Barra de vídeo 1

Loading...

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Moneda



La política monetaria, estará autografiada por Bernanke que ha de intervenir con una estrategia monetaria más expansiva, pero nada mas que eso, por ahora. Las combinaciones planteadas tendrán un efecto reducido sobre el gasto agregado. Krugman, Stiglitz, De Long, Galbraith y otros economistas del mismo enfoque proponen aumentar los estímulos sin titubeos, ellos creen que la actual situación (desaceleracion de la recuperacion) obedece a la escasa y apática aplicación de estímulos (otorgados en 2008/2009) Puedo ver con claridad, que para estos economistas existe un problema cíclico de insuficiencia de demanda, por lo que creen que el gobierno debería aplicar políticas monetarias y fiscales muy expansivas para hacer frente a esta debilidad y apuntalar el nivel de empleo. Para que se restablezca el consumo total sobre una base sostenible, tendría que haber una gran redistribución del ingreso, desde las clases altas que pueden permitirse ahorrar, hacia las clases bajas que gastan cada dólar que reciben. Impuestos más progresistas, gravando a las clases más altas-algo tiene que hacer Obama-, reduciendo los impuestos de las clases bajas, lograrían mejorar la economía.
Porque Obama no lo hizo hasta ahora?
Porque los economistas del lado de la oferta, argumentaban que ese tipo de impuestos desincentiva el trabajo y el ahorro, y por lo tanto reduce el PBI.
En mi opinión, ese análisis es relativamente aceptable para situaciones donde la producción esta limitada por el lado de la oferta, pero actualmente en los EE. UU., existe un considerable "out put gap" (capacidad ociosa), y la producción se ve limitada por la demanda.
Sin embargo Bernanke que seguramente lo tiene muy claro, miro para otro lado y señaló 3 acciones tacticas que podría seguir la FED para proporcionar estímulo adicional a la economía en el caso que ésta siga debilitándose:
1) Inyecciones de liquidez comprando títulos del Tesoro de largo plazo. Esto es para tratar de achatar la curva de tasas de interés bajando las tasas de largo plazo y, para bajar las tasas de los “mortgages” (préstamos hipotecarios), e impulsar la venta de casas, mientras se estimula a los bancos a prestar más, si quieren ganar lo mismo.
2) Mejorar el marketing del “Comité de buenas noticias del pueblo de Springfield” (apuntalar la estrategia comunicacional del Comité de Política Monetaria) asegurando que las tasas de interés permanecerán bajísimas por mucho tiempo, inclusive fijando fecha (una especie de tablita fija o decreciente/creciente de Martínez de Hoz, pero de la tasa fijada por la FED)
3) Pagar menos por los encajes excedentes que los bancos mantienen en la FED, aunque ya están en el 0,25% anual. Al comprimir mas la tasa libre de riesgos se estimula el crédito.
Lo que demuestra la estrategia Bernanke es, para que lado esta inclinada la balanza tactica. Cualquier plan de accion económico o financiero posible en los EE. UU., debe subordinarse la regla de oro.
Al decir de Bill Clinton seria: “Es la moneda idiota”, aspiramos a seguir empapelando el mundo con dólares, mientras esto sea posible.


Existen dos assets (activos) que como ventaja contra cualquier país del mundo, son incomparables:
1) Absorber dinero del mundo a tasas negativas (mediante Treasury Bonds)
2) Absorber dinero del mundo a tasas fuertemente negativas (preservando el seniority del dólar billete)

Es por eso que la opción de aumentar la meta de inflación (que proponían los mencionados economistas,-dos de ellos Premio Nobel-) fue descartada:
1. Para evitar los elevados costos en términos de pérdida de credibilidad de la FED, y su consecuente aumento de tasas de financiamiento para el Tesoro
2. Para impedir el debilitamiento potencial que podría experimentar el dólar como reserva de valor.
"Es la moneda idiota!"

No hay comentarios: