Barra de vídeo 1

Loading...

lunes, 28 de noviembre de 2011

#NOMURA

Los “pibes” de Nomura me dicen textual: la eurozona esta en un actual “declive de mayor pendiente”; por lo tanto la crisis del “euro” se percibe mas probable...chan!

miércoles, 16 de noviembre de 2011

#Argentina opta por disciplina fiscal y freno a fuga de capitales ante crisis


economía 16/11/2011 EFE Natalia Kidd

Buenos Aires, 16 nov (EFE).- Argentina dio hoy nuevas señales de que está dispuesta a una mayor disciplina fiscal con un paso más en el proceso de retirada de los subsidios para estar mejor preparada ante la crisis global después de haber puesto en marcha ya un paquete de medidas para frenar la fuga de capitales.
El Gobierno de la presidenta Cristina Fernández anunció hoy el final de subsidios estatales a grandes empresas productoras de combustibles, biocombustibles, gas natural, aceites y agroquímicos, y a los consumos de servicios públicos en sectores residenciales de altos ingresos.
"En su momento fue necesario que el Estado ayude a todos. Por suerte, gracias al crecimiento, hay sectores que ya no necesitan subvención", dijo el ministro de Economía, Amado Boudou.
Estas medidas equivalen a un ahorro anual para el Estado de 927,2 millones de dólares, a lo que se suma un ahorro de otros 140 millones por recortes de subsidios para empresas petroleras, mineras, aseguradoras, bancos y telefónicas, entre otras, anunciados hace dos semanas.
Los fondos que se ahorrarán representan un 6,5 por ciento del total de los subsidios calculados para este año que alcanzan los 16.400 millones de dólares.
El recorte de los subsidios -cuyo otorgamiento ha sido uno de los rasgos salientes del "modelo" del ex presidente Néstor Kirchner y de su sucesora- era una medida que venían reclamando la oposición y los economistas más ortodoxos frente a un panorama global de crisis donde el ajuste es la receta de moda.
Según el economista Pablo Tigani, de la Fundación Esperanza, tras lograr la reelección por el 54 % de los votos, Fernández optó por "ser levemente pro-mercado", esto es, cuidar los aspectos fiscales, desacelerar el crecimiento de la expansión monetaria, subir las tasas de interés y devaluar unos centavos el peso.
"El Gobierno se está conduciendo con mucha sensatez. Actúa con pragmatismo y prefiere bajar el gasto público, aún sacrificando algún punto de crecimiento económico", dijo a Efe Tigani, para quien la economía argentina crecerá el próximo año entre un 5 y un 6 por ciento, frente a una expansión económica que este año será del 8 por ciento.
Tigani no cree que las empresas afectadas por la supresión de los subsidios puedan trasladar sus mayores costos a los precios al consumidor, generando así mayor inflación, uno de los talones de Aquiles de la economía argentina.
"Los precios en general ya están altos, con lo cual no hay más margen para aumentos si quieren mantener el nivel de ventas. Además, la gente afectada por menores subsidios en el nivel residencial va a tender a cuidarse en el consumo", explicó.
En tanto, en el mercado de cambios la situación parece estar más tranquila a dos semanas de las medidas impuestas por el Gobierno para frenar la fuga de capitales, que en octubre ascendió a 3.800 millones de dólares y que suma unos 70.000 millones de dólares en los últimos cuatro años, según datos de consultoras privadas.
El precio del dólar cerró hoy estable a 4,29 pesos para la venta en casas de cambio y bancos, mientras que en el mercado informal se cotizó en torno a los 4,78 pesos, por debajo de los valores a los que se disparó luego de que el Gobierno dictaminara que las compras de dólares fueran validadas por el Fisco de acuerdo al perfil de cada inversor.
La medida generó desconfianza entre clientes bancarios, que en la primera semana de los nuevos controles retiraron de sus cuentas depósitos por 645 millones de dólares, temerosos ante rumores de "pesificación" de los ahorros en moneda extranjera.
Esa posibilidad ha sido desechada por muchos expertos, que entienden que las reservas por 46.170 millones de dólares del Banco Central le dan suficiente "poder de fuego" para hacer frente a movimientos bruscos en el sistema, donde los depósitos bancarios en dólares suman unos 15.000 millones.
De hecho, la semana pasada, frente la fuerte retirada de depósitos en dólares, el Banco Central flexibilizó los encajes para los depósitos bancarios en divisa estadounidense para dar mayor disponibilidad de billetes a las entidades, una señal que calmó un poco las aguas en el mercado.
"Aun cuando el estrés financiero dominó la escena durante las últimas semanas despertando preocupación en la opinión pública, la situación de los bancos dista de ser alarmante", dijo hoy la consultora Abeceb en un informe. EFE



jueves, 10 de noviembre de 2011

Ataque a la moneda

Los ataques terroristas cambiarios en Argentina nunca se limitaron en sus intentos, ni siquiera ante un gobierno militar. Recuerde como se llevaron puesto a Sigaut y Viola en 1981. Luego en 1985 hicieron volar a Bernardo Grinspun-primer Ministerio de economía de la democracia-, a Juan Vital Sourrouille y así, a cada ministro de economía que la UCR designaba. A todos se les operaban acciones de terrorismo cambiario, aprovechando la debilidad de las reservas y el desequilibrio de las cuentas externas.
Al principio se encresparon contra un “patilludo” populista, en la campaña de 1989. Con Menem tuvimos una híper devaluación y la segunda hiperinflación, donde grandes grupos económicos ganaron fortunas a causa de los shocks cambiarios y monetarios que generaron los asesores de Bunge & Born, que todavía están andan sueltos por el mercado. El terrorismo cambiario que siempre habia sido intimidatorio, se había fagocitado a un gobierno popular antes de empezar, llevando a cabo previamente atentados demoledores.
Para inicios de 1991, un grupo de asesores y comunicadores operadores, alternaban en puestos públicos o eran asesores y gozaban de mucha influencia en el país. Sobre estos últimos descansaría la tarea de los próximos 10 años. Parecía que habían ganado para siempre y, no obstante perdieron, algunos sobreviven.
Mediante estas operaciones anteriores a 1989, en poco tiempo la economía ejercería el control total de la política. Muchos ejercían un culto a la personalidad de Domingo Cavallo, otros reverenciaban la ideología monetarista, y se convertirían en fundamentalistas de mercado. A la par que la influencia ideológica de estos terroristas crecía, sometían a la política en forma extorsiva.
Como táctica, los ataques cambiarios tienen un accionar violento, inclusive en el límite, recuerde que terminamos 2001 con muertos, saqueos y el bloqueo del dinero de la clase media, a través del corralito.
Durante el gobierno de Duhalde en 2002, devaluaciones brutales, con caída del salario y desocupación como nunca. No obstante los ataques cambiarios, no se hicieron esperar con las presidencias Kirchner, pues siempre se fugaron capitales, durante los 2 periodos. Primero los Kirchner eran comunistas, luego ladrones y ahora son "capitalistas de amigos"; la cuestión es que hay que llevarse el dinero afuera. El hostigamiento-de las consultoras del circulo de afinidad a la devaluacion-, al gobierno "K" fue constante, mediante pronósticos agoreros como: "dólar a 15 pesos”, “se cierra el out put gap”, “estalla la hiperinflación”, “colapsan los teléfonos por no aumentar las tarifas”, “volvemos a un default en 2007, 2008, 2009, 2010”; “nos quedaremos sin energía en 2004”, “una quita de la deuda de 70% no será aceptada”, “el FMI no reestructurara la deuda en 2004”, “no conviene pagarle al FMI en 2005", etcétera.
Lo cierto es que antes de los gobiernos Kirchner, cada vez que esta especie de Al Qaeda cambiario tenía éxito, había un shock en Argentina, que nos dejaba sin trabajo. Porque el país se paraba, se suspendían las actividades productivas y hasta inclusive estallaba la híper inflación-en dos ocasiones-.
Mediante este sistema se puso el país de rodillas y al borde de una guerra civil, varias veces; no creo que sea inteligente bajar la guardia. No nos hagamos ilusiones, no nos confiemos, el ejercito de “Al Qaeda cambiario” no ha entregado las armas, ahora mismo está animando a los mercados para que dure la sangría, mientras esperan agazapados su próxima operación.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Pragmatico sesgo peronista

Con un pragmático sesgo peronista, el gobierno anunció un recorte de subsidios a los servicios públicos, eliminando algunos en las tarifas de luz, gas y agua para diferentes sectores.
La medida no incluye suba de tarifas, esto se dejó muy en claro, de modo que no afectara para nada el bolsillo de los consumidores.
El anuncio fue interpretado y trasmitido por la CAM*, como una promesa de ajuste fiscal futura de magnitud. Lo que se ha hecho fue, moderar las expectativas de devaluación que había instalado la propia CAM en los últimos días, existen sectores interesados en una gran devaluación y sus consecuencias. En realidad el gobierno esta demostrando la vocación de ir reduciendo brechas, y de esta manera las necesidades de financiamiento bajan en alrededor de 600 millones de pesos. Probablemente este anuncio ira acompañado por el BCRA con menor emisión monetaria, se registrara una cierta desaceleración de la inflación y disminuirá el ritmo de salida de capitales, al ceder las expectativas de devaluación alentadas. Las estimaciones, en términos de brecha financiera, posterior a las renovaciones automáticas de deuda intra-sector público y los desembolsos de organismos multilaterales, en 2012 estarían alredor de entre diez y doce mil millones de dólares. La ANSES, el BCRA, las reservas, y tal vez algo de financiamiento en los mercados internacionales darían respuesta; y claramente los números del año entrante cerrarían sin demasiadas dificultades.
Hay que entender que, dado que este es un gobierno popular, cualquier corrección y ajuste de precios para suprimir subsidios innecesarios en el futuro, nunca se realizaran de una sola vez-en forma de shock-, sino que se encararan de forma gradual, como un tema de agenda de gestión, y no como un ataque de nervios fundamentalista, a lo cual nos tenían acostumbrados los ministros de economía del pasado.

*CAM: Confrontación Al Modelo

jueves, 3 de noviembre de 2011

Otro #2008?



Ya pasamos por esto, tres años después me siento igual o peor, viendo como este liderazgo mundial esperpéntico ha comenzado a buscar la salida como en 2008. En la reunión anual del Fondo Monetario Internacional de Septiembre, el canciller británico, fijó un plazo de seis semanas para resolver la crisis de deuda soberana que mantiene la eurozona. Esas seis semanas expirarán coincidentemente con los dos días de reunión del grupo #G20 en #Cannes. Se que parece una ironía decir que el plazo no se ha cumplido, pero no se ha cumplido. Grecia está en llamas, con Papandreou como De la Rua en 2001, y Berlusconi como Menem en 1989/90. Los rendimientos de los bonos de la deuda italiana subieron a su nivel más alto desde la creación de la moneda única. Así como el contagio de Lehman se extendió a otros bancos, la complicación se ha extendido desde Grecia a otros miembros vulnerables de la eurozona. Recuerdo que una semana después de la caída de Lehman, empezaron a parecer vulnerables incluso los bancos que habíamos vislumbrado como sanos. Hace unos meses me atreví a hablar de Francia, -prohibido mencionar entre mis colegas-donde el actual aumento de la rentabilidad de los bonos franceses de hoy es alarmante. El semestre trágico posterior a la quiebra de Lehman, se registró el mayor colapso de la actividad económica mundial desde la década de 1930, con una cuasi nacionalización de la banca y auxilio denodado de la producción industrial (GMAC, Ford, Chrysler). La producción nacional de Gran Bretaña cayó 7% y tardo tres años para recuperar el 50% del terreno perdido. El temor comparado con 2008, es que en ese momento las potencias mundiales estaban bien provistas y actuaron unidas. Hoy en día no tienen herramientas y no se ponen de acuerdo. Las tasas de interés de los Bancos Centrales se han reducido hasta el mínimo, sobra liquidez, y las finanzas públicas están en la ruina. Las municiones de "la receta keynesiana light" se están acabando. La falta de acuerdo en los foros relevantes, acerca de lo que debe hacerse, muestra una espectacular falta de liderazgo. Sarkozy, Merkel, Berlusconi y Rodríguez Zapatero están para tirar la toalla o patear el tablero. Si el G20 no aporta nada nuevo, el riesgo es que la recesión se instale de un modo peor que la del semestre trágico. Ha quedado demostrado que la unión monetaria es un concepto desafortunado, que no puede haber “talle único” para todos los países en termino de tasas de interés, porque claramente no ha funcionado. La crisis de la deuda está lejos de terminar, y ha agravado la presión sobre los países periféricos de la eurozona. El sistema bancario sigue siendo disfuncional y el crédito al consumo hoy es escaso y caro. El Reino Unido y #EEUU han sido “un poco” capaces de aliviar la presión sobre sus economías, devaluando sus monedas. #Grecia, Portugal, Italia y España tienen que salir de la zona si quieren imitarlos. El manejo de la crisis de Grecia ha sido decepcionante. La insistente propuesta de austeridad a los problemas de un país pequeño como Grecia ponen de manifiesto la insolencia de Sarkozy y Angela Merkel, quienes se “fumaron” todas las oportunidades, incluyendo la que podría haber aceptado “de movida”, la salida griega del Euro, en lugar de conformarse con salir del paso cada 20 minutos. Ya es tarde para evitar que la eurozona vuelva a caer en recesión, arrastrando al Reino Unido. La única alteración a esta sentencia seria que el Banco Central Europeo salga a comprar bonos italianos agresivamente, pero Alemania no quiere. El G20 necesita la potencia de fuego del Fondo Monetario Internacional para completar con éxito las negociaciones en Cannes, pero el #FMI va a necesitar mucho dinero adicional para ayudar a rescatar a Europa y ser un prestamista de última instancia, más eficaz . De todos modos, los lideres europeos tienen que quemar el fetiche de la austeridad contraproducente, porque ni la economía mundial, ni la de los países esta en condiciones de soportar recortes salvajes de presupuesto.
Esa oportunidad en #Cannes debería ser aprovechada, para apagar el incendio de los indignados por la falta de empleos, la restricción en las condiciones de vida y la creciente brecha entre ricos y pobres. Fuera del halago de Obama a nuestra presidenta, me acabo de enterar que el ambiente de hoy estuvo muy feo y realmente me preocupa que una ocasión como esta pase a la historia, sin pena ni gloria.



#Subsidios para comer en #EEUU

Recuerdo la opulencia de aquellos tiempos (2005-2006) en Chicago, y casi no puedo relacionar las cifras del informe, con los momentos vividos...con aquel envolvente nivel de vida. Sin embargo por el siguiente link, puedo auto referenciarme, esta era mi opinion al respecto. Recuerdo que alguien me dijo en una reunion en Chicago, tu vision es muy latinoamericana, tendras que entender y adaptarte, aqui nunca habra problemas...http://pablotigani.blogspot.com/2006/06/un-disneyworld-propio.html
Hoy el número de estadounidenses que viven en los barrios acosados por la pobreza extrema aumentó en la última década, borrando los avances de la década del 90. Las zonas son cada vez más pobres-más de dos veces más-en los suburbios como en las ciudades. Al menos 2,2 millones de estadounidenses más, un aumento del 33% desde 2000, viven en barrios donde la tasa de pobreza es del 40% o más, según un estudio publicado hoy por Brookings Institution*.
El informe muestra el grado en que los EE.UU. perdió terreno en los esfuerzos para luchar contra la pobreza durante una década, incluyendo la más profunda recesión en siete décadas. El Medio Oeste y el Sur son quienes más se vieron afectados, y sufren pérdida de empleos de manufactura y padecen "la crisis de la vivienda".
Cuando las personas se concentran en barrios muy pobres, se enfrentan a una serie de problemas adicionales como: peores escuelas, menos oportunidades de empleo y mala atencion de la salud.
El informe es una continuacion de la publicación de los datos de la Oficina del Censo en Septiembre, que mostró que el número de personas que viven en la pobreza fue el más alto en los 52 años de estudio-desde que la agencia comenzó a reunir la estadística-. Los ingresos del hogar EE.UU. cayeron a su nivel más bajo en más de la década en 2010 y la pobreza subió a un máximo de 17 años.
Las dificultades económicas y el desempleo serán temas centrales de la campaña presidencial del próximo año, en que habra debates en el Congreso y las legislaturas estatales de los EE.UU., sobre los recortes presupuestarios a los programas diseñados para ayudar a las familias necesitadas.
Este reciente estudio de la Brookings muestra que las zonas de concentración de pobreza se dispararon en más de 1/3 en la última década después de haber disminuido un 29% durante la década del 90. El aumento en el número de personas que viven en estos barrios se compara con una caída del 28% en los años 90.
Mientras son más de 2/3 los estadounidenses que viven en los barrios extremadamente pobres de las zonas urbanas como Chicago y Detroit , en los barrios suburbanos de extrema pobreza aumentó la magnitud en un 37% entre 2000 y 2005, creciemiento más de dos veces más rápido que el 16% de crecimiento en las ciudades. La pobreza extrema se duplicó en el medio oeste de las áreas metropolitanas entre 2000 y el período de 2005-2009 y aumentó 1/3 en el sur, según el informe. Desde que la recesión terminó-Junio de 2009-, la tasa de desempleo EE.UU. tiene un promedio de 9,5%, casi el doble de la tasa de la década anterior al inicio de la recesión. El número de estadounidenses que reciben cupones de alimentos se elevó a un récord de 45,8 millones en Agosto.
*La Institución Brookings es una organización sin fines de lucro de política pública con sede en Washington, DC. Su misión es llevar a cabo informes de alta calidad, independientes; y sobre la base de profundas investigaciones, y formular recomendaciones innovadoras y prácticas que promueven tres grandes objetivos:
•Fortalecimiento de la democracia estadounidense
•Fomentar el bienestar económico y social, seguridad y oportunidades de todos los estadounidenses.
•Asegurar una sociedad más abierta, el sistema internacional seguro, próspero y cooperativo.