Barra de vídeo 1

Loading...

viernes, 27 de diciembre de 2002

Ambito, Los aportes de la exportación

Por:*
Para: Ámbito
Las Exportaciones:
Los aportes que podrían realizar las exportaciones a las economías de países endeudados como Argentina, paradójicamente son tan indiscutidos, como ignorados en su desarrollo aleatorio. No solamente en Argentina tenemos estos problemas inadmisibles. La mayoría de los ministros latinoamericanos que se desempeñan en el sector público son técnicos formados en universidades de países que no dependen de las exportaciones para equilibrar el saldo de la cuenta corriente de sus balances de pagos. Analizar las exportaciones con enfoque exclusivamente monetario ha sido francamente contraproducente a la luz de los resultados. Retirar el apoyo a la nueva actividad exportadora recortando tasas de interés y reembolsos para estimular la gestión empresaria afectó de una manera mayor el déficit fiscal, lejos de haber aportado mejoras sustanciales a la administración del gasto público. Aplicar impedimentos promocionales a la exportación en Argentina ha sido un deporte de la tecnocracia de turno. Esto demuestra claramente que el BCRA no puede ni debe ser tan independiente como para decidir en contra de la economía en su conjunto. Desde la reforma financiera de 1977, se eliminaron los beneficios que otorgaban las circulares promocionales de crédito. En aquel momento era uno por ciento anual en dólares para la prefinanciación y entre seis y ocho por ciento anual en dólares para la financiación. La pos financiación se realizaba a tasa corriente, es decir sin costo fiscal. Estamos hablando que estas circulares del BCRA financiaban flujos de actividad, ingreso de divisas y empleo. Como consecuencia de su eliminación paulatina desde 1977, con leves interrupciones, el desarrollo de nuevas exportaciones se vio siempre limitado en su potencial.
En este momento repentinamente todos los economistas están de acuerdo, al menos conceptualmente, en que serán las exportaciones las encargadas de aportar beneficios a una economía donde los capitales no fluyen. El problema es que los que coinciden con el enfoque central prevaleciente desde 1977, no saben qué hacer ni como provocar un impulso dinámico. Esa es la cruda realidad y la razón por la cual no exportamos por lo menos el doble de los volúmenes actuales. Sin duda nuestras exportaciones, pueden disparar vigorosamente el crecimiento y contribuir a resolver la catástrofe de la deuda externa. Es la única variable en positivo para generar superávit gemelos, nada ha crecido más este año que los ingresos fiscales provenientes de las retenciones a la exportación. El problema insisto, es que nadie ha propuesto un plan para crear un “boom de exportaciones”. A diario escuchamos que no hay financiamiento para exportar, que se necesitan inversiones que no llegarán por lo menos por cinco años, que no hay vocación empresaria, etcétera. Es ineludible en este y en cualquier tema de política económica trabajar con una decena de restricciones, pero debemos hacerlo. Dice un Proverbio: “El corazón del entendido adquiere sabiduría; y el oído de los sabios la busca”
*Pablo Tigani es autor del libro ARGENJAPAN´S la solución de la deuda y el despegue de la economía

No hay comentarios: