Barra de vídeo 1

Loading...

martes, 30 de diciembre de 2008

Soluciones que contienen el germen de la próxima crisis


El gobierno de George W. Bush sobre reaccionó con el salvataje generalizado, y también seguirá sobre reaccionando Barack Obama, al ver que la crisis no merma en el tiempo que los estadounidenses lo desean. El TARP y toda esa andanada de decisiones tomadas al borde del pánico por el Tesoro, la FED y distintas agencias gubernamentales, que se han hecho y se seguirán haciendo arrebatadamente para sostener la economía, serán contraproducentes a partir del 2010.
Las apariciones televisivas de Bush diciendo que todo va a ir mejorando no han traído tranquilidad a la población, que perdió la confianza. La gente que votó a Bush dos veces por el Partido Republicano, desconfió del candidato Mc Cain por carácter transitivo y, provocó "la sublevación de las urnas", teniendo en cuenta el significado y las connotaciones que tiene el perfil del presidente electo.
La industria del automóvil, asistida recientemente con 17 mil millones de dólares de los contribuyentes, está gravemente herida. La industria de la construcción, las inmobiliarias y los mortgages (español: hipotecas) continuarán cayendo. Las existencias de auto partes se amontonan y, las ventas caerán aún más drásticamente en 2009. Casi todos los indicadores económicos del año entrante tendrán un continente opaco y deslucido, cuando no apremiante.
No existen en EE UU ni en el mundo inversiones atractivas y confiables, ni siquiera el oro- refugio milenario-es seguro. El nivel de desaceleración económica y la falta de liquidez no ofrecen seguridad a la hora de preservar ahorros con rendimientos relevantes en metales preciosos. Por el contrario, en algún momento los actuales precios podrían caer en forma vertiginosa, como ya lo ha hecho el petróleo.
En los Estados Unidos habrá un repentino desplazamiento de las inversiones hacia los sectores rurales. El precio de los terrenos aptos para la actividad agrícola dentro de las 100 millas adyacentes a las ciudades, se incrementará rápidamente y, tal vez esa sea esta la próxima burbuja que algunos están tratando de adivinar. Muchas familias como las de Detroit dejarán sus ciudades con la ilusión de reinventarse en “la Familia Ingalls”. Una vuelta a la granja proporciona una alternativa de bienestar e ingresos, teniendo en cuenta el futuro de los alimentos en la economía mundial.
Con las cesantías que trae el down sizing “a la estadounidense” (inglés: bajar tamaño) y, teniendo a la vista los desbarajustes que han hecho los ejecutivos de alto rango, no existe probabilidad cero, que muchos directivos terminen en la calle.
¿Llegarán las huelgas a los Estados Unidos?
Los líderes sindicales de los países desarrollados no están preparados para traer soluciones a sus representados y, los trabajadores no están acostumbrados a afiliarse a las uniones de trabajadores para defender sus derechos y generar equilibrios conducentes, lo cual puede generar desbordes. Los trabajadores despedidos, luego del periodo de ayuda por desempleo no podrán mantenerse sin trabajo. Por esa razón los sindicatos existentes recibirán duras presiones de los afiliados para obtener reivindicaciones y, del gobierno para impedir que vayan a la huelga. A partir de una futura aparente recuperación de esta crisis, los problemas serán nuevos.

El boom que atrajo la ruina

A partir de la década del 90 se han vivido años de constante crecimiento del PBI sin mejorar la vida de la población, en forma consistente con una distribución justa del ingreso. Los ciudadanos de los países ricos gastaron sin reservas los dividendos de la bonanza. Las ventas de casas, automóviles e indumentaria, batieron todos los récords de la historia moderna. La deuda como recurso y aliento al consumo se ha establecido en las familias, y se ha vuelto incontrolable, a juzgar por los impagos que vienen creciendo de manera exponencial. A causa de la restricción del crédito (ing.: credit crunch) que generó desconfianza entre los propios bancos, mas la ola de individuos incobrables que ya no gastan por impedimento, no por virtud; el gobierno apela todavía a estímulos para que la gente siga gastando y endeudándose.
Con este panorama, en los próximos 5 años hemos de conocer la quiebra de algunas de las principales y más populares empresas y entidades financieras estadounidenses, incluyendo las compañías de tarjetas de crédito; que han de seguir teniendo enormes dificultades para recuperar los préstamos de consumo. Los titulares de deudas, imposibilitados de saldar sus compromisos llevarán a las entidades prestatarias al borde de la anarquía. Miles de negocios en Estados Unidos irán a la quiebra y otros miles cerrarán sus puertas. Habrá un sinnúmero de fusiones y adquisiciones que evitarán el colapso absoluto.
Con respecto al consumo, la restricción del crédito desencadenó una ola de incertidumbre y de temor, que ha hecho que aquellos que tienen liquidez la atesoren como reserva para los tiempos que intuyen venir.

Desconcierto económico internacional

En 2008, la mayor parte del mundo fue sorprendida por la crisis financiera estadounidense, que ha producido un enorme desconcierto económico de alcance mundial. La recesión instalada es de tal magnitud que aunque se revirtiera la tendencia en 2010, en forma temporal; habrá de afectar el estilo de vida de todos los ciudadanos de Estados Unidos y el resto del mundo.
Las monedas más sólidas del mundo han experimentado una volatilidad fenomenal y, se encaminan hacia grandes dificultades. Simultáneamente afectarán las monedas del resto de los países, cuyas reservas se atesoran en formidables cantidades de dinero estadounidense y europeo; países como Japón, China, Corea e India se van a ver en grandes dificultades también. Los países árabes generalmente productores de petróleo quedarán también perjudicados de modo específico. Sus excedentes están en monedas vulnerables, depositados o invertidos en bancos y fondos de inversión recelados de insolvencia; mientras la caída del precio de la energía es consistente con una feroz recesión.
A partir de 2010, si los indicadores comienzan a mejorar, nos esperan varios años de incremento en los precios, cargados de desorden monetario y desasosiego. La evolución de los precios relativos, posterior al salvataje generalizado (inglés.: bailouts) escalará en espiral por efecto de la expansión monetaria. Ningún economista monetarista habla de esto, porque sus soluciones para hoy no incluyen los contenidos que se están aplicando (heterodoxia), pero tampoco pueden confrontar esta enorme desprolijidad monetaria y fiscal mundial, porque no existe otra salida para este tipo de situaciones. Por lo tanto los economistas, en general no pueden explicar el desarrollo futuro de la crisis internacional, ni las consecuencias que la aversión al riesgo provocará, como nunca antes se viera, a partir de la globalización de los mercados.
Los breves 4 años de enmascarada bonanza mundial-2003 y 2007-han sido en cifras, los más prósperos de la historia de la humanidad, pero asimismo el preludio de la temible recesión instalada.

lunes, 29 de diciembre de 2008

Desinformar, un deporte agresivo

TEXTUAL: extraído de la Web de un periódico el 29 de Diciembre de 2008.

"Ventas de shopping tuvieron el menor crecimiento en dos años"

Las ventas de los centros de compra subieron un 5 por ciento interanual en noviembre, informó el INDEC, en su menor crecimiento de los últimos dos años a consecuencia de la crisis internacional y de las dificultades internas. Las ventas ya se habían frenado en octubre, cuando registraron una mejora del 8,5 por ciento, muy lejos del alza del 21,1 por ciento alcanzada en septiembre. El enfriamiento de la economía se viene reflejando en otros indicadores en los últimos meses, como la actividad industrial y la construcción. En noviembre del 2006, las ventas de los centros de compras habían crecido un 4,3 por ciento interanual.
La facturación, que incluye las variaciones de precios, totalizó 586,5 millones de pesos en noviembre, con un alza del 14,2 por ciento interanual y una inflación implícita en los "shopping centers" del 3,1 por ciento, según el informe del INDEC.


N de la R: Cuando uno lee el título, si lo hace rápido y pasa a otro tema; puede recibir una triste impresión en su interior. ¡Qué bajón!...Si uno lee la noticia completa mas abajo, seguro que va a alegrarse:
En el mes de Noviembre pasado-2008-, a pesar de la catástrofe recesiva que está asolando a los países desarrollados, la venta en shoppings de Argentina creció un 5% comparado con el excelente Noviembre del año 2007. ¡Es una bonita noticia!
Véase como el énfasis está acentuado en que es el menor crecimiento (no caída) de los últimos años (años donde la Argentina creció casi como China, los 6 mejores años en 107 años de historia reciente). Luego dice: Las ventas ya se habían frenado en Octubre cuando crecieron 8,5%.-¿¿¿Perdón???-
Lea otra vez y saque sus conclusiones.

martes, 23 de diciembre de 2008

Merry Christmas 'n Happy New Year?

El sistema financiero estadounidense no deja de sorprendernos. El rescate de Citigroup, es equivalente al 47% del bailout –salvataje-votado por el Congreso para todo el sistema financiero. Es obvio que los 300 mil millones adicionales a los 36 mil líquidos se otorgaron en garantías y, no implican movimiento de efectivo hoy; pero si Citigroup no paga, sucederá que una ejecución de las garantías inyectará de golpe la totalidad de esa suma, que por ahora representa un pasivo contingente.
La economía real entró en una etapa de recesión y aumento de desempleo “registrado”, como veremos más adelante.
El sospechoso cambio de enfoque del TARP* anunciado por el secretario Henry Paulson, acerca de que no se comprarían activos tóxicos, y la incertidumbre creada sobre la utilización del segundo tramo de dicho paquete, generaron alzas y bajas de precio de la acción de Citigroup que en los picos podría haber multiplicado a consuetudinarios millonarios que se permitirían especular con “inside information”, difícil de probar. Recuerde que el secretario Paulson es un ex CEO del Banco de Inversiones Goldman Sachs, poseedor de una fortuna personal de 700 millones de dólares.
El paquete lanzado por la FED de u$s 800 millones para apoyar créditos al consumo, comprar obligaciones y activos respaldados por hipotecas de las grandes instituciones hipotecarias y, una serie de anuncios de Barack Obama fueron muy bien recibidos y permitieron concretar la recuperación del precio de la acción de Citigroup. Esto es lisa y llanamente “discrecionalidad”, y se salvan los funcionarios de la administración Bush, de no tener a una Lilita Carrió, quien como denunciante profesional, hubiese tenido mucha tela para cortar.
Los mercados reaccionaron positivamente ante la presentación del equipo económico que acompañará la gestión de Obama. Esto me hizo recordar la designación de los ministros de Fernando De la Rua-obviamente en un “menos de lo mismo”-.
Conversando con estadounidenses esta misma semana, me decían que el equipo económico está compuesto por profesionales muy respetados por algunos, e identificados como responsables del fracaso de Bush por otros. Estos últimos son quienes argumentan que a Bush le dejaron “una papa caliente”, los “Clinton Boys”. Ellos además, son los responsables del Consenso de Washington, que primero generaría “Los Felices 90”-libro de Joseph Stiglitz- y luego detonaría en algún momento del futuro.
La FED redujo la tasa de referencia desde 1% a un intervalo de 0.0% a 0.25% anual, logrando el nivel más bajo de la historia.
Luego de esta serie de estímulos y la aprobación del “automaker bailout”-salvataje a las automotrices-, el Dow Jones sigue alrededor de los 8.500 puntos, inamovible. No es que haya un clima de menor incertidumbre en la estabilidad, sino por el contrario, una expectativa incierta acerca de cuan efectivas serán las medidas para un eventual despegue. Las mismas medidas, en otros tiempos hubieran generado una euforia, que hubiese recuperado el DJ a por lo menos 11.000/12.000 puntos.
Las tasas que pagan las empresas de primera línea en los EE UU, aún se parecen mas a las tasas de países emergentes, que a las tasas de empresas estadounidenses. No obstante las tasas más moderadas esta semana, se observa un insignificante aumento del crédito bancario al comercio y la industria, desde u$s 1,502 millones en Agosto a u$s 1,606 millones en Noviembre y, esto no compensó la fuerte caída de la emisión de “commercial papers” de u$s 802 millones a u$s 676 millones que bajó u$s 126 millones, es decir 15.7%, en el mismo período.
Concretamente, los datos de EE.UU. resultan cada vez más preocupantes. En Noviembre se malograron 533,000 empleos en el sector no agrícola, esto representa el recorte mensual más
alto desde 1982, con lo cual la destrucción de puestos de trabajo alcanza a 1,9 millones desde comienzos de 2008. Las solicitudes iniciales de seguro de desempleo en la segunda semana de
Diciembre alcanzaron los 573,000 formularios, que también es un nivel récord en los últimos 20 años. Las ventas minoristas en Noviembre cayeron 1.8% con referencia a Octubre, acumulando una contracción de alrededor de 7% en los últimos 4 meses. La venta de autos y camionetas bajó 3.8% en Noviembre, acumulando en 11 meses una substancial contracción de 37%. La producción industrial en Noviembre declinó 0.7%, con lo cual acumula un declive de 4.7% en los últimos 4 meses. La venta de casas nuevas se redujo 40.1% en los últimos 12 meses. El volumen de exportaciones de bienes y servicios se contrajo 9% sumando Septiembre y Octubre, lo mismo que el volumen de las importaciones, donde excluyendo el petróleo cayó 4.4% en el mismo período.
Estas señales tan negativas del nivel de actividad en Octubre y Noviembre, llevan a estimar que el PBI de Estados Unidos en el cuarto trimestre de 2008 podría contraerse 6% con referencia al tercer trimestre anualizado, luego de una baja de 0.5% en el tercer trimestre.
Resulta cada vez más probable que el cuadro recesivo estadounidense se mantenga hasta 2010, con lo cual el año que viene se registraría una caída del hasta 2% del PBI, en el país que por sí mismo explica el 25% de la tasa de crecimiento mundial en forma directa, y hasta el 45% en forma indirecta.

*TARP: Troubled Assets Relief Program. Es una abreviatura del Programa de Alivio de Activos Turbulentos que otorgó el Congreso Estadounidense, un plan de rescate de $ 700 mil millones de dólares.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Las intenciones son buenas

Luego de 78 meses de expansión económica a tasas chinas, la Argentina enfrenta una importante y lógica desaceleración de la actividad económica, en lo que a si misma se refiere. Los ciclos de la economía son expansivos y contractivos. No obstante la crisis financiera internacional es la causante central del fuerte cambio de escenario, que lejos de obedecer a factores domésticos, padece una involuntaria contracción emanada de un enorme shock exógeno.
La crisis internacional, estaría reemplazando desde hace unos meses, “el enfriamiento” que pedían los economistas temerosos de las altas tasas de crecimiento. De hecho, justo antes de que recrudeciera la crisis mundial, hasta principios de agosto último, esta era la conversación, de todo el arco opositor al oficialismo. Es decir, casi todos los no oficialistas. Reconocida la fecha de comienzo de la recesión oficial en EE UU (Diciembre de 2007), ahora entendemos la sobresaliente fuga de capitales que se había instalado en niveles irracionales, y el insólito ascendente nivel de riesgo país.
Con una economía que se desacelera más de la cuenta desde octubre, el PBI bajará considerablemente en el cuarto trimestre de este año.
Frente al creciente desbarajuste del cuadro internacional, el Gobierno ha incorporado un plan para impulsar la demanda agregada. En la última semana se incorporaron además, líneas de crédito a tasas subsidiadas. Son varias las razones que nos hacen ver un panorama controlado “en el margen”, al implementar las nuevas medidas crediticias para impulsar el gasto agregado, fundamentalmente porque por fin se aplica un criterio o idea directriz al crédito y no una expansión general del stock total del mismo. Pero más allá de los efectos de corto plazo, lo cierto es
que las medidas que impulsa el Gobierno tienen efectos que permitirán aguantar hasta que amaine la tormenta, si es que esto ocurre a principios de 2010. Digo si no siguen saliendo muertos desde adentro del ropero, porque con tantas mentiras y cuestiones ocultas, no terminamos nunca de saber como sigue este “western”.
Con la eliminación del sistema privado de jubilaciones se fortaleció la solvencia fiscal intertemporal del sector público y se dio un duro golpe a las versiones agoreras del mercado y las calificadoras de crédito. Ahora será el gobierno quien dirija con eficacia hacia donde se destina ese tercio del crédito que provenía de las AFJP, en forma consistente con el creciente intervencionismo estatal aplicado al mercado crediticio por todos los países serios del mundo. Todo apunta a impedir que crezcan las distorsiones en la asignación del crédito que estaba volcado exclusivamente al consumo, lo cual tiende a reducir la tasa de crecimiento potencial de la economía a mediano y largo plazo, por falta de financiamiento atractivo para la inversión.
Las intenciones son buenas.

domingo, 14 de diciembre de 2008

Sirvan a su país, por favor

María Servini de Cubría, pidió la captura de tres ex directores de los bancos Dresdner Bank, JP Morgan y Credit Suisse, en una causa que investiga una millonaria fuga de capitales que perjudicó a inversores de Argentina y Uruguay. La jueza dictó la medida contra los funcionarios de Bancos considerados como los más serios por el establishment, los falsos gurues y analistas políticos más escuchados no abren sus bocas para hablar de estos temas. Hablamos de funcionarios de JP Morgan, Dresdner Bank y Credit Suisse. Reputados banqueros que no se presentan para declarar en la causa por "asociación ilícita" y "administración fraudulenta", desde hace casi siete años.
En otro orden de cosas, las filiales de la súper seria compañía Siemens en Venezuela y Argentina admitieron haber practicado cohecho con funcionarios de ambos países a cambio de contratos, según documentos judiciales de la condena a la empresa alemana en Estados Unidos. La filial argentina admitió que hizo importantes pagos a varios funcionarios a cambio de un favor por el famoso proyecto del documento nacional de identidad, estimado en 1.000 millones de dólares. Siemens admitió que desde que comenzó a cotizar en la bolsa de Nueva York, pagó unos 31,000 millones de dólares en sobornos a funcionarios argentinos... Esos pagos fueron imputados inadecuadamente como "gastos de consultoría". -¿SE DA CUENTA AMIGO PORQUE HAY CONSULTORES RICOS?-Porque interceden ante las autoridades para estas cosas, no porque hacen buenos análisis o pronósticos. Ahora los alemanes tendrán que pagar una multa de 500.000 dólares, pero es una ganga para el corrupción que han promovido. Según los documentos judiciales, acordaron una cifra baja porque el cálculo de la multa es muy complicado de ponderar en términos de la responsabilidad de la casa matriz y de una filial, es decir a lo mejor siguen coimeando para pagar multas bajas. Más de 800 millones de dólares de multa se pagarán en Estados Unidos, 450 millones fueron impuestos por el Departamento de Justicia y otros 350 millones por la Comisión Nacional de Valores (SEC).
Porque no se sacan la careta los comunicadores, los medios en que escriben los economistas y analistas políticos que les atienden, o mejor dicho le hacen lobby a cambio de honorarios, envenenando a los ciudadanos que leen sus artículos con mentiras.- ¿Por qué no se dejarán de engañar a la gente sirviendo como cómplices de estos verdaderos delincuentes por dinero, y no empiezan a servir a la Nación y entender que hay un Dios?

viernes, 12 de diciembre de 2008

"Ladronegocios y delincuentepreneur"

La creciente complejidad de la crisis de los mercados dejará afuera a muchos veteranos codiciosos de ganancias deshonestas y frustrará los anhelos de una multitud de discípulos adoradores del dinero. La prisión de Bernard Madoff, el mitológico operador de Wall Street, con setenta años de edad es bochornosa. Este septuagenario que realizó un fraude por 50.000 millones de dólares-o el equivalente a más de 3 veces el bailout para salvar de la quiebra a FORD, GMAC y CHRYSLER-, ratifica a la sazón, que tanto la elite financiera, como el entorno desregulador y sin controles de los países más desarrollados del mundo se tornó indefendible. El sistema fue funcional a la bellaquería de Madoff, porque el fraude fue ocultado dentro del descontrol generalizado, la burbuja, y la codicia que alberga y estimula el sistema financiero.
El 53% de los clientes de Madoff eran hedge funds, bancos e inversores de inmensas fortunas personales. El nivel de apalancamiento involucrado es altísimo, por lo cual el final es abierto. Increíble, 48 años en el sistema financiero, una empresa con pergaminos, expertise; pilotada por un verdadero “delincuentepreneur” que también ocupó la presidencia de la bolsa electrónica Nasdaq. Un hombre influyente entre los corredores del mercado, abre otra gran “Caja de Pandora”.
De aquí en adelante, la catástrofe que podría provocar una corrida de clientes histéricos de empresas colegas, que de pronto se identifiquen con los damnificados, puede ser dramática. Si salen todos los inversores juntos hacia la ventanilla para retirar los fondos de estas verdaderas verdulerías financieras-con perdón de las verdulerías-, la explosión puede ser enloquecedora. Sobretodo si como en el caso Madoff, resulta que el dinero invertido que desean retirar, ya no existe.
Este es el resultado de la extraordinaria invención de la teoría que humildemente he denominado: “Libertad para estafar”-no confundir con "Libertad para elegir"; donde el que maneja el dinero no rinde cuentas a los accionistas, al gobierno, ni a ninguna otra entidad. Triste final de la utopía inspiradora del suceso "delincuentrepreneur”, que propongo como monografía para los famosos “casos de Harvard”, o la creación de una revista sobre “ladronegocios”.

jueves, 4 de diciembre de 2008

"Del viento de cola al tornado de frente"

La expeditiva reacción del Poder Ejecutivo frente a una economía que empieza a sentir los efectos de la crisis internacional, es una buena noticia. Hoy jueves se difundió un conjunto de medidas tendientes a amortiguar la desaceleración del nivel de actividad y el empleo que comenzó a sentirse en el bimestre octubre/noviembre, con retrocesos en la producción industrial, caída en los despachos de cemento, reducción del consumo y ventas en shoppings, caída de las ventas de automóviles y las importaciones. Afortunadamente las exportaciones en volúmenes cayeron menos, un 7% comparando octubre de 2008 versus el mismo mes de 2007. La demanda de empleo por parte de las empresas en Capital Federal y Gran Buenos Aires retrocede un 8% en noviembre, sumando a la caída de 6% de octubre. La recaudación tributaria en noviembre, fue de $21,600 millones, $2,600 menos que en octubre.
Frente a una importante desaceleración de la actividad económica, reflejada en parte por la desanimada recaudación, el Poder Ejecutivo lanza un paquete expansivo para estimular el gasto agregado, a la “sante” de quienes pedían el enfriamiento de la economía, hasta el mes de Agosto.
En este contexto el Gobierno lanzó un importante “paquete” de medidas que incluyen: un plan de obra pública por $71,000 millones; una vasta moratoria impositiva, blanqueo de capitales, y hoy anunció líneas de créditos a bajas tasas de interés, por $13,000 millones para fomentar el consumo, la producción y la prefinanciación de exportaciones. Para el campo se rebaja 5% las alícuotas de los derechos de exportación para maíz y trigo, a lo que se agrega el lanzamiento de los programas Trigo Plus y Maíz Plus.
El paquete de medidas incluía desde la semana pasada medidas tendientes a afianzar los niveles de empleo, con condonaciones de deudas por falta de aportes, reducción de las contribuciones patronales y otras ventajas adicionales.
En mi opinión, el P.E. lanzó un plan integral y coherente, consistente con las necesidades de la hora, tomando medidas que se inscriben en la orientación apropiada.
A pesar de hacer el gobierno todo lo posible y adecuado para evitar la recesión importada, lo más probable es que el plan sea menos contundente que la virulencia que está tomando la crisis mundial, a juzgar por las noticias que día a día nos despiertan desde el norte, donde hoy vuelve a caer la bolsa de Nueva York 3%.
La recesión que blanqueó EE UU en estos días, lleva 12 meses continuos, y provocó en nuestros país una fuga de capitales por valor de u$s 25,000 millones en solo 4 trimestres.
Si bien las tasas de crecimiento de Argentina, en parte fueron asistidas por el famoso “viento de cola”; la desaceleración de la actividad económica viene activada por un impetuoso “tornado de frente”.

El costo de la excomunión de Wall Street

Fuertes anuncios: líneas de préstamos al consumo por $ 3,500 millones, créditos prendarios para la adquisición del primer cero kilómetro por $3,100 millones , $650 millones para la compra de vehículos utilitarios y camiones; $1,250 para prefinanciación de exportaciones industriales; $1,700 millones para prefinanciación de exportaciones y capital de trabajo para el sector agropecuario; apoyo crediticio por $3,000 millones para prefinanciación de exportaciones y capital de trabajo de las PyMES; medidas específicas para los frigoríficos y productores tamberos, puesta en marcha de los programas “Trigo Plus” y “Maíz Plus”, que reducirá 1% el nivel de retenciones a las exportaciones por cada millón de toneladas de incremento de la producción por sobre el promedio de los últimos años; concurren como parte complementaria a los anuncios realizados la semana pasada, integrando así un plan completo para enfrentar “la crisis del jazz”.
La moratoria anunciada la semana anterior resultará efectiva considerando que las empresas venían postergando la solución de la informalidad durante los años pasados, y ya les resultaba peligroso mantener la situación, sin exponerse a penalidades de los organismos de recaudación pertinentes.
Las medidas laborales, también han sido bienvenidas por los empresarios y trabajadores porque apuntan a mantener el nivel de empleo, al computar los pagos de contribuciones patronales como crédito fiscal a cuenta de IVA.
La baja de retenciones al campo no bajará los tradicionales reclamos sectoriales, pero estará orientada en la dirección correcta, y removidas que sean las limitaciones vigentes para exportar, surtirán efectos, mas allá de los rezongos.
Con respecto a los créditos anunciados hoy, lo más relevante, es que ahora será el gobierno quien determine a quién le asignan los recursos, y entonces será imposible que los bancos se sienten encima de los depósitos, sin correr riesgos, como lo hicieron hasta el presente.
Un mayor gasto público se va a sumar a un impulso al consumo, piloteado por el gobierno, en un contexto local muy difícil, infundido por una crisis internacional sin precedentes.
Sin duda la política fiscal se tornará expansiva y tendrá efectos positivos sobre la demanda agregada, pero siempre considerando que nos encontramos en el contexto de una catástrofe mundial. La expansión del gasto público más el impulso al crédito va a contrarrestrar en parte el efecto negativo de la caída del gasto privado derivado de la crisis mundial. En este escenario, la economía argentina podría crecer menos que el 4/5% que estaba previsto antes de la quiebra de Lehman Brothers y el desbarajuste de los Bancos Estadounidenses, pero podrá hacerlo alrededor del 3%. De todos modos diversos factores podrían llevar a una caída del consumo y la inversión mayor a la que actualmente estamos asistiendo. La mayor incertidumbre mundial, producto de las malas noticias diarias de los Estados Unidos y Europa, inducen al mundo entero a consumir menos, y esto hace que la inversión privada pueda disminuir por la caída del financiamiento o “credit crunch” mundial. A nivel local, si consideramos que la suba del ahorro doméstico puede ser menor que la fuga de capitales, esto haría caer el ahorro interno, principal fuente de financiación de la inversión Argentina, un país eliminado del financiamiento internacional, excomulgado desde hace ocho años de las santuarios financieros de Wall Street.

La repatriación de capitales es inmoral, la fuga ¿es moral?


No cabe la menor duda que la responsabilidad moral de los profesionales debiera ser puesta en tela de juicio cuando se habla solamente de la “repatriación de los capitales”, sin hablar de la “fuga de capitales” previa, que genera la necesidad de persuadirlos a regresar.
Durante el transcurso de los últimos 35 años la sociedad argentina ha asistido impasible a una fuga de capitales que se convirtió en “el deporte preferido” de ricos y famosos, y capitales golondrina.
Mi motivación para escribir estas líneas reside en descubrir el entramado de estas “malas prácticas”, y a la vez llamar a la reflexión a la ciudadanía. NO para defender una medida “extraordinaria” que propone el gobierno, que considero MUY INJUSTA, pero que se origina como respuesta a una crisis financiera internacional inédita, en un país castigado y aislado del financiamiento, cuyos capitales en el exterior equivalen a la totalidad de su deuda externa.
-¿Cómo es posible que los portavoces de la queja, mayormente quienes nunca levantaron su frecuencia para acusar a los evasores de divisas, y además en oportunidades los alentaron; ahora levanten su voz para criticar la inmoralidad de la repatriación de capitales, sin que nadie se de cuenta? Resulta por lo menos sospechoso que aquellos irreprochables catequistas que aman un país sin inversiones nacionales, y no desean la recreación de una burguesía argentina; en cambio se desvivieron por un país rendido a las inversiones especulativas.
La protesta por este proyecto que se envió al Congreso, es de quienes tampoco aceptan una economía que se ocupe de los problemas sociales. La economía del “haz lo que te plazca” que prevaleció por mucho tiempo en el mundo; hoy requiere intervención y medidas extraordinarias para enfrentar la crisis. Generar inversiones para asegurar el crecimiento a largo plazo y distribuir los recursos creados en una nación, es trabajo de los gobernantes. Construir una economía atrayendo inversiones en un país que ha sido victima de la fuga de 125 mil millones de dólares, antes de la era K (Kirchner), es una tarea insoslayable. Es también trabajo de los profesionales que aman la verdad, generar un nivel de conciencia imprescindible que nos permita entender el momento histórico que estamos viviendo, sabiendo que no hay un punto de retorno al oportunismo especulativo, que fuera funcional a la fuga previa de los capitales que se espera repatriar.