Barra de vídeo 1

Loading...

domingo, 13 de octubre de 2013

Massa, Macri. La diferencia es el relato?

¿Que dicen los Massa boys?
Su entorno opina que la inflación sólo se puede resolver en el marco de una política económica de desarrollo, alejada de los principios ortodoxos, que estimule la capacidad de la producción a partir de la inversión, compatibilizando así la reducción de la inflación, con mayores tasas de crecimiento, de empleo y de exportaciones. Creen que para ello se debe evitar la aplicación de medidas ortodoxas que impliquen el enfriamiento de la economía, ya que estas visiones han sido muy dañinas en nuestra historia y se demuestran también totalmente equivocadas en los países desarrollados, como lo manifiestan por ejemplo los enormes daños sociales que han generado en Europa.
Massa en economía opina lo mismo que el gobierno? - Que raro! - Digo porque De Mendiguren ha sido "maxi devaluacionista-consorte", en 2002. 


¿Que dice el equipo de Macri y el elenco estable del neoliberalismo?


El problema según esta corriente, es la falta de dólares, y una persistente caída de reservas del Banco Central a pesar de los controles cambiarios (no mencionan la contrapartida como las cancelaciones de deuda externa, títulos, caída en la cotización del oro, etcétera). En cambio, aumentarían las reservas pidiendo dinero prestado-colocando títulos en el mercado al 15% en dolares-. Dicen que el problema de divisas se agravó sensiblemente en lo que va de 2013; que existe un creciente deterioro fiscal, donde más del 90% de las necesidades de financiamiento del sector público se atienden con emisión monetaria que alimenta la inflación con pérdida de reservas, que a su vez agravan el problema externo. Que una tasa de inflación-que según ellos-, ya alcanzó 25% anual es intolerable, cuando el promedio mundial marca en promedio 2.5%. Omiten decir que (salvo durante la convertibilidad), esa relación inflacionaria de Argentina con el resto del mundo siempre ha sido sensiblemente peor que la actual. Hoy el sector público tiene que afrontar necesidades de financiamiento que obligan a emitir moneda porque no se pueden tomar dólares al 15%, como lo hacia Cavallo y los ayudantes del "Megacanje". Como ya no es obvio que la emisión produzca una inflación equivalente, es obvio que el neoliberalismo busca promover recortes en el gasto público (lo que usted y yo llamamos una nueva estructura de prioridades político económico y social). Si sos economista y no te gusta, decile "dominancia fiscal". Hay diferencia con el relato de los Masitas, porque dicen que para reducir la inflación, basta con aumentar la inversión. Para la visión fundamentalista de mercado, existe una fenomenal distorsión de precios relativos, incluyendo el tipo de cambio real, las tarifas de la energía y el transporte; todos estos economistas alsogaraysescos, hacen mucho énfasis en la brecha con el tipo de cambio oficial, e imprecan que seguirá ampliándose aun más. El problema de esta visión es que no cree que se pueda lograr una depreciación real, mediante una aceleración gradual del ritmo devaluatorio. Ellos ven necesaria una maxidevaluación en el marco de un “plan integral creíble” (que seria solo el de ellos mismos). Recuerde: Maxidevaluación y política de “shock”, que suele ser muy eficaz para generar “caos social” y 30 muertos en un día (2001). Una maxidevaluación restablece el equilibrio el tipo de cambio real pero;-¿a que costo?- La devaluación cuando es fuerte, durante un tiempo genera expectativas de nuevas devaluaciones futuras, porque parece que nunca fue suficientemente grande, y por lo general-en la coyuntura-lleva a una baja de la tasa de actividad económica y provoca un nivel de desempleo de magnitud. En este caso se logra una devaluación “real” que es estimulante del nivel de actividad en el mediano plazo, pero en el corto plazo la gente pasa meses de zozobra y “come de la basura”, aun en la ciudad de Buenos Aires. La corrección cambiaria da lugar a un aumento del ingreso de capitales, una mejora del superávit comercial, y en consecuencia, un repunte de la actividad económica varios trimestres después del desconcierto y la anarquía social, esto es cierto.
 

No hay comentarios: