Barra de vídeo 1

Loading...

miércoles, 30 de agosto de 2006

El déficit comercial de los Estados Unidos

El déficit comercial de los Estados Unidos se sujetó módicamente en Junio, confirmándose que con mucho esfuerzo, lo logrado, es lo máximo que se desea realizar en un contexto general comprometido. De todos modos, desacelerar la persistente y apremiante progresión de los saldos negativos reporta cierta calma a los ojos de los industriosos observadores. El saldo del balance comercial fue de U$S 68.000 millones, mientras que en el mes anterior había sido de U$S 65.000 millones. Con todo, el déficit de Junio fue el quinto mayor de los registros históricos y el anterior –Mayo-es el tercero en la serie. Las exportaciones continuaron su propensión alcista, logrando U$S 87.500 millones, al tiempo que los altos precios del petróleo, llevaron la cifra de importaciones a u$s156.600 millones.
En el mes de Junio, Estados Unidos importó U$S 20.500 millones solo en petróleo, que comparados con los u$s14.600 millones del mismo mes del año anterior, representa un aumento de 40.4%, una cifra que explica claramente las inquietudes que se introducen, teniendo en cuenta la situación geopolítica y militar en que se encuentra hoy el planeta. Arabia Saudita, Nigeria y Venezuela, siguen de fiesta junto a otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Ellos en conjunto se aproximaron al récord de u$s13.500 millones. Estos elevados valores se explican como consecuencia que en el mes de junio el petróleo registró fuertes alzas debido a las tensiones sobre el programa nuclear de Irán-que no ha cesado, por cierto, y tal vez tienda a acelerarse-.El aumento de interés de los socios Chinos por asegurarse combustibles, comienza a acercarles resbalosamente a Venezuela. La creciente demanda doméstica del mercado interno americano por combustible para sus 4x4-como dijo el presidente Bush- no contribuye en nada a morigerar los efectos negativos, en términos generales.
El déficit acumulado en el primer semestre es de U$S 383.900 millones, que comparado con los U$S 340.200 millones del primer semestre de 2005, representa un incremento de 12.64%. De continuar la tendencia actual, durante el segundo semestre de 2006, el déficit total será el mayor déficit registrado, alrededor de U$S 767.000 millones para todo el año.
El alarmante y persistente déficit que mantiene Estados Unidos con China volvió a incrementarse, totalizando en el mes de Junio u$s24.100 millones, alrededor de 8% por encima, si lo comparamos mes contra mes. Los miembros del partido Demócrata, se pronunciaron claramente a favor de presentar casos en contra de China y otros socios comerciales en la Organización Mundial de Comercio, fortaleciendo una actitud de vigilancia de los Estados Unidos frente a las importaciones subsidiadas o con dumping que provienen del coloso asiático. Se inicia así una estrategia proteccionista, con medidas para arancelarias y arancelarias-probablemente- altamente previsibles. Sin esperar un minuto, las críticas procedentes de los sectores más libre mercadista del propio país, comienzan a arreciar en reproches sobre sus eternizados contrincantes-no hablo de los demócratas, sino de los keynesianos-.
Los precios mayoristas durante julio confirmaron un incremento de 0.1% respecto al mes anterior, y en el nivel general de precios un retroceso de 0.25% a nivel core (es decir, excluyendo alimentos y energía). No obstante es notable que la causa primordial de la baja performance inflacionaria mayorista durante Julio, se debiera a una ligera caída del precio de los alimentos y de los automóviles-¿indicio de estancamiento?-. Sin embargo, los datos de la inflación mayorista de Julio al ubicarse por debajo de lo esperado produjeron una respuesta positiva en los mercados, aunque el Dólar se debilitó con respecto al Euro. Si se confirma esta presunta baja de las presiones inflacionarias, una vez conocido el comportamiento de los precios al consumidor y del deflactor de los gastos personales en Julio, aumentarían las chances de que haya otra pausa en los ajustes de la tasa de referencia de la FED. Si en cambio se retoma el camino ascendente en los precios, las ya altas tasas de interés, podrían volver a incrementarse, con el único objetivo de mantener a raya los precios de una economía donde sus-luxury truck drivers-, hacen caso omiso de las necesidades sistémicas, y le dicen: who cares? a los razonamiento de gurúes que intentan entremeterse en sus vidas.

No hay comentarios: