Barra de vídeo 1

Loading...

sábado, 9 de enero de 2010

El BCRA y el jet set

Mientras los economistas y algunos políticos UCR (Morales/Sanz) o ex UCR (Cobos/ Carrio/López Murphy) siguen con su “simulado ritual” de respeto por las reservas-todos fueron parte del gobierno que incendio el país-, yo me propongo llegar hasta las puertas de este engendro Radical-Neoliberal, para confrontar la falacia creada para la gente de la calle, la cual reivindica que mantener el nivel nominal de reservas en dólares, robustece la economía.
Si nos quedamos con la inmensa masa de dólares que supimos conseguir los argentinos (Redrado Dixit), tendremos que cobrarle intereses a Redrado para resarcirnos del perjuicio que la política de reservas le esta ocasionando a quienes según el mismo, pertenecen esos dólares.
Martín lleva 20 años en el sector publico (inauguro su ciclo como ejecutivo de Menem), permanece hace 5 años y medio en el BCRA, habiendo pasado por Cancillería, donde comenzó con Duhalde-Ruckauf en 2002. Durante las presidencias “K”, tanto Néstor como Cristina “K”, reprendieron severamente a los economistas y políticos neo liberales (políticamente, intolerantes consuetudinarios). Según la perspectiva “K”, mientras los técnicos impugnados aplicaban la convertibilidad y veneraban al mercado, los líderes políticos que contrabandearon ideología en el PJ y la UCR, mantenían una conducta desvergonzada. Agrego yo: (Con la aprobación de buena parte de la población, que gozaba de “walk man” en 24 cuotas, autos alemanes y japoneses, quesos franceses y trajes italianos; con 1/3 del PBI per capita de los países de origen de esos productos). De la Rua, pretendió darle continuidad al protocolo “primer mundista”, aunque su administración fue tan débil; que cuando ya no pudo seguir-con el BCRA intacto, mas 4 economistas (3 neoliberales) como ministros, y varios economistas en la secretaria de inteligencia (todos neo liberales, el jefe monetarista)-, tuvieron que llamar a Cavallo (neo liberal-no monetarista).
Cavallo en su megalómana certeza de inmunidad, ni pensó que si despedía a Pedro Pou, los monetaristas tomarían represalias contra el. Y, despidió a Pou de una manera mucho más vergonzante que Cristina/Redrado, pero los amigos de Pou en un par de meses le hicieron subir el riesgo país a las nubes. Los traidores a la patria, (según palabras de Cavallo) transmitían posibles catástrofes hacia el exterior, todo el tiempo, sin darle tregua al perturbado ex ministro.
No todos saben cuan grande es el ego y la competencia que existe entre economistas que piensan parecido-incluyendo los heterodoxos-y, como no miden nada, a la hora de preservarse son capaces de incendiar Roma, como Nerón. Los disgustados y leales vengadores de Pedro Pou, se llevaron puesto a su propio y máximo títere-FDLR-.
La realidad es que una economía manejada por economistas sin compromiso con el país no tiene razón de ser, ya lo vivimos una y otra vez, se comportan como impúberes, se convierten en divas de la economía.
Tampoco han entendido que hoy no se conforma a los organismos financieros con un funcionario de rehén, para mantener la paz. Nadie más amigable que Cavallo o López Murphy en 2001, sin embargo no pudieron resistir el golpe de mercado y sus fundamentalistas que los esperaban agazapados.
La verdad es que en la “Republica Independiente del BCRA”, las cosas permanecieron sin cambios 6 años. Los funcionarios de carrera se fagocitaron inclusive a los designados por la política. El viernes los empleados salieron a defender a Redrado, porque con el mantienen los privilegios que les otorgo el marco grandilocuente de la Reforma Financiera (Ley 21.526) que se estableció en 1977. Este corsé de plomo pergeñado y ejecutado por Martínez de Hoz, tuvo el asesoramiento de Pedro Pou, Carlos Rodríguez, Roque Fernández y otros reverentes monetaristas; fue piloteado 5 años por su prócer: Adolfo Diz, quien presidio el BCRA, jactándose de no otorgarle entrevistas a nadie. Estoy hablando de los auténticos arrogantes y antipáticos “Chicago berreta boys”. Existen otros muy distinguidos y brillantes en el mundo y la Argentina misma-por ejemplo Blejer-, se comparta o no su filosofía económica. Estos señores no estaban en la primera y segunda línea del gobierno de Videla, esos puestos estaban reservados a funcionarios con autentica prosapia, que actuaron respondiendo a su conciencia de clase, aunque algunos estaban venidos a menos, o con otras formaciones profesionales-abogados, ingenieros-, y pudieron ser seducidos y afectados por estos “jóvenes brillantes”, cero prosapia, desclasados diria un marxista.

No hay comentarios: