Barra de vídeo 1

Loading...

sábado, 29 de enero de 2011

Los Mercados

A pesar de las buenas noticias financieras de esta semana, Europa sigue complicada, y con muchos temas por resolver.
La situación de los PIGS sigue siendo precaria, y nadie garantiza que no aparezcan novedades provocando turbulencias en los mercados.
El PBI de la Eurozona creció a una velocidad anualizada de 1.5% en el ultimo semestre de 2010, y nada hace preveer que habrá un salto mayor. Con recetas recesivas de ajuste fiscal, mas la baja predisposición del BCE a seguir flexibilizando su política monetaria, no existen perspectivas de recuperación de la actividad económica en 2011, mas allá de 1.5/1.8%.
Las enormes asimetrías entre países europeos, complica el manejo de la política económica en general. Mientras Alemania crece a un ritmo anualizado de 3%; Austria, Finlandia, Francia, Holanda, Bélgica, y Luxemburgo lo hacen a un ritmo de 2% anual. La Sub Europa (PIGS), crece inclusive por debajo de 1%, y hasta negativo en el caso de Irlanda. Así las diferentes realidades, actúan como obstáculos ineludibles para sincronizar políticas.
Un poco más flexible Alemania, ahora parece estar más dispuesta a auxiliar a los países más sensibles, e incrementar sus esfuerzos para evitar una ruptura de la Eurozona. Ángela Merkel ya no habla de cómo los inversores deberían compartir las pérdidas en futuras reestructuraciones de deuda, y se exhibe menos remisa a bajar las tasas de interés de los planes de rescate a los países que no hicieron bien “los deberes”. Hoy Alemania dice que esta dispuesta a discutir la posibilidad de bajar las tasas del fondo de rescate y asistir en la capitalización del sistema financiero de los países denominados PIGS. Ya los ministros de finanzas de la Eurozona convinieron dar una solución general a las embarazosas situaciones que enfrentan varios países europeos, y comenzarían a introducir cambios al actual régimen de administración de crisis, disipando dudas sobre el funcionamiento del mecanismo permanente de resolución, a la vez de acordar una nueva ronda de “stress tests” para los bancos, mientras se afirma el compromiso fiscal y avanza el proceso de reformas estructurales.
A mi juicio, Europa sigue necesitando una solución más sólida, que pasa por la reestructuración de la deuda pública de los PIGS, más allá de una imprescindible e inmediata baja de la tasa de interés del ESFS. Si bien esta semana España colocó un bono a 5 años de plazo por € 3,000 millones, habiendo recibido ofertas por € 6,308 millones, pagando 4.59% anual; todavía tiene 20% de parados. Aunque Portugal tambien colocó un bono a 10 años por € 600 millones, habiendo recibido ofertas por el triple del monto adjudicado; pagó 6.76%-casi 400 basis points por encima de lo que paga Alemania-. Si se puede dar una “buena noticia”, hablemos entonces de la caída del riesgo de Grecia de 1,268 a 1,067 basis points; e Irlanda que baja de 711 a 602 basis points. Como dice mi consuegro Carlos Belart, los implacables mercados levantaron su pie del cuello, para que aspiren un halo de oxigeno los pacientes de terapia intensiva.

No hay comentarios: