Barra de vídeo 1

Loading...

domingo, 22 de febrero de 2009

¿Cambiando ideales o descubriéndolos?

Hillary Clinton, le pidió a China que siga invirtiendo en Bonos del Tesoro estadounidense

"Las dos economías dependen una de la otra" H.C.

Yo diría, EE UU necesita que los chinos no salgan a vender los Bonos estadounidenses haciendo caer el precio de los títulos y la confianza mundial en sus finanzas. También EE UU depende de recibir nuevos créditos chinos en forma de compra de bonos y aceptación de billetes verdes.
En cambio los chinos dependen de que EE UU les pague lo que les debe, o encuentre alguna forma de compensación para recuperar los bonos emitidos, y los 1,95 trillones de dólares EE.UU. que los chinos atesoran como reservas en su Banco Central.

"A China no le interesa que no seamos capaces de poner en marcha nuestra economía". H.C

-¿Quién le dijo a Hillary que es lo que les interesa a los chinos estratégicamente?- China es una cultura milenaria e impredecible que planea estrategias a 500 años - Si EE. UU. ahora depende de China, y antes era el líder mundial, por carácter transitivo, los chinos ya son los verdaderos líderes del mundo.


"Realmente resurgiremos o nos hundiremos juntos. Estamos en el mismo barco y por suerte remamos en la misma dirección". H.C.



No parece que estén en el mismo barco, poco une a China y EE UU. No es la cultura ni la política. Lo único que les liga son los Bonos del Tesoro y los Billetes con la cara de Washington que se encuentran en el Tesoro del Banco de China.


"Con la compra de los Bonos del Tesoro, China reconoce la dependencia mutua", dijo Hillary. China es el mayor acreedor de Estados Unidos y ha invertido de sus reservas 585.000 millones de dólares en bonos de la deuda norteamericana. La inversión es "una decisión muy inteligente". H.C.

“El que debe, es esclavo de aquel a quien se le debe”, dice un Proverbio. La dependencia reside en el deudor. Es al deudor de la casa, el automóvil o la heladera a quien ejecutará un Banco acreedor. Sin duda la inversión en Bonos ha sido un método inteligente-como dice Hillary, aunque por otra razón- de generarle a EE UU “dependencia” de China, sin disparar una sola bala.

“Por un lado, es una inversión segura, y por otro China ayuda así a Estados Unidos con el enorme déficit necesario para el paquete de coyuntura para revivir la economía, de modo de que China pueda a su vez volver a exportar al país americano”. H.C.

No está muy claro porque la inversión sigue siendo segura, en un período donde la economía estadounidense pasa por su peor momento y escala la crisis. China no ha dicho como ayudará a EE UU con el déficit creciente, aunque lo haya financiado hasta ahora. Si presta no serán donativos, porque su situación seguirá empeorando desde el punto de vista de su exposición crediticia, y en el futuro podría enfrentar un eventual incumplimiento y reestructuración; donde la tenencia de Bonos y billetes verdes, verían reducida su valuación teórica en forma drástica.
En China no hay libertad, ni democracia, tampoco es la historia lo que movió a la Secretaria Clinton en su primera gira.
El mensaje de desplazar tradicionales aliados-europeos- y hacer silencio ante las violaciones a los derechos humanos en China, con el fin de obtener cooperación para superar la crisis, nos muestra una estrategia filosófica que depone ideales, para centrarse ciento por ciento en “intereses”.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Tenías alguna duda papá?

Anónimo dijo...

Esta secretaria de Estado se diferencia de Condy Rice polrque es petisa, blancá. Sin emmbargo coincide en lo ridículas que han sido ambas en los asuntos de política exterior.

Anónimo dijo...

Que estrategia esperabas? Lo único que mueve a esta lacra de dirigentes es el interés por preservar su estilo de vida. No hablo de cultura, hablo de vanidades y excentricidades. Desde los dirigentes hasta la gente que gana 2500 dolares y compra una casa y una camioneta.