Barra de vídeo 1

Loading...

domingo, 12 de julio de 2009

El resultado de la elección no estaba en los planes del oficialismo


El resultado de la elección no estaba en los planes del oficialismo, el gobierno reaccionó en etapas, primero consternado como quien recibe una sorpresa repentina. No existe negación de la realidad, sino un fuerte dolor, lo más normal entre los seres humanos que pierden luego de acostumbrarse al éxito. Súmese a esto, la voluntad de no dar marcha atrás en ninguna batalla ganada. El 29 de Junio, Cristina Fernández argumentó su punto de vista acerca de los resultados de los comicios expresando que su gobierno no ha de modificar el rumbo, ni apelará a las genuflexiones características de otro tipo de estilos de conducción. No obstante hubo importantes cambios en el gabinete y un llamado al diálogo, eso es lo que verdaderamente cuenta.
Claramente no debe esperarse un cambio de modelo “a lo liberal”, “Pro mercados”, ni una vuelta a la apertura incondicional que restaure la situación de los años noventa. Cuando la confianza estuvo en juego, ni López Murphy ni Cavallo pudieron mejorarla, ni siquiera la amistad con los organismos multilaterales de crédito, aquellos que pensaban igual que ellos dos, no estuvieron dispuestos a “bancarlos”.
Prevalecerá la visión intervencionista como se está verificando en el resto del mundo, donde cada problema se atiende en forma específica y, gracias a Dios; la voz de los intelectuales aporta soluciones racionales, contrastando las sugerencias disparatadas de tecnócratas que sugieren fuertes e irracionales shocks de predecible costo social.
Con un gobierno determinado en su accionar y peronista, se hace bastante previsible lo que sigue, mas allá de lo bueno o malo que luzca para los distintos gustos. La economía ha dejado de caer en Mayo y Junio, la producción industrial y el consumo llegaron bien a las elecciones, mostrando mejorías, en un marco político nacional e internacional de fuertes test. El escenario más probable es de lenta recuperación, si se afianza el resto del mundo.
La economía argentina hoy claramente no está para una crisis, pero, como venimos sosteniendo, el riesgo CAM* está latente. Existe un claro y perseverante rezo de rosario, alentando una perturbación en la economía, en ciertos sectores se instaló la desconfianza en el llamado al diálogo porque existe un persistente deseo de que todo termine mal.
*Confrontación Anti Modelo.
- Modelo: (actual estructura productiva y estrategia organizativa de los recursos que a su vez establecen las relaciones con el mundo).

No hay comentarios: