Barra de vídeo 1

Loading...

jueves, 20 de enero de 2011

Bienestar para todos


Si queremos bienestar, está claro que necesitamos obrar en el concepto del bien común.
Individualmente no existe nada mas gratificante que vivir en una sociedad que se realiza, y ayudar a todos sus integrantes a desarrollarse personalmente.
En primer lugar, es necesario desterrar lo que en algunos países se fue tornando obsesivo: "las cuestiones económico-financieras", que se han establecido en el centro del interés público. 
Siempre recuerdo el ejemplo de un canal de noticias que mientras informaba paso a paso los sucesos de la guerra en Iraq, al mismo tiempo actualizaba la cotizaciones de las acciones en distintos mercados de valores.
Sentirse bien es bueno y deseable, a mi me gusta mucho sentirme bien y disfrutar. Se que física y psíquicamente cuando me siento bien, mejora mi presión arterial, y el ritmo cardiaco; además se me dispara el ingenio, la creatividad, y mi humor es fantastico. Sin embargo se muy bien que son momentos, pero para una parte de la sociedad hueca, sentirse bien, se convirtió en una obsesión sin limites. Puedo identificar riesgos muy importantes en la búsqueda de estímulos a la felicidad; he visto genuinas vocaciones abandonadas.
En un punto, ciertos móviles y medios impulsan a que la gente se acerque únicamente a aquello que le produce mayor agrado, alejándolos de todo lo que les podría producir dolor.
Que haremos con los que sufren, quien se ocupara de ellos si muchos se contagian de este veneno?
También esta comprobado; sentirse bien, no está directamente relacionado con la disponibilidad de dinero en una cuenta bancaria. Personalmente lo he verificado, a través de los años he conocido banqueros y empresarios opulentos, sumamente infelices. 
Recuerde un proverbio que asegura: "la prosperidad, a un necio lo echará a perder"
Buscar obsesivamente "la felicidad", y convertir a esto en un fin en si mismo, revela un cierto grado de necedad.


1 comentario:

Diego Amado dijo...

Muy bueno y muy cierto !! Saludos