Barra de vídeo 1

Loading...

miércoles, 27 de enero de 2010

UCR en FPV = Cobos

Los mismos errores de Alfonsín y Terragno habiendo impulsado a Fernando De la Rúa, se verán reflejados en Sanz y Morales si promueven a Julio Cobos.
Morales y Sanz verán una repetición y ampliación desagradable de muchos de los errores cometidos por Alfonsín y Terragno al constituir el comando de la Alianza. En el caso de que la UCR perdone a Cobos, debería haber algún tipo de consecuencia por su accionar. Se trata de un partido centenario que se ufana de ser horizontal y democrático.

Esto dijo oportunamente: El Tribunal Nacional de Ética del Comité Nacional de la UCR resolvió expulsar del partido a Julio Cobos, e "inhabilitarlo de por vida" para ocupar funciones o candidaturas en nombre del radicalismo. "La candidatura proclamada del citado como integrante de una fórmula que enfrentará a la de la UCR en las elecciones del 28 de octubre es incompatible además con el sistema democrático basado en la coexistencia y diferenciación de mayorías y minorías, representadas por partidos políticos que establece la Constitución Nacional", explicó el Tribunal de Ética de la UCR, integrado por Hipólito Solari Irigoyen, Elva Roulet y Rodolfo Parente. Esta resolución ordenó "separar" a Cobos de las filas de la UCR "expurgándolo de sus registros de afiliados por su in conducta y falta de ética".Muchas voces están alertando acerca del error que cometería la UCR si permitiera que Cobos vuelva y sea candidato a presidente. El desasosiego posterior puede presentarse raudo si las predicciones se convierten en realidad, porque a la UCR no le sobra paño luego de la "experiencia De la Rúa".
La UCR formalmente perdonó a De la Rua, pero las consecuencias del desastre de su gobierno siguen horrorizando a propios y ajenos, y hace temer que esa experiencia no haya dejado establecido los recaudos a tomar para que no se repita la historia.
En una evaluación sin trascendencia, Cobos fue una excelente herramienta para una oposición carente de referentes y articulaciones políticas. La Sociedad Rural que silbó a Raúl Alfonsín lo amó, las cacerolas de teflón salieron a expresar su odio a “la yegua”-decían los carteles-, pero en lo intimo de su ser, Cobos carece de buenas cualidades y del control necesarios en un buen líder. Su oportunismo e insubordinación permanente no son cualidades de un líder, y si lo fueran en un político, no logran esconder su falta de integridad.
Ningún votante eligió un proyecto político y una plataforma para que un integrante de la formula con la consigna de ejecutarlo se oponga al programa y utilice para si mismo el mandato popular.
Cobos se equivoco con la UCR, y se siguió equivocando con el FPV. Aun cuando su rol en la UCR dependía del partido, y la vice presidencia depende plenamente de la presidente, no fue lo suficientemente integro para evaluar las advertencias de no saltar el cerco.
¿Puede usted identificarse con Cobos?
Si usted no lo sabe, déjeme compartirle que estas cosas terminan mal. Soy consultor y, lo he visto decenas de veces en las corporaciones.
Cobos hizo algo afín y obsequioso para la oposición del oficialismo, pero rechazó el afecto de sus correligionarios de la UCR primero y, luego repudió el afecto de su compañera de formula y quienes lo sponsorearon. Confabulo dos veces en un año, contra la UCR primero y contra el FPV después. Actualmente escucha el consejo de los analistas expertos en conspiraciones, todos lo saben.
Violó principios de la UCR y acuerdos con sus aliados, tarde o temprano fracasará. La historia registra abundante cantidad de intrigas como las de Cobos. Muchas de ellas fueron en contra de los líderes escogidos por el pueblo y estuvieron predestinadas al fracaso. Otras insubordinaciones fueron iniciadas por hombres malvados, contra hombres malvados. Cuando alguna a veces tuvo éxito, la vida de un insubordinado por lo general tenia un fin violento. No obstante otras insubordinaciones fueron hechas por gente con ideales, contra verdaderos malvados o frente a acciones injustas. Esta clase de insubordinación en ocasiones puede ser buena, por ejemplo si libera un pueblo de la opresión de un tirano y trae libertad para la gente. Claramente, la insubordinación de Cobos no encuadra en el último de los casos citados.

1 comentario:

Martín (Latino) dijo...

Y a todo eso, agregarle que encima es un inepto y un pusilánime, que no tiene la valentía de adoptar una decisión en serio (lo demostró el mismísimo día de la 125, dudando y pidiendo que lo resuelvan los demás para lavarse las manos cuándo tenía una clara posición tomada). Es inepto porque no ha hecho absolutamente nada desde que se propuso como candidato opositor. Está haciendo la plancha desde la vicepresidencia, esperando que le toque el turno de que volteen al gobierno o lleguen las elecciones y las encuestas le sigan dando una mano (cosa que, parece, empieza a salirle mal porque baja en las encuestas según trasciende).

Si la gente quiere a un vago que, además de traidor, es un parásito del propio oficialismo al que critica, la verdad que uno tiene que sentenciar que el pueblo tiene los gobiernos que se merece.

Saludos.