Barra de vídeo 1

Loading...

viernes, 10 de enero de 2014

La verdadera oportunidad perdida

Aprendí de un "grande" (el Ingeniero  Marcelo Diamand, mi mentor del Master en Politica Economica Internacional), que un profesional pasa años de entrenamiento estudiando complejísimas teorías, basadas en estructuras conceptuales, respaldadas por elaborados instrumentos matemáticos (el Ingeniero Diamand era un súper matemático, sinceramente me costaba seguirlo en velocidad-habitualmente tenia que volver sobre los desarrollos matematicos al regreso de clase)
Durante el proceso de aprendizaje el estudiante de economía confía, (tiene la impresión u opinión firme de que algo será o se desarrollará, por buena fe, más que por pruebas materiales de ello), sin darse cuenta que todo el edificio conceptual constituye la idealización de una realidad inexistente, que no tiene conexión con la realidad de algunos países donde se pretende aplicar.
-¿Cuanto tiempo hacia que Argentina no generaba ideas propias, antes de 2002?-
En la Argentina hemos probado que aún en condiciones de extrema debilidad, los países deudores no tenían porque aceptar estrictamente las sugerencias del FMI. Nos salimos fuera de las repetidas y frustrantes recetas estándar, sabiendo que no seria dentro de los límites rutinarios, el espacio donde Argentina encontraría la salida.
Algunos profesionales concebimos la idea de encarar otro tipo de negociación con los acreedores, teniendo en cuenta el blindaje, canje y Megacanje que se intentaron durante los años previos al default, sin alcanzar los objetivos esperados o declamados. Un grupo de "exentricos" cuestionamos y replanteamos el significado de los paquetes y condicionalidades del FMI en 2002, queriamos resignificar la economía y la posición de un país deudor en una renegociación de deuda externa. 

En los ámbitos académicos y los organismos multilaterales de crédito, surgieron debates que hoy mismo se está dando en Europa. ¿Como sacar adelante a Portugal, y anticiparse a una debacle de España o Italia? - Porque como usted sabe, la tasa “cero” es inviable en el mediano plazo-. Algunos técnicos proponen hacer replanteos de los mecanismos y condicionalidades aplicados a los países con problemas, no lo se, pero así no se puede seguir. Considero que para Europa se debería revisar el caso argentino y elaborar un pariente intelectual, en términos de creatividad e innovación, tanto en la renegociación de la deuda, como en el despegue de la economía. Observar los resultados de la recuperación argentina, los mecanismos utilizados, tal vez otros similares, podrían aportar a una plataforma para el aprendizaje propio de los países que sufren tasas de desempleo siderales. Tal vez se sustituya el banquillo de los acusados donde nos sentaron a los argentinos las calificadoras de riesgo, la banca internacional y los organismos multilaterales de crédito; condenándonos a una década de ostracismo por pensar y decidir no someternos. 
- ¿Que hubiera sido de Argentina con un buen marketing de los resultados obtenidos, y el reconocimiento de las entidades “mas respetadas del mundo serio”? - Perdimos la oportunidad de salir al mundo a contar lo que "la mano de Dios" hizo en Argentina.

 




No hay comentarios: