Barra de vídeo 1

Loading...

sábado, 30 de mayo de 2009

Latinoamérica y Argentina están muy bien

El mundo desarrollado cayó en un hoyo insondable, aunque las políticas activas demagógicas e inflacionarias usurpadas de los países insensatos como Argentina por EE.UU., Europa, Japón y China están morigerando el desbarajuste de una magnitud equivalente a la posterior a la Segunda Guerra Mundial. Latinoamérica está muy bien, respecto de otras áreas y ya es la quinta economía del mundo por su PBI. Brasil, México, Argentina y Venezuela; en ese orden, están transitando un tiempo especial. La Europa del Este, donde corrieron los capitales del otro margen, tuvo su fiesta y, hoy sufre las consecuencias de comprar a libro cerrado las recetas que importaron los nuevos modelos culturales del neo liberalismo europeo. El desplome del comercio internacional es fenomenal, los comerciantes del mundo sufren, su mercadería no encuentra a sus clientes habituales consumiéndolas. Después del desplome de Lehman Brothers, el sistema internacional se paralizó, hasta que la “Amnesty Internacional” de los bancos centrales ricos, hizo volver a exhumar el extinto, no obstante el mundo aún es un lugar muy inseguro a nivel macroeconómico y financiero. Ahora las tasas de interés son más altas en Europa Centro y Este, y el riesgo baja en América latina y la Argentina-nuestro bonos se recuperan de una manera insólita-. Los economistas y consultores europeos asesores de inversión directa en Europa del Centro y Este, están aún dando explicaciones.
La crisis de los mercados está como detenida estos meses, aunque la recuperación de la economía real, no da señales de vida. Las tasas de desempleo desaceleran su caída pero siguen acumulando damnificados en los EE.UU., cada vez mas gente pierde su empleo y se agotan los tiempos de los subsidios.
Latinoamérica creció más que el resto del mundo. En cuanto al precio de las commodities, no existió una burbuja, ya que la soja en los años 70 cotizaba al doble del precio más alto registrado en el 2008. En una población que crece a pasas agigantados, los alimentos son el futuro, los precios están volviendo a subir en los últimos dos meses y pueden consolidarse en niveles muy estimulantes. La cuenta corriente no se está deteriorando estrepitosamente en Latinoamérica, ni en la Argentina-como dicen los agoreros-. Caen las exportaciones, pero las importaciones caen a mayor velocidad, “el mercado está funcionando y auto regulándose” en Latinoamérica. En 2009, el crecimiento negativo del mundo será peor que el crecimiento negativo o neutro de latinoamerica. El financiamiento externo ha caído de manera brutal por el cataclismo bancario estadounidense y europeo. Sin duda, le guste o no a los sortílegos que asisten estupefactos a los acontecimientos actuales, estamos mejor que en otras zonas del mundo, donde las pérdidas de activos a nivel internacional suman más de 60 billones de dólares. América latina recibiría unos 180 mil millones de dólares, por parte del FMI, que aunque no vengan directamente a la Argentina, lo harán-en parte-en forma indirecta.
La solidez financiera de la Argentina es espectacular, puede decirse que es más alta que la de EE.UU. y de Japón. Aunque experimentamos un contagio económico, a nivel financiero, ni siquiera nos enteramos de la crisis sistémica que embarga al mundo de “los países serios”. Esto es “Argentina año verde”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Resulta que ahora nadie habla. ¡Que dicen ahora de la expansiòn monetaria, la inflaciòn, el dirigismo y estatismo, el dinero espurio, todos los muchachos del elenco estable; los hijos de Martinez de Hoz y Aleman, los chicago boys que eran la tercera linea de la dictadura miliar!