Barra de vídeo 1

Loading...

lunes, 2 de febrero de 2009

Borges no comía vidrio

“Los peronistas no son ni malos ni buenos, son simplemente incorregibles.” Jorge Luis Borges.
El "peronismo disconforme" y el “peronismo empresario” se muestran muy activos en estos días, dispuestos a intentar alternativas al otro lado del oficialismo, y probablemente por fuera del peronismo como Rodríguez Saa en 2003.
Felipe Solá fue punta de lanza de los nuevos candidatos, desacreditado públicamente por Kunkel, y desterrado de Kirchner; desde su banca en Diputados, se adelantó a la actitud que tuvieron Menem, Chiche Duhalde y Rodríguez Saa, en el Senado. Felipe habla bien de Macri. Solá, quien fuera “la válvula del escape”-no la válvula de escape-de Ruckauf en la Provincia de Buenos Aires, dejó a Duhalde y se fue con Kirchner. Recuerde su paso por Agricultura y Ganadería, cuando fue secretario de estado de Menem, antes de unirse a Duhalde.
Duhalde construyó una alianza con Menem que lo llevó a la victoria sobre "La Renovación". Duhalde dejó a Cafiero y este se fue con Macaya, quien primero estaba con Menem-1988-. Duhalde había enfrentado exitosamente a Herminio Iglesias-quien le arrojó un busto de bronce de Perón a Menem en el Congreso del PJ-. Mas tarde Duhalde se enfrentó con Menem en una lucha que duró casi 4 años.
Cristina hoy recoge la revancha de Duhalde por haber empleaado una dura mención hacia el mentor de su esposo-recuerde que usó una versión cinematográfica, el éxito máximo de Francis Ford Copolla. Una declaración adicional fue: "la portadora de apellido", al decir de Cristina refiriéndose a Chiche.
Francisco de Narváez ha sido por lejos, el sponsor más destacado del futbol de verano, el clásico televisivo de Boca y River lo ha tenido como “el gran protagonista”, en segundo término hemos de destacar a Mouche, de gran actuación. El autobombo es un clásico argentino que comercialmente funciona para los publicistas, entre el ego del cliente y los honorarios de quien va “a los mangos”. Una campaña patética de un candidato con “cero carisma peronista” que sigue invirtiendo en su carrera política.
Néstor Kirchner, quien luego de haber recibido una concluyente sponsorización de Duhalde en 2003, declarara la independencia de su mentor; está viendo reaparecer un enemigo con clara animadversión, hasta el punto de apoyar a todas estas insipientes corrientes. No obstante, dentro del propio peronismo oficial, el kirchnerismo se eligió un rival propio, con buena imagen, e instaló la candidatura presidencial de-según Duhalde-el “apático Lole Reutemann”. Reutemann no desea ninguna recomendación "K", apenas si la gente olvida que llegó a la política de la mano de Menem, y que fue el primer candidato que le falló a Duhalde, antes que De la Sota mida bajo cero, y Kirchner apareciera como "el muleto", o "Chirolita".
Como pegarle a Moreno es un negocio seguro, Reutemann se arriesgo a criticar al secretario de comercio, y rehusó asegurar la renovación de la banca de la víctima de los huevazos: Agustín Rossi, diputado del kirchnerismo por Santa Fe, presidente del bloque oficialista. Por su parte Schiaretti, oportunamente apoyado por Kirchner en Córdoba-ex secretario de industria de Cavallo-, se mantiene a cierta distancia del gobierno, y rehúsa la inclusión de Patricia Vaca Narvaja, representante del oficialismo en diputados, que debería renovar su banca.
En Capital, el kirchnerismo por ahora no tiene candidatos con posibilidades de enfrentar a Carrió, necesita sacar un conejo de la galera como acostumbraba Menem. Herman Gonzalez, Palito Ortega, Reutemann, y Scioli; todo fue posible en el peronismo desde 1988.
Capital, Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, congregan más de dos tercios de los votos nacionales.
La oposición, sigue sin expresar una alternativa aglutinante a nivel nacional. En la Capital, la UCR y Carrió, llegaron a un acuerdo para ir juntos, aunque las mezquindades han comenzado a exhibirse a la hora de las candidaturas. En la provincia de Buenos Aires, la UCR y los Socialistas de Binner ya tienen conflictos por las mismas razones. Se sigue intentando infructuosamente avanzar hacia un bloque opositor, que reúna “el Cletismo”, la anoréxica UCR, la Coalición Cívica, y el Socialismo. Por ahora los sondeos desaconsejan incluir a Macri y López Murphy de esa seudo social democracia conservadora-de base anti peronista. Lo seguro es que el peronismo disidente, también es “anti gorilista”, y no se respaldaría en ese bloque, ni en el peor de los casos. La gran diferencia entre López Murphy y Macri-según este último-es que el bull-dog es gorila. Macri aprendió a digerir a los peronistas desde muchacho, cuando hizo los primeros palotes con Carlos Groso y José Octavio Bordón, gerentes del holding de su padre.
El campo vuelve a abrir un frente de conflicto, en un año donde las ambiciones políticas son inocultables. A pesar de los subsidios a los tamberos, sin embargo los reclamos no cesan porque existe un pedido de asistencia legítimo que obedece a la sequía. Una parte menor, pero incuantificable de hombres del campo de hoy, se encamina hacia una nueva protesta. Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba aparecen como las provincias más conflictivas, y coinciden como decía antes, con un peso electoral importantísimo. Los gobernadores ávidos de heroísmo electoralista y el "Cleto", han solicitado la suspensión de las retenciones.
En otro orden de cosas, los sindicatos comienzan a ponerse de moda en todo el mundo. Venturosamente en Argentina gobierna el peronismo y la alianza de gobierno-GGT se mantiene firme. La historia argentina indica que cuando los sindicatos se deciden a la lucha, y el gobierno no es peronista, las pulseadas suelen ser irreductibles, con consecuencias azarosas. En este escenario, la CGT sigue recuperando conquistas, y los sindicatos ya anticipan que pedirán un aumento cercano al 20%. La desaceleración de la economía mundial que ha comenzado a disparar el desempleo en forma salvaje, me hace pensar que pedir aumentos de salarios hoy, aunque sea justo, no parece ser una buena idea.

No hay comentarios: