Barra de vídeo 1

Loading...

jueves, 21 de marzo de 2013

Se viene otra etapa


Tal vez ante la falta de claridad respecto de cómo hacer progresar a una economía que fue muy exitosa, cada responsable aplicó su propia visión, sus propios valores.
Aparecieron héroes “mitológicos”. Las características de los funcionarios de hoy son de “enfoque hacia adentro”. El mérito puntual ha sido un tema para hacer política - difusión. La permanencia ilimitada en un cargo es un premio impropio. El mensaje que se le pega al funcionario es: “hago las cosas solo para quedar bien con la jefa y me eternizare”. Esta cultura se manifiesta en el énfasis obsesivo en hacer complicado para el resto, resolver supuestos infortunios que requieren habilidades exclusivas. Hoy los objetivos alcanzados “milagrosamente”, me indican que el mes que viene se me generará otro tipo de inconvenientes. Este enfoque cortoplacista fue adecuado para cuidar reservas y tomar decisiones políticas fuertes, pero había que tener en cuenta que se hacia en detrimento de un embate futuro que ya esta llegando.
Entre “las parcelas de economía” se ven subculturas incompatibles entre sí. Las divergencias, no generan estallidos por razones de conveniencia y un liderazgo presidencial fuerte.
Las señales de fragmentación empiezan a ser enérgicas y me preocupo porque lucen devenir paralizantes por las elecciones de medio tiempo.
Lo expuesto es suficiente para encontrar razones que encaminan a un cambio. Existen sobrados argumentos y meritos para adecuarse a otra realidad.
El desafío implica nuevas incorporaciones, de cultura “Miguel Galuccio”, distinta de este gerenciamiento de la economía. Acto seguido hay que desarrollar la visión para todos los demás involucrados, para que nadie más tenga que imaginar cuales son los fundamentos, Pueden establecerse de antemano.
Cuando hablo de visión pienso en las necesidades argentinas para lograr una perspectiva compartida, caso contrario puede fracasar la reingeniería por falta de convicción, o armonía en las relaciones.
Definida la “nueva Estrategia Organizacional”,  habrá que comunicarla a los designados para liderar opinión y bajarla a todos los niveles. Las medidas emergentes del Plan de Acción generarán fuertes impactos ya que habrá que recomponer una estructura desequilibrada.
No se puede asegurar el cambio de tendencia en los resultados con la misma gente cuyas creencias de aplicación diaria detendrían la implementación de la nueva orientación estratégica. No tengo duda que una disposición a la profesionalización sería incompatible con la cultura vigente. Seria muy complicado mantener algunos funcionarios, constituiría un altísimo riesgo en el resultado esperado.
En general, durante un proceso político tan largo y revolucionario siempre es necesario un cambio. Detecto entre los jóvenes, algún bien dispuesto y otros con algunas condiciones básicas. Obviamente,  necesitarán apoyo, hay alguno con un poco de calle y bastante UBA; pero falta sumar “cultura de negocios país y ciudadanos del mundo”

 

No hay comentarios: