia realidad, entonces lo que sucederá, dependerá de lo que decida EE. UU. La verdad es que la principal razón de la caída reciente del dólar paradójicamente, es el resultado de un aumento de la confianza en todo el mundo. El dólar se apreció oportunamente, como consecuencia del pánico de los inversores de países emergentes, por la crisis. Los capitales temerosos, trataron de encontrar un lugar seguro y no encontraron estrategia más convincente que dolarizar sus portafolios, además de fugarlos de sus países de origen. Hoy 14 de Octubre de 2009 cae, y toca un máximo de casi 1,50 dólares por 1 Euro, otra vez. Ya había alcanzado 1,60 antes de la apreciación.
En esta oportunidad la lógica de la paridad se produce como consecuencia de la interpretación que los mismos inversores realizan al volver en sí, luego de la estampida. Recuerde que el año pasado le decía que me resultaba increible pensar en una lógica donde alguien invirtiera en una moneda que en algún momento (ya llegó) enfrentaría el deterioro de los subsidios que EE.UU. iba a ir otorgando para resolver las distintas necesidades, más la insensatez que representaba depositarlos en bancos que estaban al borde de la quiebra. No es que las razones económicas hayan cambiado, sino que las decisiones políticas en EE.UU. han resuelto salvar a los bancos, aseguradoras, empresas automotrices, deudores hipotecarios, etc.etc., por ahora.
Empalmando estas decisiones mencionadas-sintonía fina-, ahora van por un dólar más bajo que es bueno para estimular las exportaciones estadounidenses y, sin duda ayudará durante la transición, hasta alcanzar un nuevo equilibrio económico internacional, reduciendo su enorme déficit comercial, frente al fenomenal superávit que recrea China y otros países superavitarios en su cuenta corriente.
Esta situación había hecho que las perspectivas de estabilidad futura no fueran sustentables. La pregunta del millón era: -¿Por cuanto tiempo más EE.UU. podría colocar bonos y, cuando los países tomadores de títulos y de billetes estadounidenses decidirían dejar de acompañar un equilibrio que lucía cada vez mas precario? -¿Recuerda?-(ver notas del año 2007-2008 en este mismo blog)

No hay comentarios: