Barra de vídeo 1

Loading...

martes, 14 de septiembre de 2010

Alemania, trabajo

El comisario finlandés para economía y materias monetarias anunció ayer en su informe de coyuntura que el PIB de Alemania para el 2010, llegará al 3.4%, cuando en Mayo era 1.2% (183.33% mas que lo esperado hace 3 meses) Que manera de errarle a los pronosticos!
Para Europa es provechoso que la economía alemana se recupere tan vigorosamente, aunque debido al enfriamiento de la segunda mitad del año, el crecimiento final probablemente será menor. El informe de Rehn, se refiere al crecimiento de los países cuya economía compone el 80% del PIB europeo, y dice que todos crecerán Francia (1,6%), Gran Bretaña (1,7%), Italia y Holanda; salvo el caso de España. En general, expresa confianza y asegura que no se teme una recesión. Si bien la recuperación no será tan rápida como la de Alemania, la Comisión subió su pronóstico en algunas décimas, aunque debajo del 2%.
Alemania creció en el segundo trimestre de 2010: 2,2%, siendo esta la tasa trimestral más alta desde la reunificación en 1990. La reactivación cumple el quinto trimestre consecutivo y se acelera respecto de los trimestres anteriores, que anotaron entre 0,3% y 0,7%. En los dos trimestres anteriores, la economía había crecido gracias a la contribución de 1,9% del sector externo, a pesar que la demanda interna dedujo 1,6%. En el primer trimestre de 2010, el PBI creció 0,5% inducido por la demanda interna que aporta 1,6% de crecimiento, compensando el desplome del sector externo, deduciendo (entre ambos) 1,1% del crecimiento del PBI del trimestre. En el segundo trimestre, las exportaciones netas suman 0,9%, mientras que la demanda interna aporta 1,3%. La inversión privada, por ejemplo la construcción, crece 5,2%, y la compra de equipos 4,4%.
¿Hay milagro alemán?
No creo probable que pueda mantenerse un crecimiento tan vigoroso, pero es de esperar que la inversión consiga fortalecerse. Los indicadores de confianza, se mantienen bien, el índice PMI de la industria, promedió en el segundo trimestre alrededor de 60 puntos, en Julio sube a 61,2 puntos, emplazando a la industria en terreno de expansión vertiginosa. El índice PMI del sector servicios también sube en Julio, hasta lo más alto desde fines del segundo trimestre de 2007. Otros índices de confianza como el “Ifo Institut”, reconocido por los mercados como indicador clave del humor empresario, coinciden. Los índices de “situación actual” y “perspectivas futuras” se encuentran por encima del promedio de largo plazo. El consumo en el segundo trimestre logró revertir tres trimestres consecutivos de caídas y creció 0,6%, aportando 0,3% al PBI en el segundo trimestre de 2010. Las proyecciones dicen que están dadas las condiciones para que este rubro continúe realizando contribuciones al crecimiento del PBI, y así lo indican las encuestas de confianza y mercado laboral. El mercado de trabajo en Alemania resistió mucho mejor la crisis que otros mercados del mundo desarrollado. El desempleo alcanzó un pico de 8,3% durante la crisis, que se produjo desde un guarismo de 7,6% en el segundo semestre de 2008. En medio del desastre mundial, Alemania solo experimento un aumento de 0,7% en el desempleo, amplia ventaja que luce como un activo importantísimo frente a economías desarrolladas. En la Eurozona el incremento del desempleo en la crisis fue de 2,4%, actualmente la tasa de desocupación es de 10%; en Estados Unidos la desocupación mas que se duplico y persiste en niveles de 9,6% (ultimo dato) Esta firmeza del mercado laboral teutón tiene relación con la introducción del trabajo parcial subsidiado, medida por la cual los trabajadores acortaban su horario de trabajo, y las empresas no despedían gente porque el estado subsidiaba.

No hay comentarios: