Barra de vídeo 1

Loading...

lunes, 10 de octubre de 2011

#Argentina se la viene bancando

                                        

Al impacto de la crisis mundial, súmele que Argentina es victima de la tradicional dolarización de portafolios pre elecciones, de quienes practican el deporte de fugar divisas. En Agosto y en Septiembre, la salida de capitales alcanzó u$s 3,000 millones mensuales. Los economistas noventistas ya hablan de una excesiva emisión, y transmiten por donde quiera que vayan expectativas devaluatorias post elecciones, alentando además, temores apocalípticos relacionados con la posibilidad de una “profundización del modelo” durante el próximo mandato.
La incertidumbre puede subir más, estas amenazas en pinzas aumentan la elevada tensión existente en el mercado de cambios, en un contexto en el cual el BCRA ha optado por dejar de vender divisas en el mercado spot, pasando a vender dólares futuros.
La tensión mundial hizo que la soja bajara desde u$s 530 la tonelada a u$s 426, una caída de 100 dólares que si se mantiene podría privar de ingresos adicionales no previstos, pero muy bienvenidos (recuerde que ese precio es casi el máximo).
El alargamiento de la incertidumbre europea, subió a más de 1,000 bp el riesgo país argentino, elevando de manera absurda el costo de financiamiento de nuestras empresas en los mercados de capitales. Si se excita la aversión al riesgo, podría restringirse el financiamiento de las provincias y las empresas en la colocación de bonos. Brasil dio lugar a una depreciación del 20% del real, desde el 25 de julio, sin embargo, la apreciación previa había sido absurda. Si el real brasileño se devalúa mas, entonces se deteriora nuestro tipo de cambio real bilateral y multilateral; y confirma las sospechas que siembran quienes instalan la expectativa de mayor tasa de devaluación futura; esto es lo que evidentemente alimenta la fuga de divisas. Si bien Argentina no es Brasil-dependiente como se pretende hacer ver (sólo el 20% de las exportaciones argentinas van a Brasil), una depreciación del real, bajaria la rentabilidad de los industriales que exportan sus productos desde Argentina. La balanza comercial con Brasil es deficitaria, en los primeros 8 meses del año en u$s 2,770 millones. Un real devaluado puede ampliar el desfasaje comercial que tenemos hoy, u obviamente una desaceleración mundial y regional, debilitaría la demanda de productos argentinos desde el resto del mundo.
No obstante, no escuche nunca a nadie decir que la Argentina esta blindada (a lo mejor me lo perdí), en cambio avanzando por la negativa, he visto como sutilmente se instalo un latiguillo: “Argentina no esta blindada”, como si alguien pudiera creer que vivimos en el agujero de ozono...
Si la incertidumbre global crece y el mundo entra en recesión, Argentina sufrirá los efectos no deseados, pero creamos que “se la va a bancar mucho mejor que en otras crisis anteriores”.
Los números oficiales muestran una economía que se expande robustamente, en el segundo trimestre el PBI habría aumentado con respecto al primero a un ritmo anualizado de 10.5% promediando un crecimiento interanual de 9.1%.
Las ventas de automóviles, la construcción y los Shoppings continúan revelando un buen desempeño; el 2011 se perfila para cerrar con un crecimiento final del orden de 8/8.5%.
Pese al enorme trabajo del secretario de Comercio para cuidar las divisas, la demanda de dólares se intensificó, y en los últimos dos meses lo hizo a un ritmo extravagante. El 2011 empezó con una fuga de u$s 1,200 millones por mes; el trimestre Mayo-Julio remontó a u$s 2,200, y en Agosto-Septiembre ascendió a u$s 3,000 millones.
El BCRA se vio forzado a vender 1,170 millones de dólares en Agosto y unos dólares 1,100 en Septiembre, por esa razón también, el BCRA opta por desacelerar la tasa de expansión monetaria que convalida los pesos para comprar los dólares.
Cambió la estrategia cambiaria, se dejó de vender dólares en el mercado "spot" y se pasó a vender divisas en el mercado futuro a un tipo de cambio similar al de hoy. El BCRA está vendiendo dólares a fin de Octubre a $ 4.205, con esta intervención, el tipo de cambio nominal contado se apreció en los últimos días, cuando en Agosto se había devaluado a un ritmo de 17% anualizado. Disminuyeron las expectativas de devaluación que se habían disparado el mes pasado con el aumento transitorio de la oferta de divisas, así que el BCRA pretende eliminar el exceso de demanda de divisas sin tener que recurrir a la venta de reservas. Esta estrategia es buena, porque los factores internos (elecciones) determinantes de la fuga de capitales son transitorios.
Se subieron las tasas de interés un punto y Septiembre fue un mes menos expansivo en materia fiscal. En las primeras tres semanas el BCRA emitió muy poco y la recaudación tributaria de Septiembre creció + 33.9% con respecto al mismo mes del año anterior. Como decía al principio de la nota: Argentina se la viene bancando.










No hay comentarios: