Barra de vídeo 1

Loading...

domingo, 12 de diciembre de 2004

Decifrando un contragolpe


El sueño de un conjunto musical expresado en una canción: ¡Que vuéeelva Cáaaarlos!!!!
A veces los economistas de este conjunto desorientan a sus "escuchas", ahora proponen no pagarle al FMI con reservas.
Dicen: “La filosofía de la actual política económica es opuesta a la del FMI”. ¡Chocolate por la noticia!
La diferencia medular es que este gobierno prioriza una política macroeconómica saludable (fiscal, monetaria y cambiaria) sin exclusión social, sin el concepto de "unidades de personas" , una definición inventada pero apropiada para quienes no conciben un país con gente adentro. La impaciencia que le imponen sus clientes y sus horrores de pronóstico son fenomenales. Se les pagan honorarios mensuales para difundir sobresaltos y hacer lobby, no para hacer trabajos de economistas profesionales. Esto es muy fuerte y se nota. Claramente economistas que no hacen economía, sino lobby. Lavagna y Kirchner se resisten a las revisiones trimestrales del FMI y los cronogramas unilaterales que le quiere imponer la dama de hierro (Ann Krueger). ¡Kirchner y Lavagna no quieren, my friends! -Digo:-¿Es tan difícil entender qué es lo que no quiere Kirchner? : Ejemplos de que es lo que no quiere: a) aumentar las tarifas de servicios públicos, residenciales ni retirarse de las regulaciones (no es lógico pedirle a K lo que hubiese hecho Menem, porque uno ganó y el otro perdió); b) reclutarse para elevar el Superávit fiscal primario a no se que cifra para pagarle más a los bonistas o a los fondos buitres que compraron regalados los bonos a los jubilados arruinados; c) dejar que caiga el tipo de cambio y tener una moneda "mas fuerte" que las potencias del G7, así nos fue; d) revisar las compensaciones a los bancos (Ehhh!!! paremos con el lobby, parecería que quienes reclaman van a porcentaje de las compensaciones!!!!)
Frente a semejante apropiación de soberanía por parte de Kirchner, la Argentina es incomprensible para los organismos multilaterales de crédito, pero mucho más para los economistas noventistas. El objetivo de conseguir financiamiento con pocas condicionalidades es encomiable para la gran mayoría de la gente, pero es aberrante para los correveidiles del FMI.
La presión internacional para que la Argentina arregle la deuda en default tiene correlación perfecta con la presión de “economistas alineados”. Si fuéramos más atrás, también tendríamos correlación perfecta al aplicar regresión. “Los nuevos alineados” no llegaron a tiempo al sueldo de las 50 mil dólares mensuales, se subieron al último vagón del tren de la re re; justo cuando “el conductor de la locomotora” se bajó de la segunda vuelta en Mayo de 2003. Para ellos el sueño de una política económica propia es un unicornio azul. La respuesta de Lavagna al FMI es poco amigable, ya que en Estados Unidos para hacer crédito hay que pedir y renovar, nunca cancelar. Viviendo allí, pagar el resumen de la tarjeta de crédito a fin de mes por el 100%, no existe. Si tienes varias tarjetas de crédito y no pagas el total del resumen, te llueven nuevas tarjetas para consolidar las anteriores.
Pagarle al FMI es la manera mas civilizada de sacárselo de encima y eso es lo que se está haciendo. - ¿No se pedía que volviéramos al mundo y nos convirtiésemos en un país normal? –Pagar está muy bien siempre, no pagar está muy mal, y lo que es peor; dejarle “el muerto al que viene”.
“Los alineados” armaron una burbuja publicitaria bajo el argumento de que los acreedores están cansados de la Argentina y los mercados nos iban a fulminar. Con toda esa operación de prensa, no se logró bajar a Lavagna, ni quebrar la unidad. A este ritmo, la meta del 17 de enero se encamina a ser corrida nuevamente pero tampoco habrá ningún cataclismo. El Fondo dejó en claro que no va a retomar la negociación con la Argentina hasta que no se conozcan los resultados del canje, esto es verdaderamente una buena noticia para que nos dejen negociar con libertad.
En este contexto, el gobierno busca preservar la independencia de la política económica sin patear el tablero internacional, esto es muy bueno para el capitalismo. La alternativa de cancelar la deuda con el FMI usando parte de las reservas en el Banco Central tampoco es mala. -¿Quién saca un crédito para pagar la cuota que vence si tiene el chanchito lleno? - ¿Alguienlo hubiera hecho? – La respuesta es: Si, aún con conflicto social y represión.
Este intento de sacarse de encima al Fondo pagando con reservas es una aspiración política del peronismo histórico, no del “peronismo noventista”. Pagar la deuda a los organismos con reservas es una práctica internacional usual incentivada por el propio FMI en países “normales” que registran un nivel elevado de reservas y superávits gemelos (en cuenta corriente y fiscal).

No hay comentarios: