Barra de vídeo 1

Loading...

viernes, 4 de mayo de 2012

#YPF con amplio respaldo, ya es #ley

Luego que la Cámara de Diputados convirtiera en ley la expropiación del 51% de las acciones de #YPF que estaba en manos de Repsol; queda claro que la magnitud del apoyo recibido a esta medida, se corresponde con la proyección prevista de lograr una disminución del déficit comercial energético y mejorar el financiamiento futuro de las provincias. Hoy las provincias argentinas tienen menos incertidumbres que las que previamente a la ley tenían, porque ahora saben que en los próximos años recibirán las regalías en tiempo y forma; dudas que se habían presentado, por la situación amenazante del oscuro panorama que cierne sobre España y sus empresas, por sus descomunales cifras de endeudamiento externo, recesión y desempleo. Es que ahora los negocios energéticos de las provincias le incumben al gobierno central, y antes dependían de una empresa extranjera con problemas importantes (pasivos por contingencias ambientales y de todo tipo), con casa matriz en un país con dificultades, en un continente colmado de contrariedades. Por esta razón en el mediano y largo plazo las provincias, con la consolidación fiscal prevista, tendrán menos dificultad que antes para salir a colocar deuda. El aumento del riesgo que las #Calificadoras de Riesgo le aplicaron a #Repsol, nos da una idea de la magnitud y la importancia que sus negocios tenían en la Argentina. Se elevó el costo de financiamiento de Repsol, que hace dos meses podía haber colocado deuda a tasas anuales en dólares menores, que hoy difícilmente logre obtener, dada la merma de sus garantías y sus flujos de fondos futuros. Todo esto es inversamente proporcional a los beneficios que tendrán YPF, las provincias y el estado nacional en el nuevo escenario.
Si el negocio de #YPF resulta exitoso, se puede agregar que financieramente puede terminar fortaleciendo la posición fiscal Argentina.
Por último, la nueva YPF dará lugar a un mayor nivel de inversión en hidrocarburos, que a su vez aumentará la inversión sinérgicamente en todas las demás áreas de actividad económica regional y federal. Es que con la propiedad de YPF disminuyó el riesgo de profundizar el saldo negativo de la balanza comercial energética, lo cual disminuye el costo del capital, justo cuando la Argentina comienza a pensar en nuevas inversiones para apuntalar la economía, en el escenario previo a lo que podría ser una posible crisis mundial.

No hay comentarios: