Barra de vídeo 1

Loading...

miércoles, 7 de noviembre de 2001

El Cronista-Veda del financiamiento a Argentina

La veda de financiamiento requiere que se reduzca en forma contundente y simultanea ambos déficit (de la cuenta corriente y fiscal) y, esto solo es posible a través de un fuerte superávit comercial que garantice además el repago de la deuda. Dada la imposibilidad de seguir aplicando medidas recesivas y con el objeto de mejorar el saldo de la cuenta corriente del balance de pagos, tiene que impulsarse exponencialmente las exportaciones y disminuir dramáticamente los servicios de la deuda. Tenemos que procurar otras opciones decididamente creativas; tenemos que innovar.
Durante el desenlace de la crisis, he verificado en diálogos con funcionarios públicos, la profunda inexperiencia que existe acerca de conceptos como outsourcing, reingeniería, alianzas estratégicas e innovación.
En el mundo y, especialmente en la actividad privada, se multiplican los casos donde dirigentes de diferentes comunidades o actividades se interesan en negocios complementarios en tecnología y/o know how. Cientos de corporaciones enfrentadas a la competencia global intercambian recursos y expertise a fin de desarrollar productos, economías de escala o acceder a nuevos mercados.
Existen abundantes fundamentos para afirmar que un boom de exportaciones, puede ser el círculo virtuoso de la economía.
Sin embargo, dado el exclusivo e insuficiente enfoque financiero prevaleciente, nadie intenta lanzar ideas innovadoras, por miedo a recibir arrogantes descalificaciones de quienes temen que se introduzcan cambios en el statu quo.
¿Qué pasa si lanzamos una fenomenal alianza estratégica?
Por tanto, otorgamos a Japón, el arriendo del "fondo de comercio de nuevas exportaciones japonesas, made in Argentina"
En el actual momento que atraviesa Japón, sería de una escrupulosidad y timing insuperable; representaría la posibilidad de extender sus prácticas de integración industrial y exportaciones a, por ejemplo agro alimentos. Nueva familia de productos (primarios y derivados)y diversificación del portafolio de negocios, compensando el excesivo enfoque en electrónica e informática - mercados altamente saturados y commoditizados-.
Obviamente para Argentina, conseguir un acuerdo con un país experto y rico que aporte inversiones, tecnología y know how exportador, sería más que conveniente.
El escenario: Un acuerdo con preferencias para la inversión directa con fines de exportación a favor de Japón. Simultáneamente le adjudicamos la tercerización del desarrollo de nuevas exportaciones y nuevos mercados.
A cambio, Japón respalda una emisión de "argenjapans" por u$s 100.000MM, ofreciendo u$s30.000 MM en avales. Sin invertir capital, garantizando el 30% de un bono que calificará "AAA". Un canje tan sólido, sin duda podrá seducir a nuestros acreedores que desconfían de una recaudación que se encuentra en caída libre desde Setiembre. Rescatamos 100.000MM en bonos a por lo menos, 5% anual (menos). A su vez, Argentina contra garantiza a Japón su exposure con la contribución secundaria que esta operación aporte a la cuenta corriente del balance de pagos. Con el excedente marginal del superávit de la balanza comercial de los próximos años, depositamos mensualmente en una "Scrow Account" una caución que luego podrá ser liberada aplicando una metodología de revolving automático con más exportaciones.
Como retribución por el gerenciamiento japonés, pagamos un "management fee" sobre el aumento de los 27.000MM actuales. Por último establecemos, una "option" a favor de Japón, para ejercer el management por un plazo mayor, con el objeto de aplicar el producto al rescate del remanente de la deuda.
En síntesis, disminuimos en forma contundente la extravagante carga de intereses, terminamos con la amenaza de la insolvencia fiscal intertemporal e impulsamos el crecimiento.

No hay comentarios: