Barra de vídeo 1

Loading...

sábado, 30 de enero de 2010

Potrero mata Harvard

Dicen las revistas de negocios-que lo ayudaron y ahora lo matan-, que Martín es un aventajado legatario del ingenio publicitario de su padre. Permitanme agregar: fue un buen alumno, hizo su parte en Harvard y ha tenido un entrenamiento actoral, digno de un Oscar. Que nadie vaya a pensar que se trata de un intuitivo improvisado porque eso si, seria pensar con ingenuidad. Desde la Fundacion Carlos Pelegrini con Ricardo Zinn a la cabeza, son muchos los que le pusieron fichas a Redrado.
Su comportamiento actoral y su “look”, han sido atributos claves en su carrera profesional. Hay que decir que una parte importante de los ejecutivos de finanzas es “narcisista”, algunos exageran esta debilidad. Cuando uno repasa la imagen que proyectaba Martín 25 años atrás, desde la ocurrencia creativa del supuesto “golden boy” de los videos que repartía, hasta el Vicepresidente de 22 años de un Banco de morondanga-hay cientos de Bancos de 8 mts. de frente por 20 mts. de fondo en USA-y en las empresas americanas una tarjeta VP es menos que la de un gerente latinoamericano-, se hizo mucho para alentar su desahogado egocentrismo.
Puedo dar testimonio por mi mismo, cuando un joven de veintitantos años es excitado por su entorno-sobretodo cuando hay sponsors y mecenas-, el equilibrio es una utopía, sin embargo Martín lucía super equilibrado. Sumemos el mandato familiar del "medio pelo argentino"..., mas la meta principal: “cuidarse a si mismo”, y saque sus conclusiones.
La manera en que Martín trataba los temas se veía afectada por esa ultima meta, entonces lucía siempre “polite”, nunca salia de la posicion intermedia...se pueden conseguir muchas cosas así, pero se alcanza la superficialidad mas espantosa. Aunque con Kirchner tenia prohibido ir al baño del BCRA sin consultar, en otros momentos de su vida, Redrado sacó ventajas utilizando las precariedades de todos los periodistas que pudo. Hay que reconocer que antes los periodistas tenian muchas limitaciones, otros ya eran "piolas precursores que hacian negocios con los medios". Mencionaré entre otras, las debilidades de formación de su padrino, Bernardo Neudstadt, el poder del "amo del dolar y las tasas" que fue Ramos y, la ausencia de formación técnica, sumada a la estrechez económica de Marcelo Longobardi y Griffa. Después de muchos logros-en ese ámbito-creyó,-producto de su "ausencia de potrero”-que podria aprovecharse de la necesidad de prestigio que padecen “los pibes atorrantes” como Ruckauf y los que estaban en el gobierno en 2004. A la larga, estos pibes con quienes se metió, fueron mejores estrategas que él, que con la ingenuidad del niño “que trae la pelota”, pensó que se la podría llevar cuando quisiera.
En el tramo final, Martín no estuvo dispuesto a reconocer su derrota. Nunca pudo decidir nada-lo de supuestas oposiciones a K, es poco creíble-, pero ahora hacia tiempo que tampoco podía convencer a los "pibes atorrantes", no obstante, intento tener la última palabra. Dicen "off the record", que varias veces intentó irse con gloria, sin que se lo hayan permitido. En estos cinco años y medio, luego de prescindir del FMI, se constituyó en una especie de amuleto financiero para los mercados. Pensó que podía recibir los beneficios y eludir los riesgos, no iba a participar de nada que lo comprometiera y si llegaba el momento se tomaba las de Andrés... se vino a dar cuenta tarde que los K y la politica son mucho mas de lo que el puede manejar.
En la superficie, puede parecer difícil identificarse con Martín, pero el narcisismo profesional, es algo que muchos técnicos asumimos sin darnos cuenta, me incluyo. Como Martín, he visto colegas con tendencia a subestimar a los demás y algunos, -"no pocas veces"-, aprovechar circunstancias para su propio beneficio. Las excusas que dio Redrado en su discurso final, y el modo de contestar en la conferencia de prensa fue un fino disfraz, que no pudo convecer a nadie. Quizá no quiera reconocerlo, pero su altivez fue expuesta por causa de esa candida y Saulística actitud de querer quedar bien. Una manera de notarlo-desde afuera es más facil-, fue examinar la poca y nula disposición que tuvo para reconocer que estuvo equivocado e incoherente, no pudo hacerlo ni para matizar. Fue sorprendente ver las cosas que dijo e hizo en estas semanas, para no enfrentar los errores que cometió, empezando por aceptar un cargo K “sin ninguna independencia ni autarquía”; pero ya en aquel momento, el narcisismo de sentarse en el trono del BCRA, estaba en acción. Reconocer toda esta realidad puede ser doloroso, pero es el primer paso para salir adelante. Ahora comenzará las consultas, internamente quedará mas solo que nunca; si lo contrata un organismo internacional o un banco privado, entonces, tal vez allí se olvide de todo y entones sí, no tenga solución. Creerá que es un exitoso... -¿Se entiende? -
Los profesionales que quieran aprovecharse de los políticos o empresarios, a la larga se darán cuenta que, por el costo que pagarán con sus vidas personales y familiares, claramente son estos-los políticos- los que se han aprovechado de ellos. Para terminar, el error mas increíble de su parte fue, no entender que "un profesional"-como repitió hasta el hartazgo en la conferencia-, jamás puede obstaculizar un proyecto político.

1 comentario:

CASPA DE MALDITOS dijo...

Que lastima que no lo nominaron para Best Actor este año!