Barra de vídeo 1

Loading...

domingo, 18 de marzo de 2012

#Paises y alumnos decepcionados


Europa en crisis; las manifestaciones sociales de España, Grecia, Inglaterra y Francia no se muestran en la prensa local. Medio Oriente y África del Norte se desgarran. En los últimos 10 años la Argentina fue a contramano del FMI y los consejos de los economistas y comunicadores globales. Sin embargo en el país, abundan ejemplos de inversión productiva (se duplico la relación inversiones/PBI), el comercio exterior se ha triplicado. Sin duda, los incentivos necesarios eran el desarrollo de un “mercado interno” mediante mejores salarios y menor desocupación, en forma consistente con la búsqueda de beneficios empresarios-ganancias empresarias record de la historia argentina-, todos factores clave de un sentido común que explica la duplicación del PBI en 9 años.
Por fin se dio el enfoque de preocupación por un bienestar mas generalizado. No es que se haya conseguido la distribución más equitativa del mundo, pero los avances están en esa dirección, son aritméticos. Para impugnación de los líderes de la izquierda más caprichosa o los populismos de derecha, quedo demostrado que se pueden resolver muchos problemas económicos con voluntad política (como la asignación universal por hijo y las jubilaciones), ignorando las recetas estándares. De todos modos el dispositivo neo liberal sigue desconociendo todo progreso; pretende y desea que, a la corta o a la larga, la “teoría económica”-neo clásica-termine pasando factura, así podrían revindicarse ciertos economistas frente sus decepcionados clientes.
El giro hacia la profundización del modelo en la Argentina se produce de acuerdo a lo prometido en campaña por la presidente, que voto el 54% del padrón electoral. Le duele a los abrumados precursores del mundo globalizado (Obama le dijo a Sarkozy: tenemos que mirar lo que hizo Argentina) que las economías emergentes tengan la correlación de 1/3 (deuda/PBI) comparado con el G7 (EE.UU., Inglaterra, Francia, Italia, Alemania, Canadá y Japón). El mundo emergente crece 3 veces más rápido que el desarrollado, nunca antes el mundo había experimentado tal situación; los países emergentes explican el 75% de la tasa de crecimiento mundial. Argentina hace todo lo posible por consolidar los logros, tomando decisiones no compartidas por el elenco CAM*, saliendo a desmentir sus pronósticos agoreros; pero ganándoles una y otra vez por 9 años consecutivos. Todos los resultados desautorizan los espantosos auspicios (CAM*). El discurso neo clásico le dice adiós al establecido convencionalismo del pensamiento único que duro más de 20 años. Un discurso impuesto (traído de finales del siglo XIX) con componentes como el individualismo egoísta, y el milagro que acabaría generando beneficios colectivos, que nunca se registraron. La idea de un mundo en forma de mercado infinito en permanente expansión es una utopia; la necesidad de una libertad incondicional, entendida como la más absoluta ausencia de regulaciones fermentó la imaginación de los cerebros más brillantes, egresados de las universidades mas cuestionadas del mundo (éticamente hoy). Los conceptos de: “soberanía política”, “independencia económica” y “justicia social” fueron al altar del holocausto para expiar a un estado demonizado. Argentina se había convertido en un país rendido a “los dioses de la competencia y la productividad”, llevado por su liderazgo quien ejerció la más despótica deshumanización. Asombrosamente la multifacética consideración del conflicto y la lucha se convirtió en la única salida. Se abrió paso un populismo de masas (clase media alta-baja, pobres; todos indignados).
Hoy la historia se repite en Europa, Medio Oriente y África del Norte; regiones que se encaminan a un escenario de dificultades económicas con conflictos sociales y tensiones políticas.
Si a la luz de los resultados, la teoria ha comenzado a cuestionarse en tantos países diferentes, y si en las universidades “cool” se reciben reclamos de alumnos decepcionados; yo creo que ha hecho bien la Argentina en anticiparse y dejar de lado la utopia de algunos y las mentiras de otros.

*Confrontación Al Modelo

No hay comentarios: