Barra de vídeo 1

Loading...

jueves, 4 de diciembre de 2008

"Del viento de cola al tornado de frente"

La expeditiva reacción del Poder Ejecutivo frente a una economía que empieza a sentir los efectos de la crisis internacional, es una buena noticia. Hoy jueves se difundió un conjunto de medidas tendientes a amortiguar la desaceleración del nivel de actividad y el empleo que comenzó a sentirse en el bimestre octubre/noviembre, con retrocesos en la producción industrial, caída en los despachos de cemento, reducción del consumo y ventas en shoppings, caída de las ventas de automóviles y las importaciones. Afortunadamente las exportaciones en volúmenes cayeron menos, un 7% comparando octubre de 2008 versus el mismo mes de 2007. La demanda de empleo por parte de las empresas en Capital Federal y Gran Buenos Aires retrocede un 8% en noviembre, sumando a la caída de 6% de octubre. La recaudación tributaria en noviembre, fue de $21,600 millones, $2,600 menos que en octubre.
Frente a una importante desaceleración de la actividad económica, reflejada en parte por la desanimada recaudación, el Poder Ejecutivo lanza un paquete expansivo para estimular el gasto agregado, a la “sante” de quienes pedían el enfriamiento de la economía, hasta el mes de Agosto.
En este contexto el Gobierno lanzó un importante “paquete” de medidas que incluyen: un plan de obra pública por $71,000 millones; una vasta moratoria impositiva, blanqueo de capitales, y hoy anunció líneas de créditos a bajas tasas de interés, por $13,000 millones para fomentar el consumo, la producción y la prefinanciación de exportaciones. Para el campo se rebaja 5% las alícuotas de los derechos de exportación para maíz y trigo, a lo que se agrega el lanzamiento de los programas Trigo Plus y Maíz Plus.
El paquete de medidas incluía desde la semana pasada medidas tendientes a afianzar los niveles de empleo, con condonaciones de deudas por falta de aportes, reducción de las contribuciones patronales y otras ventajas adicionales.
En mi opinión, el P.E. lanzó un plan integral y coherente, consistente con las necesidades de la hora, tomando medidas que se inscriben en la orientación apropiada.
A pesar de hacer el gobierno todo lo posible y adecuado para evitar la recesión importada, lo más probable es que el plan sea menos contundente que la virulencia que está tomando la crisis mundial, a juzgar por las noticias que día a día nos despiertan desde el norte, donde hoy vuelve a caer la bolsa de Nueva York 3%.
La recesión que blanqueó EE UU en estos días, lleva 12 meses continuos, y provocó en nuestros país una fuga de capitales por valor de u$s 25,000 millones en solo 4 trimestres.
Si bien las tasas de crecimiento de Argentina, en parte fueron asistidas por el famoso “viento de cola”; la desaceleración de la actividad económica viene activada por un impetuoso “tornado de frente”.

No hay comentarios: