Barra de vídeo 1

Loading...

lunes, 9 de mayo de 2011

Grecia, doblando el codo



Los funcionarios europeos se están preparando para renovar el paquete de ayuda a Grecia, después de concluir que el país sería incapaz de recaudar el dinero necesario en los mercados para principios de 2012, como se prevé en el plan de rescate.

Los ministros de la Eurozona reconocieron públicamente que es probable que Grecia necesite nuevos desembolsos de dinero adicional de la Unión Europea u otras instituciones internacionales. Aunque todos siguen pensando en terminos ortodoxos, que Grecia necesita un programa de ajuste mayor, las derivaciones del programa griego de rescate lucen inevitables y ya están comenzando a ser aceptadas públicamente. Aunque tal conclusión haya sido concebida -en voz baja-por los analistas y funcionarios que trabajan sobre el tema, el reconocimiento público empieza a marcar un punto de inflexión en el debate sobre el futuro de Grecia. Los funcionarios que participaron en las discusiones de este fin de semana, insistieron en que no se han tomado decisiones sobre cómo seguir adelante para ayudar a Grecia, en cambio se deslizo la idea que podría incluirse una asistencia adicional para salvar a Grecia de su salida de la zona Euro, por causa de eventuales retrasos en los pagos de la deuda.
De aquí en adelante se deben completar los procedimientos correspondientes para resolver los vencimientos de 2012 y 2013, mediante el mecanismo europeo de carácter temporal, ya que los mercados siguen desconfiando de Grecia, quien ya renuncio a su plan original de regresar a los mercados a finales de 2011. Grecia necesita recaudar € 25 mil millones en 2011, y € 30 mil millones 2012 para cumplir con los pagos de la deuda que no estarían cubiertos por su actual préstamo de rescate. Además de colocar bonos para el fondo de rescate de la UE, todo indica que podría proponer una prórroga voluntaria de los vencimientos de la deuda que expira el año próximo.
Una vez mas, la opción de la reestructuración de la deuda griega fue excluida, por temor a que una negociación que modifique el perfil de vencimientos de la deuda soberana cause más problemas de los que resolvería, en terminos generales; y con vistas a futuros casos de desfinanciamiento.
Los funcionarios locales e internacionales de organismos, desestiman públicamente los rumores acerca que Grecia estaba analizando una salida de la zona del Euro, porque saben que esta opción pone nerviosos a los mercados, y hasta han utilizado el termino "estúpido", para referirse a una probabilidad de ocurrencia que por mas énfasis que se ponga, ya no parece ser igual a cero.




No hay comentarios: