Barra de vídeo 1

Loading...

miércoles, 29 de noviembre de 2006

China, la verdad sea dicha

El exceso de consumo e inversión en el mundo incrementó la demanda global y el comercio. China, irrumpió como el gran proveedor de los bienes que el mundo demandaba, y crece por encima del 10%. La oferta de bienes de China a bajo costo puso límites a la inflación mundial, debido a una oferta laboral interminable. China se transformó en un gran demandante de insumos básicos y de alimentos para su población, en un mundo cada vez más interconectado, donde muchos países se asociaron del proceso de crecimiento.
China es un país exótico, allí todo tiene su modelo, su dinámica, sus portones de ingreso y de partida; todo puede ser especial y no serlo. Existe muy poca claridad y muchas son las formas de cometer errores en el camino de los negocios, de ahí que si bien siempre hay que ser cuidadoso con los negocios, para China los esmeros deben de ser más efectivos. Las posibilidades de tergiversación, rapacería y malas interpretaciones son muchas. Jane Skanderup representante del Foro Pacífico del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales contó en Buenos Aires que las empresas que aterrizan en China pierden plata en los primeros 5 años, pero la "magnitud del mercado, la claridad de sus funcionarios y la ventaja que otorga una dictadura para acelerar las decisiones, explican la elección"… Las inversiones extranjeras directas Chinas son estratégicas a nivel de gobierno o a nivel de grandes empresas. El gobierno solo invierte en petróleo y sus derivados, gas, carbón térmico, y materias primas básicas como hierro, acero- aunque mucho menos, ya que ellos pueden transformar el hierro, cobre y zinc-. Las grandes empresas invierten en la adquisición de marcas comerciales, y eso siempre y cuando ya no les sea posible seguir copiando. El chino no es un hombre de negocios torpe, sabe perfectamente que lo que produce y vende por 1 dólar FOB., en Europa se despacha por 15 dólares. Al comprar la red de distribución, sabe que venderá por 15 dólares en Europa, Australia, EE.UU. o Canadá.¿Que se le puede vender a China? – Solo materias primas, energía o derivados, África está siendo descubierta para usufructuarla en esa dirección. Un chino promedio puede gastar menos de 1 dólar al día en comida y sus hábitos son muy sencillos, los productos que lleguen desde el exterior necesitarán de un periodo de maduración largo para ser aceptados en el mercado. La leche ha entrado hace menos de diez años, los yogures menos de dos; el mejor café al paladar de un chino es el café instantáneo, porque fue el primero en llegar, y el que mas dinero gasto en promociones, como así también el que mas invirtió en distribución y presencia en el mercado-una reconocida marca-. Claramente un buen café colombiano o brasilero a los chinos no les gustará. Apliquemos este criterio para el jamón, los aceites de oliva, vinos finos o la miel, olvídese de la yerba mate y el dulce de leche. Para los chinos estos son gustos nuevos y no están al corriente de lo que es bueno o malo para los occidentales. Además, para este tipo de operaciones de venta en china, hay que realizar grandes inversiones iniciales, corriendo el riesgo de ser escamoteados. La experiencia de los vendedores occidentales coincide en decir que si pueden, y siempre pueden, los negociadores chinos serán lo menos claro posible, a pesar de que desde el principio se comprometan a cumplir. Ellos nunca le dicen que no a nada, aunque no estén muy seguros de poder cumplir. En esta línea, cobra importancia la red de contactos a nivel alto de gobierno mencionada por Jane Skanderup. Lucen muy interesantes las minas de cobre, mineral que se esta demandando considerablemente, y alcanzo un precio histórico durante el mes de Junio. Podríamos decir: “se buscan minas”, pero hay que hablar de gran cantidad de toneladas al mes, con un precio CIF competitivo en puerto de China. ¿Que se puede importar de China? Todo, por eso hay que ser selectivo, hay una serie de sectores que ya no se deberían tocar. Por ejemplo textil y tecnología. Decantarían mas productos de consumo sencillos, del tipo bolígrafos simples, cuadernos, y por supuesto electrónica, eléctricos del hogar, y los últimos MP4 con un costo muy bajo. En China solo interesan las grandes empresas y no las PyMEs. A los chinos no les interesan ni siquiera sus propias PyMEs. Ellos anhelan fascinar grandes empresas que empleen a miles de trabajadores y que realicen inversiones millonarias. Teniendo en cuenta que todo esta controlado por el gobierno de un país comunista, a las empresas extranjeras se las obliga a unirse en joint venture con empresas estatales, que generalmente viven con enormes falencias financieras. El objeto es que sean saneadas por los nuevos inversores. Una vez funcionando el Joint Venture, el peligro será el rapto de la tecnología, porque la facturación se realizará, a través de empresas paralelas de capital 100% chino. A esta altura podemos decir que los chinos conocen todas las portezuelas. Por ahora ir a China con un proyecto claro y acciones muy limitadas, como la implantación por relocalizacion de plantas productivas y los aprovechamientos de los costos salariales es una opción. No obstante China planea adoptar una nueva ley que busca tomar drásticas medidas contra las fábricas que explotan a los obreros y le otorgará a los sindicatos un poder real desde por primera vez desde 1980, fecha en que se introdujeron las reformas pro mercado. ¿Una oportunidad para las inversiones? - ¿Y la seguridad jurídica, la transparencia o el concepto de país serio con que a los argentinos nos flagelan los antediluvianos y presumidos economistas de manual?

No hay comentarios: