Barra de vídeo 1

Loading...

sábado, 26 de febrero de 2011

El "efecto riqueza"

La coincidencia del aumento del Dow Jones y el éxito del consumo estadounidense no admite ninguna refutación; esta es una formula económico financiera trillada, pero efectiva en el corto plazo. Mas “dinero barato”, sube la bolsa = “mas consumo”

El regreso del “efecto riqueza” dio resultado. Dado que la tenencia de acciones en los hogares estadounidenses representa 16.9 billones de dólares; un aumento de 15% en el “Dow Jones” o “S&P 500”, representa un incremento de la riqueza de las familias de alrededor de 2.5 billones de dólares. Esto significa que cada 100 dólares de riqueza adicional, el consumo crece alrededor de 4 dólares; por lo cual, 2.5 billones de dólares de riqueza adicional aumentan 100 mil millones de dólares el consumo. Así se observa claramente como las magnitudes mencionadas, coinciden estrictamente con la caída del ahorro de las familias, y el resultante aumento del consumo. Como los ingresos de las familias norteamericanas luego de impuestos es de alrededor de 11.5 billones de dólares; una caída de 1% en la tasa de ahorro-esto es lo que sucedió-implica un aumento del consumo de 115.000 millones de dólares, equivalente a su vez, a la suba del consumo que provocó el aumento de la riqueza como resultado del alza que se observa en el periodo, cuando uno compara consumo y Dow Jones o S&P 500.
No parece obvio que en 2011 el mercado de valores siga subiendo al ritmo de 2010 y, cuando a mediados de este año finalice el “quantitative easing”, no me imagino una Reserva Federal que continúa con sus compras masivas de bonos del Tesoro.
Sin aumento en los indicadores lideres del mercado de valores- Dow Jones y S&P 500-, el “efecto riqueza” se irá neutralizando, y el ahorro afectara el ritmo de crecimiento del consumo, y consecuentemente el PIB.
El crecimiento de 2010, coincidió con una nueva burbuja en el mercado de valores; más que con una recuperación de la economía real estadounidense. Como dije en Noviembre de 2010-ver nota: "Veranito..."-, las ventas de Thanks Giving y Christmas, no me parecían suficiente incentivo para ilusionarme con un mayor gasto de las familias y las empresas en 2011. En Febrero los precios de las viviendas continúan cayendo y el mercado laboral sigue muy debilitado; el mundo necesita ver sustentabilidad en el crecimiento de la mayor potencia económica mundial. Si esto no ocurre, los inversionistas han de tomar decisiones hacia el segundo semestre, y seguramente provocaran turbulencias, en medio de un ambiente político internacional enrarecido por los sucesos del norte de África.

No hay comentarios: