Barra de vídeo 1

Loading...

miércoles, 6 de febrero de 2008

El Partido Justicialista


El acuerdo Kirchner-Lavagna ratifica que el peronismo solo es entendible desde el peronismo, dicho sea de paso; la única alternativa política de la Argentina, hoy por hoy. Hace mas de 62 años que el peronismo constituye la única posibilidad para acceder al poder, directa o indirectamente, con los inexpertos y célebres intervalos.
Lavagna, que es un peronista característico ideológicamente, podría ser para un analista político independiente un demócrata cristiano europeo. Daniel Scioli, que aterrizó en el peronismo proveniente del empresariado nacional y el deporte, está dentro del PJ y muy bien parado en una Provincia consistente en términos históricos. Francisco de Narváez, un neo justicialista aliado con la derecha (Macri) que entendió que por afuera del PJ nada es posible, aparece renovando el ala pos menemista de los noventa.
La organización internacional que reúne a los partidos de centro-derecha del mundo, asintió que el peronismo que entró a esa organización de la mano de Carlos Menem, en los años noventa, sigue perteneciendo a
ella misma, y no a la internacional social-demócrata, que es la de centro-izquierda, donde claramente podría mudarse en esta etapa “del mundo”, si quisiera hacerlo.
Kirchner no se ha corrido hacia el centro como los analistas creen, alejándose de “la juventud maravillosa”, simplemente la reagrupación de los que estaban ocasionalmente dispersos, pone en perspectiva nuevamente aquel viejo eslogan de “Peronistas, ni Yankees ni Marxistas”.
La presidencia del PJ (partido) es una posición clave, teniendo en cuenta que Perón mismo fue el presidente del PJ. El PJ no es un fin en si mismo, no es pretexto para justificar el contacto de Kirchner con gobernadores (ex colegas de 12 años), intendentes (20 años) y sindicalistas (30 años), con quienes ha llevado adelante casi 5 años de trabajo conjunto en el gobierno. Son ellos (la expresión del poder político y popular); sin ellos, sería imposible pensar el PJ en estos tiempos. La presidencia del PJ siempre fue importante, parecería que hoy no hay muchos que le puedan disputar el cargo a Kirchner con alguna posibilidad, cosa que antes de ahora podría haber sido muy conflictivo.
Es evidente que Kirchner es un entendido en los tiempos políticos, y más concretamente en los tiempos políticos del peronismo, partido muy entendido en los tiempos; clave de su vigencia por los últimos 62 años.
La estructura política del PJ, es tan relevante que tanto puede definir elecciones, como ayudar a la gobernabilidad posterior.
La transversalidad antes llamada “frente” (recuerde FREJULI), en la cual la mal llamada centro izquierda siempre empieza mas fuerte (1945/51)-(1972/73)-(2003/2007), comienza luego a ser mas amplia y amigable con los aliados de la mal llamada centro derecha (que en el peronismo es asimilada por la ortodoxia).A esta movida, le suma por primera vez, además; la absorción de radicales K, y la absorción de radicales Lavagna, para aquellos que están en la oposición, diseminados, el margen disminuye. Es absurdo asimilar como se dijo por allí, que parece la foto de Alfonsín (Radical)-Menem (Peronista), porque la foto de Olivos esta vez es entre dos peronistas que además tienen diferencias, solo de matices.
No existe ninguna duda que el liderazgo de Kirchner en el partido aportará además, poder al gobierno de Cristina; y esto efectivamente, estaba enteramente planificado con la inconfundible sintonía política, característica del peronismo.

No hay comentarios: