Barra de vídeo 1

Loading...

lunes, 27 de febrero de 2012

#Sobremagnitud


Insisten con que durante la última década el gasto público creció en forma alarmante. No es así, creció porque hay mejores salarios, jubilaciones, justicia, educación y salud. Esta fue una decisión política que surgió de una plataforma; por supuesto que no procede ni coincide con la tecnocracia vernácula. El aumento del gasto fue muy malo desde el punto de vista de aquellos que participaron activa o pasivamente apoyando a los gobiernos que amasaron el default argentino. Es decir, concurren los mismos ex funcionarios o economistas protectores de estos que tomaban dinero prestado (endeudamiento externo) para gastar menos en salarios, jubilaciones, justicia, educación, salud.
¡Que incoherencia! Verdaderos despilfarradores-endeudadores sin sentido común, ni sensibilidad social; mucho menos humildad para reconocer los errores del pasado, o sentido democrático para entender que hoy no les toca mandar.
Por supuesto que la carga impositiva debe ser mas elevada para cumplir con estas obligaciones que se auto impuso un gobierno popular, que a la vez que no toma deuda externa. ¿Cual es la duda?
A la luz del esperpento de Bush, donde la reducción de impuestos a los ricos desfinancio el estado, ¡vamos bien! La presión tributaria es menos alta que en algunos países escandinavos ejemplos de solvencia fiscal intertemporal. Tenemos financiamiento genuino y la economía no se ha detenido nunca por cobrar impuestos. Las empresas han pagado más impuestos, pero vendieron y ganaron más que antes. Se requirió consistentemente la contribución del sector agropecuario, las reservas del BCRA, y el desarme del adefesio constituido por las AFJP, que había contribuido a desfinanciar el gasto.
Los pronósticos (o deseos) para 2012 insistieron con el temor de que bajarían los precios de los commodities que exportamos (pero por ahora no dejan de subir). Para este enfoque rencoroso, una relación inversiones/PBI de 24.5% no nos aprovecha. ¿Porque no es inversión especulativa, aquella que tantos negocios les permitía hacer a unos pocos?
Veamos ahora las críticas por la independencia de la deuda externa, digamos que facilitar la financiación intra sector público no pondrá en peligro el FGS (Fondo de Garantía de Sustentabilidad
ANSES) si el rendimiento que se obtiene con su crecimiento paulatino, está por encima de lo que se debe aumentar a la masa de jubilados. Esta creciendo.
Ahora también es resistido un superávit fiscal donde se incluyen las utilidades del BCRA, pero sucede que este banco ya no es mas el Banco de la ultra tecnocracia monetarista. Que bueno que se quejen porque los cálculos estimativos se hacen con escasísima información pública, porque ahora no esta el “topo” (un individuo que merodeaba escritorios públicos), la cosa se complico, hay que trabajar, decir “no se”, o mentir. Al democratizarse el trato en las entidades gubernamentales, si se desconoce o se conoce algo, esto es para todos, no para los consuetudinarios que “in curran en inside información”. Pero déjeme decirle algo mas, no se preocupe, el gasto público está bajo control.
Con respecto a la gente que demandaba dólares, lo hacia porque los pasquines y un video que aun circula en paginas de Internet propiciaban una devaluación (hoy lo oficializo un subalterno de Mauricio Macri); y que el gobierno estaba despilfarrando recursos. A la demanda de dólares NO se la limito porque eran dólares para pagar deudas, NO eran para crecer, NO era para invertir, sino para especular. En un gobierno neo liberal esto es perfectamente posible; pero este no es no un gobierno neo liberal, ¿para que pedir peras al olmo? Habiendo sido el gobierno deferente antes de ahora, el daño que se le ha proferido con las salidas de capitales ha sido muy considerable desde la 125. Hoy temiendo una crisis mundial, seria un suicidio dejar abierta la compuerta, amenazaría la gobernabilidad. Estas movidas siempre estuvieron vinculadas con la previa generación de desconfianza. La única forma de evitarlo es que los controles sean activos, ahora esta claro que esto es una consecuencia y que no era un plan previo. Pudieron fugar divisas por 5 años. Se termino aquella astucia, hoy no se puede prever con facilidad. Quizá sirva esto para que se deje de pensar en el largo plazo y se concentren en el corto, pero a muchos actores les cuesta asumir que aquel mundo que anhelan ya no existe.
Si el mundo no explota, en 2012 la inflación no va a escaparse, las exportaciones seguirán su marcha y la situación fiscal va a mejorar. Se puede lograr que los subsidios lleguen a la gente en lugar de las empresas. No ha de modificarse la visión en cuanto al nivel de gasto público ni la inversión especulativa. Amigo, que nadie les haga perder dinero con pronósticos erróneos u agoreros otra vez.

2 comentarios:

alermac dijo...

¿Cuál es el video que propiciaba la devaluación?

yenny dijo...

en forma indirecta, hace poco lo vi otra vez en algun sitio de inversiones. Los tipos dicen ser asesores y te previenen de la catastrofe que se avecina...no te gastes son diapositivas, es insufrible.