Barra de vídeo 1

Loading...

martes, 27 de diciembre de 2011

#SintoniaFina, buena frase

Los gobiernos tecnocráticos que han asumido en Grecia, Italia, y España; despiertan los fantasmas de la Argentina pre default. Recuerde la dictadura de Cavallo y la "Mediterranea", + Roque Fernández, Rodriguez, Pou "UCEMA", esto fue el fundamentalismo de mercado, por sobre el "sentido comun", la politica y la gente.
Europa ya se fumo 6 gobiernos (no precisamente populistas o de izquierda), significa que los mercados han prevalecido sobre la política aun conservadora, como solía suceder en Latinoamérica. El margen de tiempo para un caos es dos años, las designaciones de gerentes "Yes Sir", preanuncia un insalvable conflicto social que podría terminar en guerras. Las personalidades de quienes asumieron esos cargos indican que se vienen tiempos de acciones crueles y anuncios dañinos que pretenderan cerrar los programas fiscales de los países, en lugar de aplicar programas expansivos, un euro más competitivo y una lógica refinanciación (a mil años al 1% anual) de las deudas, para mitigar los problemas de creación de empleo. Pero no es así, hoy ha triunfado el plan: “salvemos a los bancos primero” y, segundo, “entreguemos la soberanía fiscal a Alemania”. Esto último me recuerda al finado Rudy Dornbusch, proponiendo que la Argentina designe un ministro de economía extranjero.
Alemania pide mayor control fiscal, argumentando su temor por el nivel de precios-aludiendo  a una supuesta y eterna memoria de su hiperinflación, que los desvela-; pero lo que esta diciendo es: entreguen la soberanía económica completita, porque ustedes no saben y esta es la nuestra (El Capitalismo del Desastre de Naomi Klein recargado).
“Minga” de normalizar el empleo, primero el fisco y las deudas bancarias; porque sería una lastima perder este “momentum” para someter al resto de Europa, cuando se encuentra “al borde del knock out. Extremo sacrificio a "los vagos" es la perspectiva germana. Nada de sentido común, al final terminaran naufragando los tecnócratas en manos de gobiernos nacionalistas que no van a permitir que sus países se sometan de nuevo a Alemania.
En síntesis, sin una fuerte corrección del euro o regreso a las monedas de los PIIGS, cualquier programa es absurdamente recesivo y su fracaso es una “fija nacional”
Por otra parte, la hipotética corrección a la baja del euro vendría acompañada con salida de capitales hacia bonos y monedas de países emergentes, sin saber si una mayor competitividad europea afectaria significativamente a esas economías en crecimiento. En este ultimo manotazo del ahogado, el euro se lleva puesta a la Libra y el Franco Suizo, obviamente tampoco la FED ni el Banco de Japón podrán absorber una gran revaluación propia por lo que es muy obvio que responderán a la depreciación del euro aumentando la emisión de sus monedas, a fin de evitar una apreciación de sus monedas. Claramente el costo de toda esta "milonga" será un crecimiento en la tasa de inflación internacional, compensada en parte por las revaluaciones de monedas de Asia, China y otros emergentes digo, si es que quieren aportar a los equilibrios precarios que evitarían una “guerra de monedas sin fin”. De todos modos, una guerra de monedas, previa a la debacle 2012/2013, tiene 30% de probabilidades de ocurrencia. Argentinos no subestimemos la frase, “sintonía fina”, aun para enfrentar el escenario internacional que se viene.



2 comentarios:

J. Galt dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
yenny dijo...

Ni Alemann ni ALsogaray tuvieron supers it fiscal 7 anios. Si desde 1916 se dedicaron a apoyar dictaduras conservadoras. Es la excusa de siempre. Martinez de hoz era estatista y Cavallo y Roque corporativistas. En USA tampoco fueron responsables de la debacle. La Respuesta Macri, la culpa es del otro.