Barra de vídeo 1

Loading...

lunes, 22 de abril de 2013

Ciegos que guian a ciegos

A veces no tenemos claridad para analizar la situación de nuestro país. Unos dicen una cosa y otros dicen otra; es entonces cuando algunos picaros tienen caldo de cultivo para meter lo que necesita la gente desorientada. Una ayuda esclarecedora, una palabra autorizada, un destello de alguien eminente.
La ansiedad por NO entender, puede derivar en angustia, desesperación y hasta violencia, pudimos verlo por TV, en las marchas del 18A. Cuando la excitación y la pasión vence, puede parecer que alguien  debería guiarnos a la verdad, tal vez un erudito, tal vez un periodista con un halo de erudición. No siempre sucede esto, pero a veces puede estar disponible la figura del “ciego, guía de ciegos”.
La “ceguera”: los diccionarios médicos dicen sintéticamente que es la pérdida de la visión, total o parcial, de los dos, o de un ojo. La ceguera parcial por ejemplo, en lo laboral, descalifica para desarrollar ciertas profesiones. No se puede ser chofer u oficial de un servicio de seguridad con este problema, pero usted me entiende... En la imaginación, se me representa la efigie de un pirata con un parche en el ojo, en tiempos de corsarios, ese tipo de actividades no estaban limitadas por la falta de agudeza visual, y hoy tampoco lo están, es mas; están incentivadas. Muchos opinan e indirectamente aconsejan sin tener luz, sus ojos ven lo que quieren ver, porque aunque alguien este ciego, puede ver a través de su imaginación. Puede ver lo que quiera ver. No todos aquellos que están en los medios y describen mal lo hacen adrede, aunque el daño ya está hecho. Algunos asumen como una verdad incuestionable que un periodista, doctor, líder; es apto para describir la realidad. Un maestro incentivando la responsabilidad, advirtió a sus alumnos porque siendo ellos ciegos, podrían contagiar a otros con su ceguera. Muchos periodistas en lugar de informar, enseñan atrevidamente lo que ellos mismos ignoran o aprendieron mal. No me refiero al daño que se profiere solo a la “gente de a pie”; hablo de empresarios y políticos que también; siendo mal guiados “Irán indefectiblemente al hoyo”.

CUATRO CLAVES PARA IDENTIFICAR A UN GUÍA CIEGO:

1) EL GUÍA CIEGO, EN GENERAL GUÍA CON MÉTODOS O ENSEÑANZAS APRENDIDAS-TIENEN BAJA CREATIVIDAD

Citan los dichos del “GRAN X X”, o explican lo inteligente que es un empresario, y lo mucho que gana; sin reparar que se trata de un bandido, ya que el que relata también es un malandrín.

2) INVENTAN “ABSOLUCIONES ARTIFICIALES”

Aquellos enemigos de alguien, hacen sutiles distinciones entre los distintos tipos de errores o macanas, según las personas sean. Para ellos existen diferentes clases de errores; no es lo mismo estafar a un Banco mediante una operación fraudulenta, que ingresar armado encarando al cajero, y robar intimidándolo con un revolver. 
Los guías de ciegos hacen distinciones entre los errores propios y los ajenos. Las leyes que violan ellos, no son esenciales, te dirán ¡Todos lo hacen!; pero para las leyes que viola el otro: ¡Marche preso!

3) INFRINGEN IMPERCEPTIBLEMENTE, NO SON VALIENTES

 Porque nunca se van a plantar frente al verdadero “ciego, sobretodo si los compro”, entonces son farsantes e injustos.
No tienen compasión “Cuelan el mosquito, y se tragan camellos”. Los “ciegos guías de ciegos” exhiben pequeñas partes de investigaciones como muestra de un “supuesto universo”, pero ocultan las claves de la verdad completa. Pueden dar generosas informaciones, aunque mejor que ¡ni te pongas al corriente de donde salió el dinero que pagaron para obtenerla!

4) SON BASTANTE SUPERFICIALES

Repiten como loros, no tienen rigor técnico; ponen bien alto a alguien que ya esta en alto; mientras ocultan su vida. Son auto indulgente, farsante, algunos aconsejan en los medios de mayor rating y disimulan el rating que daría conocer su vida privada, sus construcciones familiares; viven de apariencia: conferencian de grandiosas cuestiones, tienen formidables ocurrencias,… pero sus dichos no superan un análisis profundo, y sucede que es mejor no ahondar ni conocer detalles personales. Ayer me “fume” un programa cuyo costo debe haber superado varias veces las triviales evidencias de corrupción obtenidas. Lo que uno puede ver diariamente en una PYME, monedas, solo quienes lo ignoran quedaron impactados. Estos “personajes: consienten a ciertos empresarios o protagonistas y a otros no, ¿porque será?…porque le pueden sacar algo de su bolsillo, es obvio. Antes eras mi enemigo, ahora eres mi amigo.
“Dicen y no hacen”, “hacen sus programas para ser vistos por quienes no entienden”, “aman la atención de una audiencia Cholula y el trato especial de la gente simplona”. Confunden a la gente al mostrar un camino, usan la profesión para producir dinero e impresionar gente irreflexiva. No hacen que la gente sea mejor, al contrario, ¡la hacen peor!- Lo he comprobado personalmente, viendo el odio que impartieron. Citan y celebran a los grandes hombres, pero se parecen más a los que los individuos que persiguen.
Seamos francos y resueltos, no podemos ser guiados por guías ciegos, ya sean periodistas, empresarios, jefes, o compañeros de trabajo.

DOS CLAVES:

1. ¿Está en condiciones de juzgar o aconsejarme este periodista?…no hablo de errores-todos los cometemos y eso es irrefutable - hablo de que me guíe por lo que dice un “guía ciegos, que esta ciego” que ha hecho “procedimientos para hacer embrollos”. No un traspié cotidiano…planes de embrollos.

2. Se requiere además, que seamos buenos oidores, no “oidores de lo que queremos escuchar”. Muchos ciegos son estimulados por guías de ciegos, debido a que han aprendido a escuchar lo que desean. Fatídicamente, hoy son muchos los neófitos que pretenden enseñar, discutiendo y juzgando como si supieran.
“Guías de ciegos” y “ciegos”, ambos “caerán en el hoyo”. “El guía ciego” será penado, pero los “ciegos” que han querido cerrar sus ojos, por conveniencia, por vanagloria, por temor, o por lo que sea; también serán infligidos. Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos…, en otras palabras “dichoso el que no ha admitido ser guiado por un guía ciego, ni ahora mismo opina o juzga ciegamente”

No hay comentarios: