Barra de vídeo 1

Loading...

lunes, 23 de marzo de 2009

Dólar

Una ineludible consideración del escenario mundial, es imprescindible para tomar decisiones o medidas de cualquier tipo. No podemos hacer abstracción de la crisis global, ni podemos borrarnos la historia económica Argentina.
Muchos países del mundo están aumentando la oferta de dinero y bajando violentamente las tasas de interés para abaratar el crédito y alentar los gastos en consumo e inversión. El mundo desarrollado ha colmado de liquidez al sistema financiero y se aproxima a tasas de interés cercanas a cero. Los países emergentes patrocinan políticas monetarias expansivas. Chile redujo su tasa de referencia 6% en 90 días; pero Argentina, por su historia-no por los últimos 7 años: superavit gemelos y estabilidad cambiaria-, no puede acelerar la emisión de dinero y tampoco puede bajar demasiado la tasa de interés-aunque la tasa bajó fuertemente- por la constante amenaza que provocan la expectativa constante de devaluación, o la apuesta especulativa del mercado contra el peso.

Si el BCRA emite pesos, alienta la compra de dólares. La gente está siendo alentada a salir del peso y resguardarse de una devaluación, los industriales reclaman fuera de tiempo un TCED*, es decir un dolar mas alto. Una disminución de la tasa de interés haría menos atractivo el tradicional “plazo fijo” y, agudizaría la compra de dólares y la salida de capitales. En 2008 la fuga de capitales alcanzó 23.000 millones de dólares, solo en Octubre salieron 4,300 millones. Un absurdo total: -¿comprar una moneda fuera de control, de un país que se está endeudando y emitiendo descontroladamente, y luego depositar esos bonos o billetes en bancos quebrados, sostenidos por un gobierno fuertemente cuestionado por este accionar?
El BCRA técnicamente(TCEM**)- en estos días-no necesita realizar una devaluación mayor del peso para mejorar la competitividad cambiaria a la manera de lo que hicieron Brasil, México o Chile, porque tampoco antes revaluó el peso cuando alguno de los países mencionados lo habían hecho, y de manera importante en 2008.- En materia cambiaria, muchos países emergentes que un año atrás habían revaluado sus monedas-cuando el Euro tocó 1,60 dólar- permitieron en este tiempo devaluaciones como Brasil -que devaluó 44% desde julio pasado-, momento hasta el cual había apreciado fuertemente el real. El peso argentino se depreció 23%, pero tengamos en cuenta que cuando Brasil apreciaba su moneda, Argentina mantenía el peso subvaluado.

*TCEM: Tipo de cambio de equilibrio de mercado

**TCED: Tipo de cambio de equilibrio de desarrollo

No hay comentarios: