Barra de vídeo 1

Loading...

domingo, 15 de noviembre de 2009

Recuperación económica, débil EE.UU.

Un análisis convencional de la situación actual, sería que EE.UU. atravesó una profunda recesión, y que la recuperación ya ha empezado. No obstante el desfasaje de la producción dice otra cosa; la crisis de las hipotecas, mas la quiebra de Lehman Brothers generó una recuperacion debil, una abulia de la que todavía no se ha salido. Los años de la burbuja inmobiliaria dejaron un exceso de capacidad productiva y demasiadas deudas, más allá del bail out I, II y XXV. No obstante la buena noticia es que el gasto de los consumidores que en EE.UU. equivale al 70 % de la actividad económica, creció, y en el tercer trimestre de 2009 reanuda la senda del crecimiento a una velocidad anualizada de 3.5%, trimestre contra trimestre anualizado y desestacionalizado, después de un año de sucesivas caídas trimestrales.
El crecimiento de 3.5% lo explica un aumento de las ventas finales de 2.6%, y un importante aporte de las existencias que contribuyeron con casi 1 punto porcentual, al caer en el tercer trimestre a una velocidad menor que en los trimestres precedentes, lo cual implica un aporte positivo al crecimiento.
Las ventas finales fueron afirmadas por un crecimiento del 3% del gasto doméstico, trimestre contra trimestre anterior, y reducidas por un sector externo neto contractivo en medio punto porcentual, dado que el crecimiento de las exportaciones de 14.7% trimestre contra trimestre, fue sobrepasado por el aumento de las importaciones de 16.3 %.
El desempeño económico estadounidense demuestra que subsisten los problemas estructurales, porque no existe ninguna modificación trascendental en el modelo que colapsó, apenas se reactiva la economía, comienza a sufrir la cuenta corriente su correspondiente deterioro.
En cuanto al gasto doméstico, prevalece el avance del consumo personal que aumentó 3.4% trimestre contra trimestre, experimentándose la tasa más alta desde el primer trimestre de 2007, impulsada por una natural expansión del consumo en bienes durables y semi durables. En términos porcentuales esto es 22.4% trimestre contra trimestre, y de suyo explica un punto y medio porcentual del total del PBI. Las ventas de bienes durables y semi durables, siempre se recuperan a un ritmo mayor que el resto, en los trayectos iniciales de un ciclo expansivo, no obstante recuérdese el impulso de los planes “canje” para la compra de automóviles denominado “Cash for Clunkers” promocionados por el gobierno.
El consumo de bienes “no durables” y de servicios en el tercer trimestre de 2009 mostró un comportamiento moderadamente positivo, aportando 0.88 puntos porcentuales al crecimiento del PBI, revirtiendo la tendencia levemente contractiva de los trimestres previos.
No obstante, las buenas noticias del consumo me refuerzan una preocupación que yo tengo en estos días: que los funcionarios públicos y los mercados estadounidenses no encuentren ninguna estrategia concreta y sustentable para responder a la debilidad del contexto económico en que está edificada esta insipiente recuperación.

No hay comentarios: