Barra de vídeo 1

Loading...

viernes, 9 de julio de 2010

G20 Canadá

Los "peso pesado" llegaron muy bien preparados a Canadá, inclusive se adelantaron a cualquier reclamo posible. China compareció ante el G20 después de anunciar que aplicaría una política más flexible en el tipo de cambio, revaluación mediante del Yuan, evitando que EE.UU. pudiera volver a insistir sobre el asunto. Con este punto a su favor, China pudo evitar las discusiones sobre las intervenciones al sistema financiero y los paraísos fiscales. Paradójico, pero para el gran país comunista, es altamente inconveniente hurgar sobre este asunto, ya que los paraísos fiscales desempeñan un rol estratégico en el movimiento de capitales de Asia.
EE.UU., pudo exhibir los avances en la reforma del sistema financiero norteamericano, antes que los europeos le pasen factura, aunque no pudo tocar demasiado los intereses de los grandes bancos. Si se tiene en cuenta el hábitat en que se desplegó el sistema financiero de los EE.UU. durante los últimos años (1993-2008), antes del desenlace y los contradictorios resultados de público conocimiento, se advierten avances, sobretodo en lo filosófico. Además de los temas financieros, EE. UU. pudo exhibir algunos logros económicos parciales, como resultado de una expansión fiscal y monetaria extravagante, que puso en marcha la actividad y contuvo-aunque rudimentariamente-el avance de una recesión y desempleo que se encaminaba hacia una hecatombe.
Europa presume con “la gran reingeniería del down sizing”, pero además, ha hecho que sus líderes enfaticen o dramaticen su voluntad de aplicar recetas ortodoxas para salir de la crisis.
Aquellas recomendaciones ineficaces para resolver los problemas económicos de nuestra región, están en marcha hoy en Europa, para salvar de un desastre seguro al sistema financiero. La razón que la UE eligió el camino del ajuste, obedece claramente a resolver el problema crucial de Alemania y Francia, es decir; evitar la insolvencia de muchos bancos privados de esos países, que tienen en sus carteras acreencias de naciones y empresas deudoras en problemas-Grecia, España y Portugal-. De esta manera el ajuste fiscal de las naciones europeas endeudadas, ayudara a honrar los compromisos bancarios, salvando prioritariamente a sus entidades de una insolvencia potencial indiscutible. En otro orden de cosas, recuerde que Rodríguez Zapatero y su ministra de economía, se la pasaron desmintiendo la debilidad de su economía, Sarkozy le quiso tapar la boca a Cristina Fernández y el Deutsche Bank debió desmentir un rumor que le hacia responsable de haber realizado operaciones financieras que le darían ganancias si la crisis europea se complicaba.
En ese contexto, “el efectivo manda”, y mientras estadounidenses y europeos batallan con sus problemas, China piensa en comprar tierras e invertir allende los mares, usando su extraordinaria capacidad financiera.
Podría ser que la estrategia china de varias décadas atrás, con vistas al futuro-comenzando en 1980-haya sido endeudar a las potencias y esperar en cuclillas mirando desde el ventanal un escenario de deterioro y desconcierto mundial?
El rol de liderazgo de China se enfatizó en su relación con los EE.UU., porque ha sido el responsable de financiar el insaciable consumismo estadounidense. Más y más exportaciones chinas para atestar su erario de dólares y títulos del Tesoro comprados con superávit comercial, promovieron más crédito interno estadounidense a bajas tasas, más consumo norteamericano y europeo, con los resultados que usted tiene a la vista.
Acepte mi desafío, construya usted mismo el epílogo de la zaga, conforme a esta hipótesis que le vengo planteando hace seis años.

No hay comentarios: