Barra de vídeo 1

Loading...

domingo, 10 de julio de 2011

JOSE Y FRANCISCO, LOS 8 CAMPEONES, UN COACH Y EL CEO

“Recuerdan a José (41) y Francisco (38), los dos coachees que se sentían iguales a Oscar (57) Repasen en la primera parte*, Oscar estaba "re podrido" de ellos dos, porque ambos pretendían saber y poder opinar “de igual a igual” con Oscar, sin darse tiempo para aprender, entre otras cosas. Novedades: *


http://pablotigani.blogspot.com/2010/01/no-podemos-seguir.html
PABLO: ¿Así que llamo Weartons Corporation y volviste a reunirte con José y Francisco?
OSCAR: Si Pablo, te cuento que uno de los jóvenes sigue sin estudiar y el otro me contó otra vez historias ficticias, no han progresado mucho.
Uno me refirió una historia que si llega a ser real, va a alimentar tanto su ya baja auto estima que hará que llegue hasta el piso. Se desmotivara en un mes, por no arrancar de un análisis “realista”. Bueno, igual cada 6 meses abandonan lo que emprendieron para empezar otra cosa, así que tal vez no será tan grave.
PABLO: No consiguen estabilizarse en ningún lugar.
OSCAR: José, tiene todas las respuestas, pero no tiene tolerancia a la frustración, sus respuestas son atropelladas, y desmerecen parte de un buen contenido. No escucha.
PABLO: Ah! Para, para, para… ¿NO ESCUCHA?
OSCAR: Correcto, reacciona mal por su propia impotencia.
PABLO: ¿Como lo sabes?
OSCAR: Fácil, pretende ser quien no es y merecer lo que no le corresponde.
PABLO: Concretamente, sigue “el vínculo de igual a igual”, “la simetría de los niños” de la Dra. Messing a “full”. ¿Ahora con quien se compara?
OSCAR: No quiero hacerte reír, pero quédate con que no maduró nada, se frustra todo el tiempo, no hay ruptura de la fantasía, ni registra su edad cronológica.


Sigue creyendo que sabe, que no tienen mucho para aprender, repite presunciones y ha suspendido de vuelta su aprendizaje.
PABLO: ¿Pero no termino la universidad?
OSCAR: No, que va a terminar. Tiene menos capacidad de esfuerzo que un desmayado. Mira, intente acercarme otra vez, pero no veo “actitud de realismo” No da para establecer un vínculo cotidiano, tratamos antes, te lo pasaría a vos, pero tengamos memoria.
Sigue sin tener objetivos de mediano plazo. La economía lo ayuda, en el corto plazo va todo fácil.
PABLO: ¿Como lo ves al chavo Francisco?
El chavo siempre apurado, quiere “todo ya”, lo cual lo pone ansioso, no aprendió a pedir disculpas, ni siquiera para disimular.
Pero tengo buenas noticias, acabo de entregar el informe final de los otros 8 y, te juro que estoy orgulloso como si fueran mis hijos.
PABLO: ¡Que bueno!
OSCAR: Han sido enseñables, emanan la energía de los ganadores, son fuera de serie Pablo, uno mejor que otro.
Me han esperado con alegría, atendieron atentamente lo que explique; creen en mi experiencia, reconocen y respetan la autoridad. La base Pablo, la base. Tienen valores y excelentes criterios. Es muy fácil penetrarles un consejo, porque están abiertos a recibir, tienen tendencia a la reflexión, no se meten en problemas, hablan medidamente, no se deprimen ante un desafío, se hace fácil acompañarlos.
PABLO: Pero volviendo a Francisco, ¿que onda?
OSCAR: Francisco me sugirió a quien votar en la Capital, ¿me explico…o sigo?
PABLO: ¡Ah bueno, todo sigue igual!
OSCAR: ¿Vos que decís?
PABLO: Y, un chico que no fue contenido por sus padres, tiene problemas con la “autoridad”, no tuvieron padres presentes, eso lo explica todo. Vivieron las primeras separaciones (cuando eran trágicas y abandonicas), sufrieron trastornos en el trato, etc. Vivieron años terribles, quedaron estigmatizados, son los “hijos del conflicto”
Alguno de este perfil me ha tocado. Uno en cien irreversible, no quiero ponerme a la par tuya que trabajas con grupos de 10 miembros, pero igual he tenido suerte.
PABLO: En otro orden de cosas, ¿tomaste a los dos Ph.D. nuevos? Seamos sabios, me pareció verlos “simétricos”, ojo que si es así son inconscientes, si decides empezar a trabajar con los dos, tienes que ponerles límites claros. Busquemos que tengan una perspectiva.
OSCAR: Quédate tranquilo, no me vuelve a pasar; hace unos días un empleado me dijo (por e-mail) que no cumpliría mi orden, no iría a un cliente, argumentando que no valía la pena…. Traducido, me dio a entender: ¡No te obedezco y tú no tienes la capacidad de saber que es lo que conviene hacer o no en tu propio negocio!
Obviamente lo despedí.
PABLO: Bien, bien. Hago "coaching" a los miembros de mi equipo, lo realice toda mi vida, lo empecé en las empresas, en el estudio, en la fundación; entendí un poco la problemática, pero no siempre logre entenderlos a todos los empleados. Existe experiencia para darles, algo que todos necesitan para enfrentar la vida, pero si no quieren, no quieren.
OSCAR: Pablo, es como te dije el año pasado, ¡¡¡los tenemos que mataaaar!!!
PABLO: ¡Nooooo! Oscarcito. No se trata de autoritarismo, aunque establecer la importancia de sujetarse a una autoridad es imprescindible. Vos me viste, en la oficina si me enojo a veces, lo hago saber en términos menos diplomáticos. Pero son muy pocos los que no entienden, en forma proporcional a los que si entienden los roles.
Las empresas nos pagan para asegurar el crecimiento de sus potenciales ejecutivos de carrera y los resultados están a la vista. Claramente, esos dos personajes no representan la muestra. Las empresas me dicen que ven cambios contundentes y nos felicitan. Son muchísimos más, los jóvenes que me halagan con sus progresos que los que excepcionalmente "devuelvo".
En la oficina no aceptes ejecutivos inconsistentes, gelatinosos, mentirosos, abusadores, mal educados, eso no lo toleres. Y Oscar, en nuestra oficina, nada de desconsideración a los mayores o la jerarquía, no quiero malcriados, recuerda que ese es el límite, y déjalo entrever. El mensaje es: “ayudante, yo soy un experto; el estudio me paga para eso, no estamos para lo mismo”
OSCAR: De aquellos dos que dejaste, me contaron que uno aprendió a pensar, lo ayudaste mucho soltándole la mano. Si, y tengo otros dos casos de muchos años de suspensión de confianza. Hoy uno de ellos es un éxito, Director Senior de uno de los mejores bufetes de abogados de negocios de la Argentina. Tengo otro caso igual, que volvió al estudio y en solo 3 años de su regreso, estaba peor que antes de soltarle la mano. Shinning! Quiere brillar, pero tiene menos chance de dirigir un equipo que Batista.
Aunque fueran “troncos”, al final pueden ir entendiendo aquello que no conocen, pero si te pudren, si te dan fastidio... entonces se prudente y diplomático, no lo perjudiques; pero deciles que la Compañía tiene mucho trabajo.
OSCAR: Correcto, ¡eso es! Recuerdo la expresión que me proporcionaste: “cuando ya diste mucho, te parece como que ya no les quieres dar ni un minuto más...”es humano, ¿eres humano no?
PABLO: Totalmente, y entonces, ni un minuto mas. El respeto es imprescindible; si no sabe no hay problema en volver sobre el asunto y enseñarle otra vez, pero si se cree la ultima coca cola del desierto… esta en el horno.
Si sufres una vez por semana con cada uno, después pagan justos por pecadores, no te fumes a ninguno que no entienda el concepto de "jerarquía", o que veas que en sus esquemas de pensamiento todo es plano.
Pero que bueno que tenemos "decenas" que son totalmente distintos, parece que no fueran de la misma generación.
OSCAR: José no entiende lo de la autoridad, cree que tiene derecho a hacer o decir lo que se le de la gana en la oficina, en sus clases de pos grado en la universidad, aunque afecte a profesores y jefes. Aunque haya quedado en hacer algo, si no lo hace, te vas a enterar cuando le preguntes si lo hizo. ¿Lo hiciste? – No, ¡no pude hacerlo! Todavía se te enojan si no sos complaciente
PABLO: Si tiene fuertes alteraciones y hay desconexión emocional, si no se compromete con nadie, si le es difícil digerir la realidad, y no podes proyectar a largo plazo con el…, si no jerarquiza, me mantengo en lo del año pasado, no los recibáis, ni le digáis bienvenidos. A los propios los despedimos y a los coachees los devolvemos. Por ahora 8 de cada 10 es buen promedio para equipos; en la individual, yo te voy ganando 29 de cada 30 crecen; vamos bien!

No hay comentarios: