Barra de vídeo 1

Loading...

martes, 14 de febrero de 2017

“EL EQUIPO MAS LIGERO DE LOS ULTIMOS 50 AÑOS”


-¿Alguien le preadjudicó lentitud a los actuales actores en el gobierno? – De ningún modo, disimulan otras carencias, pero velocidad “para los mandados” les sobra. Las vicisitudes de este gobierno se han desarrollado bajo sus reflejos naturales, les aseguro que hasta el momento, nada me ha sorprendido. Un sentido de permanente impunidad que acompaña a los poderosos, le afianza al presidente la idea que condonación entre el Correo y SOCMA-Sociedades Macri-, terminará siendo resuelta por la justicia, como el contrabando agravado, el plan cloacal de Rousselot, las escuchas telefónicas,  o la salida de Sevel a la Bolsa (una tortuga que se le escapó a Cerruti).

¿Como nos puede ayudar la antropología y la etnografía, para entender estas cosas? 

Algo descubriremos si analizamos un concepto, “el idioma del parentesco”, gracias al esfuerzo de los antropólogos. La trama del “idioma del parentesco”, es un lazo social muy fuerte de ciertas sociedades originales que “conservan y mantienen” el orden, creando lazos de solidaridad.

¿Cómo nos puede ayudar la historia clínica y espiritual?

La historia de una familia puede prevenir antecedentes, por esa razón los médicos preguntan: -¿en su familia hay diabéticos?-Los pastores preguntan: -¿en su familia alguien era violento?- En este último caso suele explicarse bíblicamente un tema difícil, llamado “maldición familiar”. La buena noticia es que las maldiciones y aun las enfermedades hereditarias pueden suprimirse, otro día le cuento.
Sigamos con la “adoración a los ancestros”, que para la cultura judeo-cristiana es considerada idolatría, para la psicología se combina con esos excesos que provoca el “querer agradar”. A la inversa, una relación turbulenta o de sumisión incondicional con el padre revela connotaciones de flaquezas de la infancia y otras cuestiones que no son objeto de este artículo. Casualmente hay muchos integrantes del equipo de gobierno “hijos de”. Me refiero al hijo de Franco Macri, hijo de Félix Peña, hijo de Jorge Prat Gay, hijo de Adolfo Sturzenegger, hijo de Rogelio Frigerio (h), etcétera. Además de haber muchos primos, parientes, amigos y allegados.
La concepción clásica del parentesco acentúa su función original, “mantener un orden social disciplinador”; esto mismo se transbordó al estudio de la política y las leyes. Existen dos enfoques antropológicos para estudiar la política. Uno es el enfoque terminológico y el otro, es el que nos ocupa, “el tipológico”: cuyo ejemplo mas emblemático es “la Sociedad de Bandas”, formadas por cazadores, pescadores, horticultores; cuya estructura social se basa en el parentesco. Articulando política, economía, finanzas y negocios, este tema me refiere a lo societario-asociativo, típico caso “las empresas de familia”. Está largamente estudiado que, en una “Sociedad de Banda” se puede llevar una forma de vida igualitaria sin que alguien necesariamente ejerza el liderazgo o si hay liderazgo, puede ejercerse en forma temporaria o indistinta y con fines específicos. Ejemplos: el capitán de un equipo de caza, o de una banda guerrera, más inmediatamente podría pensarse en una banda de Rock. En el mundo corporativo un equipo de negociación de una fusión o adquisición empresaria, una restructuración de deuda en “default”, un equipo para realizar un “hostil take over” (sign. “tomar el control de una empresa en forma hostil”), un equipo de abogados para litigar. Sin que se me acuse de cartesiano, podría aventurarme a proponer un nuevo ignorado estudio tipológico. Pero entraré en puntas de pié, no pretendiendo iniciar un proyecto de investigación-por el momento- pero se ve una suerte de antropología política corporativa, que algo podría aportar al pensamiento contemporáneo, observando a Donald Trump y su papa y otros sucedáneos.
Existen aun “sociedades tribales”, formadas por pastores de ovejas y horticultores donde la estructura social se basa en clanes o linajes. Pasan niveles, a veces tienen líderes que ganan prestigio y consiguen apoyo en función de haber dirigido bien alguna tarea, por ejemplo: los “Grandes Hombres” de Nueva Guinea. “La sociedad de Jefes” (no me refiero a CEOS), están gobernadas por Jefes hereditarios que a menudo concentran poder en función de familia, dinastía,  y/o fortunas heredadas. En ese tipo de sociedades los Jefes ofician como jueces, distribuyendo riquezas e ingresos, inclusive en virtud de su lugar reciben poderes políticos y hasta sobrenaturales (brujería) cumpliendo funciones sacerdotales.
En nuestro tiempo, la lingüística nos ayuda y, cuando escuchamos la palabra “Jefe”, cabe preguntarse el significado. Sobretodo porque hoy la usamos frecuentemente para referirnos tanto al rector de la universidad, como al líder de una tribu, una corporación, un destacamento o una banda. La usanza de anteponerle Jefe a un nombre o directamente decirle “Jefe”, antes de abordarle, debe comprometer nuestra atención.

Por último quiero referirme a "las sociedades de estado". Sencillamente se dan en algunos de los países agro-exportadores, donde se exporta materia prima y se importa todo el resto, donde se puede estratificar socialmente, incluyendo castas. Estos Estados tienen líderes hereditarios o electos legítimamente, que ostentan deberes sagrados y hasta ejercen poderes sobrenaturales, me refiero mas a la bruja ecuatoriana que a “lo aspiracional del gobierno”; a practicas de negocios de ciertos países africanos, a los cuales en forma inadmisible, el gobierno tiende asemejarse.