Barra de vídeo 1

Loading...

viernes, 27 de abril de 2012

#YPF, #Kirchner, #Congreso


Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá, dice el Best Seller de todos los tiempos.
Los debates de una sociedad a veces pueden ser inspiradores de soluciones dinámicas, si son transitorios y constructivos. Basta escuchar a unos u a otros para que el ciudadano de a pie esté confundido sobre el tema #YPF.
En un mundo en crisis, los argentinos no nos encontramos en medio de problemas domésticos tan considerables. El gobierno luce persistentemente entorpecido, se le exhiben todo tipo de errores políticos, reales e imaginarios, sin piedad desde que asumió su mandato. En este momento, con un inédito consenso en el #Congreso Nacional, el grado de disconformidad de los medios, trasmite una sensación proporcional de opiniones muy diferentes que las reales.
Cualquier #gobierno sabe que puede atravesar momentos de cuestionamientos, tampoco ignorara que hay momentos donde la oposición se revelara intempestivamente; pero ¿los medios locales enfrentando la opinión de los representantes del pueblo argentino...?
En nuestro país siempre han alternado expresiones sosegadas y pacientes, con indefendibles actos de intemperancia; pero esta vez parece que la dirigencia mediática que lidera la resistencia, trata de imponer su visión extranjerizante en forma casi autista. No se dan cuenta de lo mal que quedan parados.
-¿Qué le pasa a la gran prensa de los argentinos?
Pasa que distorsionando su misión, la corporación de medios y sus conductores le imponen órdenes de opinion a los políticos, empresarios, sindicalistas y profesionales. El liderazgo mediático disidente exhibe en esta hora los rasgos más duros e intolerantes; sus títulos son de una mendacidad y egoísmo inusitado, desnudan un rencor y violencia que conducirían al gobierno al desastre si titubeara.
Posiciones de inflexibilidad máxima alimentan los enfrentamientos de sus representantes politicos y profesionales, día tras día. Algunos referentes están al borde del abuso de su presencia-influencia mediática, encendiendo las pasiones más hostiles de sus lectores, oyentes o televidentes.
Todas las naciones, incluso las de culturas más armoniosas, han sido golpeadas por conflictos generados en el liderazgo mediático en estos tiempos, lo se. Incursionan en temas de “escuchas ilegales” que tienen que ver con asuntos económicos y hechos políticos como los nuestros (recuerde Murdoch en el Reino Unido). Pero estos enfrentamientos se cobran inocentes que están muy lejos de aquellos que viven enfrascados en su codicia, subestimando el alcance de un conflicto potencial.
La violencia mediática ha sido antes de hoy cómplice del estallido social, y constituye la gran tentación de los violentos fundamentalistas que encuentran respuesta para justificar su derrota intelectual. En Argentina esta claro ya que muchos oportunistas insisten en aprovechar la circunstancia para obtener cosas muy diferentes a los objetivos declamados.
Estas manipulaciones mezquinas escapan a toda lógica, atentan contra toda la sociedad; sobretodo contra la menos atenta, desafiando las libertades vigentes. Si no hubiera una amplia y generosa libertad de prensa y expresión, los titulares de los diarios de hoy serian inviables.
En escenarios como el de #YPF-REPSOL, ya lo sabemos los argentinos, las caras históricas aparecen en el acto, con algunas variantes de nuevos legatarios. En algunos casos coinciden hasta los apellidos de sus nuevas generaciones.
No puede ser que a cualquier tema económico le aceche un argumento de rompimiento. Debería estar claro ya que un modelo económico anti argentino e impopular no podría imponerse hoy dia, ni siquiera acompañado de una represión feroz.
Con la experiencia de la historia reciente-la que nadie, ni siquiera los medios se atreven a negar-, es hora de exhortar a los provocadores: ¡Recuerden los resultados de los enfrentamientos torpes!
Pese a las tensiones, la sociedad argentina no debe caer en la trampa, tenemos que exigir la construcción de un espacio democrático de progreso armónico y tolerante, para ello existe un digno atractivo: “poder vivir y trabajar en paz”

No hay comentarios: