Barra de vídeo 1

Loading...

sábado, 22 de febrero de 2014

ORTODOXIA, SOLO PARA EL CORTO PLAZO


No es buena la idea de bajar de peso, cortándose una pierna ni provocando bulimia*. Esta vez, yo mismo voy acudir a la “medicina, y la memoria”. * (adopción de conductas en que el individuo se aleja de la alimentación saludable, consumiendo en exceso en periodos de tiempos cortos, para después eliminar el exceso a través de vómitos o laxantes. Luego quedara un enfermo depresivo)
Bajar el gasto y aumentar los impuestos a los trabajadores, para el gobierno de De la Rúa-en los primeros meses de su gestión-, fue el comienzo irreversible de un derrotero hacia el abismo. Afectar gente rebajando salarios públicos para mejorar un cuarto de punto porcentual el superávit fiscal ante un default inminente, fue el desvarío de un Ministro presionado por su propio entorno. Cavallo daba los últimos manotazos de ahogado, en resignación y abandono de sus promotores, para finalizar con un caos. Recordemos que desde Juan Vital Sourrouille (Ministro de Economía del Presidente Alfonsín),  Argentina firmó 15 acuerdos con el FMI y no cumplió ninguno en su totalidad.

La razón de mi lucesita amarilla, es que “subir las tasas y bajar el gasto” no atiende idearios peronistas.
Tampoco retrasar los salarios, los trabajadores son "la razon de ser" del peronismo.
 
Los ministros de economia y presidentes del BCRA de la era  “K”; habitualmente han sido: A) acusados o, B) despedidos:

A) Acusados por no suscribir “las recetas estándar”

B) Despedidos por “proponerlas” (enfriar la economía)

Otra cuestión es que en 2002 hubo una proliferación de bonos públicos  creciendo sin pausa, esto fue sumando a la deuda + deuda, y aún la relación de endeudamiento PBI aumentó perjudicialmente.- Luego del desbarajuste total, cuando ya la economía rebotaba, en Octubre de 2002 en Argentina el 35 por ciento de las empresas nacionales que tenia deudas mayores de 3 millones de pesos, estaba en problemas (Fuente: Gerencia de análisis de riesgo crediticio del BCRA). El riesgo de insolvencia  técnica o los préstamos en situación  “de difícil recuperación”, había crecido 40 por ciento en 10 meses. Los créditos de cumplimiento puntual habían caído al 50 por ciento en el mismo periodo. Los que pagaban como podían, mediante arreglos especiales eran 4 veces más que a fines de 2001. Un informe reservado al que tuve acceso-de una de las calificadoras “más importantes del mundo”-, registraba incumplimientos en 55 por ciento de las O.N. (Obligaciones Negociables) de empresas nacionales analizadas. Además de eso, un 38 por ciento adicional de las O.N. figuraban con perspectiva negativa, aunque todavía no registraban incumplimientos. Es decir el 92 por ciento estaba en situación o con perspectivas de default. Además, los Bancos que alababan los "economistas lobbistas", que eran aquellos que concentraron el negocio financiero y prestaron dinero de nuestra gente a nuestro Estado, aún valuando los bonos al 50 por ciento, tenían un Patrimonio Neto negativo de US$ 8.000 millones. Por la compensación a los bancos y el canje de depósitos, el ministerio de Economía ordeno emitir bonos en dólares que recibieron las entidades, más los que recibieron los ahorristas, que totalizan una emisión (luego del default) de 15.600 millones de dólares y 4.300 millones de pesos. El crédito seguía cayendo y la situación era precaria, quedo demostrada la endebles del esquema “enfriador”. Claro que fue en 2001/2002 el pico de mayor desastre de la historia, pero empezó con la aplicación de las típicas recetas ortodoxas. El default técnico revelado en el Congreso por Rodríguez Saa, pública y formalmente, ya se había provocado cuando Horst Köller y Ann Kruegger  no atendían las desesperadas llamadas telefónicas de Cavallo. Tengamos memoria y seamos breves; la suba de la tasa de interés y la disminución del gasto, no son soluciones que deban trascender el corto plazo. El retraso de salarios y jubulaciones "no son negociables". Pensemos mas.


 

No hay comentarios: