Barra de vídeo 1

Loading...

domingo, 20 de diciembre de 2009

Arturo Jauretche

"Al tilingo la m…no se le cae de la boca ante la menor dificultad o desagrado que les causa el país como es. Pero hay que tener cierta comprensión para este tilingo, porque es el fruto de la educación en cuya base esta la autodenigración como zoncera sistematizada. La autodenigración se vale frecuentemente de una tabla comparativa referida al resto del mundo y en la cual cada cotejo se hace en relación a lo mejor que se ha visto o leído de otro lado, y descartando lo peor" (Arturo Jauretche, MANUAL DE ZONCERAS ARGENTINAS)
No obstante lo dicho por Jauretche, algunos índices internacionales, difundidos en las últimas semanas, muestran por si solos, que Argentina es una satisfacción para quien lee sin dejarse influenciar por los "pesimistas full time" o los "tilingos" que repiten frases hechas, sin investigar. El Índice de Desarrollo Humano (IDH) de las Naciones Unidas-promedio de sesenta variables tales como educación, salud, PBI per capita, etc.-, a solo 8 años de un estruendoso default, la ubica en el puesto 49, sobre 182 países.

Argentina en el mundo




45º Croacia
46º Lituania
47º Antigua y Barbuda
48º Letonia
49º Argentina
50º Uruguay
51º Cuba
52º Bahamas
53º México

Pero si avanzamos en el análisis, en el contexto latinoamericano la Argentina se encuentra ubicada segunda. Entonces, a pesar del desastre que experimentamos en 2001/2002, el país conserva una posición destacada en la región, que se acrecienta cuando uno mira donde esta Brasil, el gigante de la región, México el socio de EE. UU. en el ALCA o Colombia, el alumno ejemplar. Aunque claro, "el tilingo" solo resalta Chile, que se encuentra mejor posicionado en este indicador.

Argentina en Latinoamérica





1º Chile
Argentina
3º Uruguay
4º Cuba
5º México
6º Costa Rica
7º Venezuela
8º Panamá
9º Brasil
10º Colombia
11º Perú
12º Ecuador
13º Paraguay
14º Bolivia
15º Guatemala
16º Nicaragua

Si bien a por causa de las dos guerras, el desarrollo humano de Argentina era comparable al de muchos países de Europa, hoy pese a haber retrocedido en el ranking, mantiene una posición decorosa en el contexto de la región y del mundo. Cuando uno habla con empresarios y banqueros extranjeros, con dificultad puede encontrar a un estadounidense, canadiense, francés, alemán, suizo, ingles, chino o japonés que hable mal de su país o resalte aguna falencia, por el contrario, seguramente piensa que son los mejores. Si nos gusta comparar, si queremos ser como alguna de esas naciones, deberíamos comenzar por imitar el ejemplo de amor y prudencia de sus ciudadanos hacia su pais, mayormente deberian hacerlo aquellos que salen de su frontera para opinar de "como estan las cosas por estas pampas".

No hay comentarios: