Barra de vídeo 1

Loading...

sábado, 23 de enero de 2010

Economistas sensibles

No es nuevo que los profesionales en ciencias económicas hayan lucido diferentes entre sí, pero en los últimos años ha surgido una “tribu” de colegas, que hará que el contraste sea absolutamente inconexo.
Quienes 15 años atrás fueron los herejes de la profesión, no están muy interesados en la apariencia o el que dirán, justo ahora. Comen en lugares rústicos o en la Recoleta y; presentan una visión de la economía muy poco usual para lo que han sido las inducciones exógenas que recibió la jerga, en términos éticos.
Algunos miembros de la profesión, se muestran sumamente interesados en estos nuevos enfoques y comienzan a salir a su encuentro, desde sus múltiples y anacrónicos refugios. Hablo de ex protagonistas inimaginados hace solo unos años atrás, que elogian sus trabajos.
Profesionales que no dejan de sorprender con sus actitudes, son políticamente incorrectos-dicen lo que ven en cualquier circunstancia-, no están interesados en quedar bien con empresas esponsorizadoras, y no tienen mecenas. Su énfasis esta fundado en sus aciertos de pronósticos, y no lucen aprovechando esa situación de privilegio. No intentan buscar provecho personal de su originalidad, a pesar que están siendo afanosamente buscados.
Tienen un papel específico que desempeñar en este tiempo, y se les ve poniendo toda su energía en cumplir con su preparación previa para asumir esa responsabilidad.
Estos profesionales de aspecto diferente no tienen puestos de poder formal aun, ni exposición decisoria en el sistema económico internacional, viven en el laboratorio, aunque cuando salen, en sus conferencias y en los papers que escriben demuestran una autoridad incontrastable. La gente los escucha con otra predisposición que a los tradicionales, y comienza a inquietarse con sus reflexiones porque dicen la verdad sobre lo que pasa, ilustrándola con números irrefutables.
Están desafiando a los economistas Al Qaeda a dejar atrás la insensibilidad de sus enfoques económicos, y los alientan a reconocer que han perjudicado naciones y pueblos, con las teorías que han aplicado.
Las respuestas están llegando por cantidades, era impensable hace unos años ver dar la vuelta a ciertos gurúes, acerca de las regulaciones en los mercados financieros (i.e. Alan Greenspan). La economía que incluye a la gente + “la verdad confirmada” en los sucesos, está moviendo a muchos eruditos a flexibilizar sus conocimientos antes inquebrantables, aunque la retractación de estos, motive resistencia y enojo en otros que se sienten contrariados y se resisten.
Si estos últimos que siguen encrespados porque ven peligrar sus negocios (Al Qaeda Economics), decidieran convencer a los políticos para desentenderse de esta camada de nuevos economistas, no podrían detener de ningún modo “el enfoque sensible” que sus propuestas manifiestan, para poder vivir en paz, en países como los nuestros.
Se vienen los economistas “de enfoque sensible”, están desarrollando planes, cumpliendo sus objetivos para socorrer un mundo cada vez más cruel.
Quien puede llevar adelante un plan de ajuste en España con una desocupación del 20%? Españoles irlandeses y griegos no se someterán al hambre aunque el súper gobernador del Euro los quiera arrastrar.
Los gobiernos que tienen mandatos populares confiaran en sus propuestas, y la gente de la calle habrá de apoyar a los economistas sensibles.

No hay comentarios: